×
×
Red Internacional

Industria automotriz. Elecciones en General Motors Silao: ¿existe una alternativa a la CTM?

Desde Izquierda Diario hemos seguido con atención la votación por la titularidad del contrato colectivo de trabajo en General Motors Silao se realizará en febrero próximo. Pero esta se dará en medio de una gran confusión sobre cómo ir hacia adelante después de NO contra la CTM en agosto pasado. Es un hecho de importantes consecuencias.

Jueves 20 de enero | 00:15

Después del rechazo mayoritario en agosto pasado a que el sindicato cetemista “Miguel Trujillo” siguiera manteniendo la titularidad del CCT, las direcciones sindicales juegan sus cartas para disputarse dicho contrato.

Por un lado, se formó un frente de sindicatos cetemistas (incluso de la también traidora CROC), en un intento por evitar que ese descontento de la base trabajadora se fortalezca y, la conciencia de las y los trabajadores avance un paso importante en la lucha por sacudirse las cadenas de la dirección cómplice de los patrones.

Para el senador priísta y dirigente de la CTM en la región, Tereso Medina, significaría perder un importante bastión de charrismo sindical en la industria automotriz del Bajío (además de las millonarias cuotas que le reditúa el control de más de 6 mil sindicalizadxs).

Para ello, cuentan con todo el apoyo de la CTM a nivel nacional, pero sobre todo de los patrones a los que sirven para que se mantenga sus ganancias a costillas de la sobre explotación de las y los trabajadores.

Esto se está mostrando con las marrullerías con las que estos sindicatos están consiguiendo la cantidad de firmas requeridas para registrarse como contendientes por la titularidad del CCT. O como lo expresa que el surgido de la nada, sindicato Felipe Carrillo Puerto, haya conseguido “milagrosamente” la cantidad de firmas requeridas sin haber hablado con ningún trabajador.

Haciendo cuentas estrictas, no dan los números para que esos sindicatos hayan recabado dos mil firmas, ya que legalmente no se puede firmar dos veces. Desde aquí, podemos vaticinar que estas son unas elecciones anticipadamente fraudulentas.

Otro contendiente es el SINTTIA, cuyo discurso antiburocrático está lleno de promesas generales y ambigüedades en cuanto a qué tipo de contrato colectivo debe aspirarse en la planta, así como a los estatutos que debe regir la vida sindical. Para empezar, cometió un error burocrático al no consultar a la base para la elección de su ya nombrado Comité Ejecutivo, presentándolo como un hecho consumado. Es decir, negó la oportunidad a la base de decidir sobre esa dirección sindical.

El escenario político previo a la votación

La disputa por el contrato colectivo de trabajo en General Motors Silao, debe entenderse como la posibilidad de que la base trabajadora dé un salto en su conciencia (ubicando la relación entre los dirigentes traidores, la empresa y el gobierno, que defienden los intereses patronales). Pero también es una oportunidad para que los sindicatos cetemistas se recupere para evitar más adelante otra sorpresa como el NO de agosto pasado.

Lamentablemente, se llega a este escenario con mucha confusión entre la base sobre quién votar; y con un desconocimiento de las propuestas concretas para cambiar, tanto la vida sindical, como las condiciones laborales de las y los sindicalizados.

Te puede interesar: Quién es quién en General Motors Silao.Estos son los sindicatos que pretenden mantener el control en GM Silao

Además, se presentan cuatro sindicatos a las elecciones, donde, en lugar de optar por organizar el descontento para echar a los charros y recuperar el sindicato para volverlo una gran herramienta de lucha en manos de las y los trabajadores, un sector opositor prefirió contribuir a la fragmentación de la fuerza sindical, al crear un sindicato más: el SINTTIA. Esto debilita la unidad obrera y le permite a la empresa acallar todo reclamo.

Sin embargo, la “alternativa” que supone ser un autollamado sindicato independiente, no es garantía de luchar por la democracia sindical, ni de combatividad, y mucho menos de independencia como se ha mostrado en los momentos posteriores al voto del NO.

Desde ya que, antes de señalar los objetivos poco claros de este sindicato y su relación con organismos sindicales burocráticos que defienden la estabilidad laboral en las grandes empresas extranjeras (transnacionales), como la proimperialista AFL-CIO que en Estados Unidos hizo campaña por el racista Donald Trump, hay que remarcar que, el principal enemigo de las y los trabajadores en GM Silao, es la traidora burocracia sindical cetemista (a la que ahora se suma la CROC).

Pero tampoco se puede ocultar que la FESIIAAAN, que pretende absorber a GM Silao, no será una representación que enfrente a la patronal en la defensa de los derechos obreros, ni que no pactaría con la empresa para no afectar sus ganancias. Ya los sindicatos de la FESIIAAAN, en su conferencia de prensa en Aguascalientes en diciembre pasado, aceptaron como algo normal los pagos técnicos que disminuyen los sueldos de las y los trabajadores, afectando su economía familiar.

[email protected] [email protected] saben que, la dirección de uno de los sindicatos “independientes” pertenecientes a la FESIIAAAN, el Sindicato Independiente de Trabajadores de Audi (SITAUDI) encabezado por el burócrata César Orta Briones, se alió a la patronal para despedir trabajadores en esa empresa, sobre todo a quienes proponían luchar por democratizar ese sindicato. Es decir, que actúan al mismo estilo que la CTM (incluso la base del SITAUDI no fue consultada cuando el sindicato fue integrado a la FESIIAAAN).

Sin embargo, el SINTTIA, por órdenes de su asesor el CILAS (Centro de Investigación Laboral y Asesoría sindical) y de la FESIIAAAN, callaron ante este lamentable hecho. Esto muestra que no es ni democrático ni independiente.

El SINTTIA debería romper la dependencia del CILAS y la FESIIAAAN (la proimperialista AFL-CIO) y su política antiobrera, si en realidad quieren mostrarse diferentes a las direcciones sindicales que ha habido en General Motors Silao.

Estas elecciones muestran la necesidad de construir una alternativa de dirección que, sin fragmentar las filas obreras, se prepare para luchar democráticamente por una organización que luche combativamente por sus derechos y los de su clase.

Pese a esta crítica a la política y métodos de SINTTIA, defendemos su derecho a tener representantes que vigilen la votación, ya que está en franca minoría en ante las maniobras de los charros.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias