×
×
Red Internacional

Ayotzinapa. Detienen al exprocurador de Peña Nieto, Jesús Murillo Karam

El exprocurador Jesús Murillo Karam, quien presentara la "verdad histórica" de los 43, fue detenido el día de hoy luego de que el subsecretario Alejandro Encinas presentara sus conclusiones sobre el paradero de los jóvenes.

Viernes 19 de agosto | 19:25

Este viernes fue detenido el extitular de la otrora Procuraduría General de la República, Jesús Murillo Karam. El que fuera procurador de Peña Nieto y quien, en conferencia de prensa, declaraba que "ya se cansó" para, displicentemente, negarse a contestar la avidez de información de los periodistas, fue detenido el día de hoy por elementos de la FGR, dependencia que solía dirigir, la cual prácticamente sólo ha cambiado de nombre bajo el signo de la 4T.

En la mañanera de hoy, el presidente López Obrador declaró que el caso continuaba:

Es algo muy triste, mucho muy doloroso para los padres, para las madres escuchar el informe, pero dijimos desde el principio que íbamos a hablar con la verdad, por dolorosa que ese. Los abrazamos, no de manera directa, pero sí les expresé mi dolor, mi tristeza. [...] El caso no está cerrado.

Murillo Karam fue uno de los responsables de encubrir a los autores de la desaparición, obstaculizar las investigaciones y ocultar pruebas, según lo denunció el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), el cual además fue blanco de espionaje por órdenes del gobierno de Peña Nieto con el programa Pegasus, el cual era operado precisamente por la PGR además de funcionarios de Sedena, Gobernación y el Cisen.

Las "investigaciones" de la PGR se convirtieron en la mentira que repetiría Murillo Karam bajo el mote de "verdad histórica" que de verdad no tuvo nada. Según esta versión, la policía de Iguala entregó a los normalistas a la banda ligada al narcotráfico conocida como Guerreros Unidos, quienes habrían confundido a los muchachos con miembros del cártel rival "Los Rojos" y por ello habrían sido asesinados e incinerados en el basurero del vecino municipio de Cocula.

Te puede interesar: Ayotzinapa: la grieta de un sismo que cambió México

Sin embargo, diversas contradicciones pusieron en tela de juicio esta versión: la localización del celular del joven normalista Julio César Mondragón por parte de elementos del ejército, el hecho de que en Guerrero esa noche estaba lloviendo, la falta de residuos humanos incinerados (el hueso es difícil de quemar), la presencia de elementos del ejército cerca de los jóvenes la noche de su desaparición, entre varias más.

Fueron estos elementos los que llevaron a varios a poner en tela de juicio la mentira histórica de Murillo Karam y a exigir la aparición con vida de los muchachos. Surgió un movimiento de cientos de miles en las calles que señalaban que, como reconoció el día de ayer el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, #FueElEstado y mostrando su desconfianza en las autoridades y el gobierno. Sin embargo, esta rabia fue contenida tanto por las direcciones de las burocracias sindicales, determinadas corrientes dentro del movimiento estudiantil y de partidos como el Morena que bregaban por esperar a las elecciones intermedias de 2015 para "sacar al PRI" de las gubernaturas en juego y posteriormente de la presdiencia en 2018.

Te puede interesar: Ayotzinapa: crisis orgánica y un balance necesario

Con la detención de Murillo Karam se abren diversas interrogantes acerca de la relación del gobierno y el Morena con los demás partidos y los antecesores de AMLO, en particular Peña Nieto, de quien recientemente se anunció que va a ser investigado.

Más allá de gestos puntuales que el gobierno en turno otorgue hacia el descontento de las masas ante la masacre histórica perpetrada desde las altas esferas estatales y federales, lo cierto es que son maniobras que pretenden evitar que resurja esa bronca que cuestione al régimen en su conjunto y que sirvan para desviar la atención rumbo a los próximos procesos electorales, pues aún cuando pareciera que la persecusión judicial se estaría implementando para capturar a los culpables, tenemos los antecedentes del corrupto Emilio Lozoya Austin, César Duarte y otros que la "han librado" bajo el "régimen de la 4T". Mismo derrotero pudieran tener Murillo Karam y demás culpables, a menos que la gente comience a organizarce para manifestarse ebn las calles del país exigiendo juicio y castigo a los responsables de la desaparición forzada de los normalistas guerrerenses.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias