Internacional

Escalada de agresiones a los palestinos

El Ejército israelí bombardeó la Franja de Gaza

Un día después de la brutal represión en la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén Este que dejó 200 palestinos hospitalizados, Israel ejecutó un bombardeo contra la Franja de Gaza aduciendo el disparo de un proyectil por parte de Hamas.

Sábado 8 de mayo | 22:59

Foto de archivo.

El Ejército israelí, eufemísticamente llamadas Fuerzas de Defensa Israelíes, bombardeó este sábado la ciudad de Gaza. El hecho fue confirmado por la cuenta oficial de twitter de la institución militar excusándose en el lanzamiento de un misil por parte de la organización palestina Hamas. El comunicado, con un claro tono provocativo, concluye señalando que "el terrorismo tiene consecuencias".

Es importante señalar que rara vez los lanzamientos de proyectiles palestinos tienen alguna efectividad en daños materiales y mucho menos causan víctimas en la población, debido a su corto alcance, escasa precisión y por las defensas israelíes que logran interceptar muchos de ellos en vuelo.

La nueva agresión militar sobre la Franja de Gaza, se produjo un bombardeo en la navidad pasada y otro a fines de abril, se dio solo un día después de la brutal represión que llevó a cabo la policía israelí contra cientos de palestinos que manifestaban frente a la emblemática mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén Este.

Allí, en un hecho inédito, las fuerzas represivas rompieron las puertas y entraron violentamente hiriendo y deteniendo a decenas de personas y luego continuaron la represión en las calles aledañas a la explanada. El saldo fue de 200 hospitalizados, incluyendo mujeres, niños y ancianos. Unas 15 personas sufrieron daños oculares irreversibles.

El sábado hubo nuevas protestas para repudiar la represión de la noche del viernes.

El disparo de un proyectil desde la Franja de Gaza que sirvió de excusa para el bombardeo israelí, se produjo cuando todavía continuaba una nueva represión contra manifestantes palestinos en la noche del sábado en la Puerta de Damasco, entrada a la Ciudad Vieja de Jerusalén Este.

La Policía utilizó granadas aturdidoras y pelotas de goma para dispersar a los grupos de palestinos que dejaron once hospitalizados y 64 atendidos, entre ellos una niña de 6 años, informó la Media Luna Roja palestina. Varias filmaciones de los propios manifestantes con sus celulares se pudieron conocer a través del sitio Palestina Hoy.






Temas relacionados

Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO