×
×
Red Internacional

Desde hace más de tres años, las y los egresados de las normales demandan puestos de trabajo así como de incorporación a la seguridad social, entre otras exigencias.

Miércoles 31 de agosto | 15:49

En conferencia de prensa difundida por los propios estudiantes, declaran que hasta el momento el gobierno estatal encabezado por Alfredo Ramírez Bedolla no ha resuelto, desde que asumió como gobernador, las demandas exigidas por los más de 1600 docentes de recién ingreso al servicio, quienes se encuentran laborando en la entidad.

A esta situación se han ido sumando nuevas generaciones de docentes que ingresan al servicio. Las y los afectados desde 2019 denuncian que en algunos casos no se les paga el salario ya trabajado y mantienen condiciones de inestabilidad laboral, ya que los contratos no se han basificado. Por ello es que las y los egresados convocaron desde el pasado 28 de agosto a tomar las instalaciones de la Secretaría de Educación Estatal.

“Llevamos ya 3 noches en las instalaciones y hasta el momento no hemos recibido ninguna respuesta de la Secretaría de Educación. Ya hemos hecho tenido que manifestamos tomando estas instalaciones y el pasado 4 de marzo se metieron personas encapuchadas a querernos intimidar”, alertaron las docentes, quienes mantienen la toma hasta el momento en espera de abrir una mesa de dialogo con la autoridad educativa local y federal.

“Ya somos 4 generaciones de egresados normalistas, quienes no tenemos estabilidad laboral, seguimos luchando porque siguen sin hacernos caso”, declararon también en otro video subido a su página de Facebook al momento de la toma del edificio.

Sus demandas son: plaza base a egresados normalistas, pago al trabajo devengado, acceso a la seguridad social y respeto a la organización sindical.

La necesidad de la unidad para vencer

Este conflicto en la entidad no es nuevo ni solamente se da en el Estado de Michoacán. Las y los profesores en distintos estados han salido a manifestarse en lo que va del sexenio por la falta de pagos de la nómina estatal de profesores, la cual depende de los gobiernos de cada entidad. En Morelos, Hidalgo, Zacatecas han tenido lugar manifestaciones y más recientemente en Coahuila, desde la semana pasada, miles de docentes mantienen la exigencia de pago de prestaciones en lucha contra el charrismo sindical.

La lucha de egresadxs normalistas en Michoacán, quienes ahora están frente a grupo en la incertidumbre laboral, no es nueva. Desde antes de la pandemia vienen denunciando estas irregularidades y durante años han recibido casi la misma respuesta del gobierno: cerrazón y represión.

Te puede interesar: Docentes y egresados normalistas iniciarán nuevas jornadas de protesta en Michoacán

Prueba de ello es la respuesta de la secretaria de Educación Estatal, Yarabi Ávila, ante la toma del edificio central, quien acusa a lxs inconformes de “impedir que los más de 20 mil trabajadores de la educación que cobran en cheque puedan hacerlo”, amenazando con no pagar la próxima quincena a tiempo, lo cual a todas luces es una maniobra para dividir las filas del magisterio y confrontar a quienes se están manifestando.

Las demandas siguen siendo justas y en efecto tenemos derecho a ser escuchados y nuestras problemas deben ser atendidos por el gobierno, además de que el actual dice ser “democrático”. Sin embargo, las experiencias en el magisterio y otros sectores de trabajadores muestran que la respuesta de los gobiernos federal y estatales ante cualquier reclamo obrero y popular es darle largas y negarse a resolverlo.

Por eso las y los docentes de la Agrupación Nuestra Clase opinamos que para frenar los ataques, reconquistar nuestros derechos y conseguir más es necesario impulsar la unidad y la movilización del magisterio nacional, en alianza con las madres y padres de familia y otros sectores de trabajadores, sin confiar en los gobiernos ni en las mesas de diálogo –aunque pueda haberlas- pues hasta el momento solo han sido trampas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias