×
×
Red Internacional

La salida del Plan de Previsión Social podría ser un gran retroceso para los trabajadores del Colegio de Bachilleres del Estado de Zacatecas.

Lunes 12 de abril | 12:57

Con una posición que no defiende a los trabajadores, “dirigentes del sindicato” de profesores del colegio de bachilleres del estado de Zacatecas COBAEZ, se pronuncian inconformes y anuncian su rompimiento con el Plan de Previsión Social. Dicha postura se sustenta, como una acción cuestionable dentro de las funciones básicas de los sindicatos cuyo objetivo es mediar y proteger en favor del trabajador, postura que se hace más llamativa al reafirmar que existe un contexto, en el que la pasividad cómplice del “charrismo sindical” perdura bien enraizada en la burocracia estatal, mostrándose como una epidemia más.

La razón de ser de un sindicato, reside precisamente en defender a los empleados frente a los patrones, salvaguardando el bienestar de los trabajadores y el cumplimiento de derechos laborales básicos, así como la ley federal del trabajo. En muchos casos de “sindicatos” en México, lamentablemente parecen alejarse de su principal objetivo, al inclinarse en favor de los patronales, ser demasiado institucionales e incluso sin ningún tipo de autonomía.

En la institución educativa de Zacatecas, se creó el Sindicato Único de Personal Docente y Administrativo del Colegio de Bachilleres del Estado de Zacatecas (SUPDACOBAEZ), mismo que en teoría debería cumplir con las funciones básicas de todo sindicato que como hemos dicho debe velar por el bienestar de sus agremiados. Sin embargo, dicho sindicato puede ser muy cuestionable, pues además de ejercer un excesivo protagonismo y poder dentro de la institución, también se le ha acusado de incurrir en actos de corrupción.

A este “sindicato” se le acusa entre otras cosas, de otorgar categorías de manera arbitraria, basadas en el clientelismo o amiguismos propios de la corrupción burocrática. Se habla de casos de “profesores” que se les otorgó la máxima categoría sin contar aún con un título o la antigüedad suficiente, injusticias realizadas bajo el amparo de los anteriores vicios de la corrupción sindical.

También se le ha acusado de promover los llamados “aviadores”, pues el “sindicato” realizó una contratación desmedida de docentes y administrativos, que provocó la observación de la federación. Señalamiento en el que se destacó que existían un gran número de plazas que presupuestalmente no se justificaron. Con esto se señala de tener en nómina a personal que no se ha podido justificar. Se habla de que incluso las bonificaciones al rendimiento de los profesores, tampoco se otorgan conforme a un examen justo del rendimiento del docente sino también bajo los acuerdos del clientelismo.

Se testifica que las bases laborales, también se dan conforme a los amiguismos y cercanías de los “dirigentes sindicales”, quienes incluso se brincan la antigüedad o preparación de otros trabajadores para la obtención de una base laboral. Asimismo se ha visto a los “líderes sindicales” derrochando dinero y haciendo juntas y planes en “paradisiacos” parques acuáticos del estado. Se sabe que la última reunión de este tipo, se realizó en paraíso caxcan donde llevar por unos días a los delegados, fue suficiente para que estos votaran a favor de la permanencia del “sindicato” que se presume, pretende extender su dominio hasta 2031.

Las irregularidades y traición de dicha “organización” hacia los trabajadores de la educación no para ahí, pues recientemente ha tomado fuerza el rumor de que este “sindicato” ha pedido renunciar al Plan de Previsión Social. La decisión no parece justificarse por ningún lado, incluso esto parece como “disparase en su mismo pie”, pues un sindicato ¿cómo puede proponer quitar los pocos derechos laborales que aún conserva? Además la renuncia al plan también se presenta como una violación al contrato colectivo vigente y la ley estatal del trabajo.

Según el SUPDACOBAEZ, argumenta que dicho plan es muy costoso sostenerlo y que los trabajadores ya no quieren pertenecer al mismo, pues para lograr los beneficios de este se descuenta vía nomina a agremiados en activo y pensionados. Para los “dirigentes sindicales” el Plan de Previsión Social perjudica más que beneficia, pues se les retiene un porcentaje del salario a trabajadores activos y pensionados, pero no se otorga la prestación al momento del retiro. Además señalan que condicho accionar se evaden impuestos.

Así entre dimes y diretes, se vive el contexto “sindical” para los trabajadores de la educación en Zacatecas, un contexto lleno de incertidumbre en el que los “sindicatos” en vez de trasmitir seguridad y defensa de los derechos laborales de los trabajadores, se muestran más interesados, poco éticos y hasta ambicioso en mantener el “poder político”, el control de la institución y los intereses personales y de cercanos cómplices.

Esto enmarcado a un duro golpe a la educación pública en todo el país, signado por el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre las pensiones en UMA, recortes de prestaciones, atrasos de pagos y recortes a los presupuestos universitarios.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias