×
×
Red Internacional

Las y los docentes de la UNAM han denunciado la precarización laboral, exigiendo un salario digno y pago inmediato. Sin embargo, hace años que vienen padeciendo estas condiciones. A continuación reproducimos entrevista a profesora de la asignatura de la UNAM.

Viernes 26 de marzo | 12:50

¿Cuáles han sido las condiciones laborales de las y los profesores de asignatura de la UNAM?

Es realmente muy precaria, porque nosotros no tenemos ningún tipo de estabilidad laboral. Se nos puede rescindir el contrato cada semestre.

¿Cómo es la forma de contratación, el salario, la jornada de las y los docentes?

Nosotros debemos firmar un contrato cada semestre de prestación de servicios, no tenemos ninguna estabilidad. No hay un respeto de las horas de trabajo, las horas frente a grupo. Estamos a merced del humor del jefe de carrera en turno, de si tiene amigos o amigas a los que quiera darles preferencia.

En mi caso, en la carrera de Derecho, de unos diez años para acá, nos tocaron dos periodos de un jefe de carrera que atentó gravemente contra nuestra situación, de por sí ya precaria, nos hizo ver nuestra suerte, porque nos quitaba horas, porque no respetaba nuestros perfiles y nuestra especialización. Entonces nos daba cualquier materia que se le ocurriera y ha sido de los más tristes periodos y metió a mucha gente que no tiene experiencia.

No se nos abren concursos de oposición, aunque el reglamento dice que a los dos o tres años de prestar servicio en la UNAM, como profesor de asignatura puedes solicitar la apertura de un concurso de oposición en el área en la cual tienes una especialización o área de especialidad. Me ha tocado ver en la gaceta que la respuesta, por ejemplo, a una maestra o maestro que hizo para el área de Derecho Internacional, que también es mi área. La respuesta que le dio el Consejo Universitario fue que la Universidad no tenía la necesidad de maestros en el área de Internacional, y que, por lo tanto, no se abrían convocatorias.

El pago que se nos da es por hora clase, y generalmente nosotros recibimos salario mínimo por hora clase, eso no es nuestro pago. No tenemos ningún tipo de estabilidad, no se nos respeta nuestro perfil de especialización o de trabajo. En este caso, yo tengo una especialización determinada, los primeros nueve años que daba eran relativos a mi especialidad. Pero desafortunadamente desde hace casi nueve años, no se ha respetado, se me asignaron otras materias. Apenas me dieron materias de décimo semestre de mi área.

Pero me han quitado horas. En algún momento tuve 15 horas clase frente a grupo, en el sistema escolarizado, y cuando yo ingresé tres años después en el sistema abierto, con otras cinco horas- clase, me quitaron en el sistema escolarizado un grupo de cinco-horas clase, argumentando que, de acuerdo con el reglamento, no puedo tener más de 18 horas teóricas. Entonces, en lugar de darme una clase de dos horas y media, como me tienen, optaron por quitarme cinco horas frente a grupo con esa argumentación, como si yo me fuera a hacer rica por veinte horas-clase, recibiendo el salario mínimo.

Me dejaron 15 horas en total. A partir de ahí se me han ido quitando horas, hasta que, en estos tiempos, hace tres años tengo dos y horas y media en el escolarizado, frente a grupo. Lo cual es una cosa tristísima, y ello con el pretexto de que me dan las materias de mi área, tienen a otras personas nuevas dando mis materias, a mí me lo han negado, diciéndome que ya hay personas que tienen derecho de antigüedad de dar las clases, diciendo lo que es una mentira. Me lo han negado y me han respetado mi perfil de internacionalista, pero con una sola materia.

Bueno, para complementar, nos contratan cada semestre, por lo que no tenemos certeza de que nos dejen, si es que el nuevo jefe de carrera llega, no nos conoce, no le caemos bien, lo que sea. No hay una certeza, cada semestre nosotros tenemos que firmar un contrato de prestación de servicios. En general, lo ordinario es que, de alguna manera sí haya una continuidad. Pero también se llegan a presentar estas situaciones de que no haya seguridad, de que nos corran, etc.

A mí me parecería bien que se nos reconociera realmente nuestra labor, porque en la UNAM, el 70, sino es que el 80% de los profesores, somos de asignatura, que estamos en estas condiciones de precariedad, de falta de certeza jurídica y de un pago digno, a la altura de nuestras capacidades, porque la universidad nos exige cada semestre que hagamos un informe de actividades y que reportemos si estamos actualizándonos, que si hacemos cursos, que si asesoramos, que si damos conferencias, o sea, toda una serie de cuestiones para nuestro desarrollo, pero eso no se ve compensado en un pago de salario ni de condiciones dignas para nosotros. Cuando tú presentas, por ejemplo, la copia de tu grado, de especialización o de maestría, pues lo más que recibes es una felicitación, pero no asciende a gran cosa más, a que tengas mejores condiciones.

¿Qué opinas de la organización de estudiantes y docentes para denunciar y luchar por la exigencia de pago y salario digno?

Me parece muy bien, porque las condiciones en las que estamos son muy desfavorables.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias