Internacional

MIGRANTES

EEUU: 30 mil dreamers combaten la pandemia, pero están en riesgo de ser deportados

Llegaron a Estados Unidos en su infancia, están amparados por el Programa de Acción Diferida de 2012 (DACA). Son 700 mil, de los cuales al menos 30 mil laboran en el sector salud y son parte de la primera línea que lucha contra la pandemia, sin tests masivos y sin algo tan elemental como el equipo de protección personal. Esperan el fallo de la Corte Suprema sobre el DACA.

Miércoles 20 de mayo | 16:17

Como parte de su ofensiva xenófoba, para mantener su base electora y a la vez para precarizar aún más las condiciones de vida de la comunidad migrante, Trump había cancelado el DACA el 5 de septiembre de 2017. Las apelaciones y las protestas no se hicieron esperar y llegaron a la corte Suprema de Justicia de Estados Unidos.

Próximamente, máximo en junio, la Corte dictará su fallo y unos 700 mil dreamers lo esperan. Les puede cambiar la vida, aunque el único hogar que conocen es EEUU. La incertidumbre se agrava con la pandemia, sobre todo teniendo en cuenta que la potencia imperialista gobernada por Trump es uno de los más afectados, con cerca de 90 mil personas fallecidas.

De los 700 mil jóvenes que esperan el dictamen, alrededor de 30 mil combaten la pandemia en la primera línea: son personal paramédico, de enfermería, médicos, camilleros que laboran en el sector salud.

"Para mí DACA significa estar a salvo de la deportación, estar en un trabajo seguro, poder trabajar sin el miedo de ser deportado, poder trabajar con la seguridad de tener seguro social, beneficios de retiro, poder obtener un trabajo que sin DACA no tendría...", declaró a Univision Noticias Jesús, un joven paramédico de 26 años.

La decisión del actual presidente abrió la puerta a batallas judiciales que llegaron hasta el máximo tribunal de Estados Unidos, cuyo fallo puede cambiar el futuro de los miles de dreamers como Jesús que ven al país como su única casa.

A esto se suma la política criminal de Trump que combina la detención de migrantes -adultos, mujeres y niños- en condiciones de hacinamiento y con el establecimiento de las deportaciones exprés de personas que ingresan al territorio estadounidense, implementadas desde el 21 de marzo hasta el 21 de mayo, plazo que se prevé extender.

Ante la pandemia, es urgente luchar para que los dreamers y el conjunto de la comunidad migrante tengan plenos derechos políticos y sociales, incluyendo el derecho a la salud y a viviendas dignas, que cesen las deportaciones y las detenciones, que desaparezca el ICE y la Border Patrol y que esos fondos se destinen para combatir la pandemia. Esto debe ser parte de las reivindicaciones que levante la multiétnica clase obrera estadounidense, junto con sus hermanos de clase en México y Centroamérica.






Temas relacionados

Covid-19   /   Fronteras abiertas   /   Programa DACA   /   Migrantes   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO