×
×
Red Internacional

Este pasado 5 de diciembre se movilizaron desde el Obelisco hacia el Ministerio de Trabajo por una verdadera paritaria y un bono de fin de año, desconociendo lo acordado por la conducción del SOM.

Lunes 7 de diciembre de 2020 | Edición del día

El sábado 5 de Diciembre, trabajadores y trabajadoras autoconvocados, se concentraron en el Obelisco para marchar al Ministerio de trabajo de la calle Alem y hacer escuchar su reclamo de paritaria y un bono como reconocimiento del trabajo esencial que realizaron durante toda la pandemia.

Pandemia que atravesaron en condiciones laborales de precarización, sin los elementos de seguridad adecuados, con despidos y retiros, con un sueldo promedio que no llega a los 30 mil pesos en la mayoría de los casos, y con cientos de trabajadores suspendidos que luego de la quita del ATP empresas como Serza pagaron $1500.

Te puede interesar: Chau ATP: Trabajadoras de maestranza cobraron 1500 pesos

Esta acción surgió luego de la movilización del jueves 26 de noviembre al sindicato, donde llevaban un petitorio para exigir paritarias, el sindicato SOM (sindicato de obreros de Maestranza) mandó una patota y apuñaló a un trabajador, que ahora está recuperándose.

Te puede interesar: Patota del sindicato de maestranza apuñaló a un trabajador por exigir paritarias

Aunque el sindicato cerró un mísero 20% en 4 cuotas que cobrarían a partir de diciembre del mes corriente, recibiendo una suma austera de 5% por mes, la pelea por paritaria no está aún cerrada, ya que este acuerdo que fue acordado entre el sindicato y los empresarios fue inconsulto de la opinión de las y los trabajadores y que aún no está homologado.

El sindicato, claramente en contra de este reclamo de los y las trabajadoras autoconvocados, no sólo se encargó de mandar una patota y apuñalar a un trabajador, sino que el mismo sábado mandó a su gente a fotografiar a los y las que se hicieron presentes.

Mientras Alberto Fernández se sienta con la CGT a comer asado y planear cómo ajustar más a los y las trabajadoras, hay sectores que están reclamando por mejoras salariales, y por ser reconocidos como trabajadores esenciales que tuvieron que poner el pecho a la pandemia, como los trabajadores de la salud con enormes movilizaciones. Con una pobreza que ya alcanzó un 40,9%, y sumado al acuerdo del Gobierno con el FMI para pagar una deuda millonaria que no generamos los trabajadores, nos obligan a pagar con más pobreza, más despidos, más hambre.

Desde La Izquierda Diario nos hicimos presentes para darle voz a las y los trabajadores que llevan adelante sus reclamos como los de Maestranza, como también lo hacemos con sectores como en comercio (call centers), las aplicaciones de reparto, o la pelea por tierra para vivir y trabajo genuino que tuvo epicentro en Guernica pero extendido en todo el país, en una muestra de la profundidad de la crisis, por eso la unidad de las luchas entre distintos sectores nos dará mucha más fuerza para pelear por esos reclamos.

La Izquierda Diario es una herramienta para difundir cada acción que voten las y los trabajadores en sus espacios de decisión, para que puedan apropiarse de un diario hecho por trabajadores y trabajadoras para reflejar la pelea de los de abajo.

Cómo decían un grupo de trabajadoras a este diario " Vamos a ir hasta las últimas consecuencias, hasta que seamos reconocidos como tales. Tenemos derecho de ser reconocidos por un sindicato, y si ellos no están a la altura, que den un paso al costado, nosotros nos hacemos cargo" y continúa diciendo " No queremos otro sindicato, queremos ser representados por los propios trabajadores, no hay otro sindicato, somos nosotros y no hay nadie más".




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias