×
×
Red Internacional

Agua. Destituyen a subdirectora de Conagua: ¿cuáles son los intereses que se contraponen?

El 31 de octubre le impidieron la entrada a Elena Burns a la dependencia de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), donde se desempeñaba como Subdirectora General de Administración del Agua. Fue así que se enteró de su despido del cargo.

Los policías de seguridad del edificio le dijeron que eran órdenes del Director General, Germán Arturo Martínez Santoyo, quien tomó el cargo luego de que Blanca Elena Jiménez Cisneros asumiera como embajadora en Francia por supuestos problemas familiares; aunque había tenido problemas con sus compañeros, entre ellos Burns, por ingresar a la dependencia al menos a 7 exfuncionarios de la administración del panista Felipe Calderón (2006-2012).

La Conagua publicó el despido mediante un comunicado el 31 de octubre, en el que menciona que fue para “implementar procesos que aceleren la instrumentación de medidas que contribuyan a abatir los rezagos en materia de concesiones de aguas nacionales a cargo de la Comisión”. El Subdirector General Jurídico, José Antonio Zamora Gayosso, tomará sus responsabilidades temporalmente, hasta que se designe a alguien que releve el cargo.

El martes 1 de noviembre también se impidió la entrada a las instalaciones de Conagua al ex rector de la UAM Iztapalapa, Oscar Monroy, experto en materia del agua y a Rolando Cañas, abogado ambientalista, ambos del equipo de Burns.

¿Quién es Jean Elaine Burns Stuck (Elena Burns)?

Coordinadora de Planeación del Centro para la Sustentabilidad “Incalli Ixcahuicopa” (Centli), proyecto de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), forma parte de Agua para [email protected] Agua para la Vida, organización que dirigió antes de ser nombrada subdirectora de Conagua; colaboró en la creación de la Ley General de Aguas en 2016, de la mano de movimientos sociales en varias partes de México para proponer el acceso y el control local del agua, pues la actual Ley de Aguas Nacionales fomenta la compra y venta de concesiones privadas en su Capítulo II.

En diferentes medios y foros denunció la existencia de presiones legales y políticas por parte de organismos privados a su dependencia para obtener concesiones, incluso en sitios donde no hay disponibilidad de agua. Durante una conferencia en la Universidad Autónoma de Tlaxcala mencionó que las presiones de grandes extractores de agua, como las refresqueras y cerveceras, vienen de “una legión de abogados” que pretenden que “se les dé la cantidad de agua que piden, porque la ley está hecha para satisfacer las necesidades de generar ganancias, especialmente para las grandes empresas” sin importar si hay daños a terceros o si se carece de disponibilidad del líquido.

En un artículo que escribió junto a su esposo, Pedro Moctezuma Barragán, académico de la UAM, titulado “A 100 días de la 4T, la privatización del agua avanza en silencio”, menciona que: “Los viejos funcionarios de la Conagua quieren convencer al Presidente López Obrador de que la única manera de garantizar agua para todxs es a través de más “reservas”, junto con el reparto de concesiones a poblaciones rurales e indígenas, acción innecesaria que ignora sus derechos bajo los Artículos 1 y 2 constitucionales [...] Necesitamos una Ley General de Aguas que desmercantilice el agua, prohibiendo la compra y venta de concesiones.”

Su asunción al cargo a finales de septiembre de 2020, fue por indicaciones del presidente López Obrador, luego de la renuncia de 6 directivos de la dependencia, a quienes él mismo señaló de tener intereses del partido político Acción Nacional (PAN), luego de mencionar que había “corrupción” en Conagua y que haría “limpieza” en el organismo; esto, derivado del conflicto por el agua en Chihuahua, donde ejidatarios se levantaron en contra del Tratado de Aguas con Estados Unidos y donde la Guardia Nacional asesinó a la activista Jessica Silva y dejó gravemente herido a su esposo.

En octubre de 2021 fueron destituidos de su cargo alrededor de 40 personas de la jefatura de la dirección local de Conagua en Chihuahua, lo que se adjudicó al mismo señalamiento de “limpieza” de la institución que un año antes había sido anunciado por el presidente de México.

La defensa del agua debe venir de un gran movimiento en las calles

Las declaraciones de la Conagua ante el despido de Burns dejan ver el conflicto entre los intereses del gobierno en avanzar con las concesiones hídricas y la posición en contra de concesionar el agua de la investigadora.

La iniciativa de propuesta de Ley General de Agua que levanta la organización Agua para [email protected] Agua para la Vida comenzó a diseñarse desde febrero de 2012 y fue presentada a senadores y diputados de diversos partidos el 9 de febrero de 2015. Desde entonces no ha habido cambios a la legislación.

Esto es muestra de que un manejo del agua realmente democrático no vendrá de la buena voluntad de los funcionarios públicos ni del reconocimiento jurídico de la necesidad de participación de usuarios (indígenas, ejidatarios, ciudadanos) en la toma de decisiones y en la gestión del agua en el territorio y en los sistemas de agua y saneamiento, como mencionan los artículos 2º, 4º y 27º de la Constitución; que, aunque nos pone en mejores condiciones para pelear por nuestros derechos, debe ir acompañado de un gran movimiento en defensa del agua, encabezado por las y los trabajadores de Conagua, así como por quienes laboran en otros organismos y empresas de saneamiento y suministro de agua en el país, que se exprese en las calles junto a usuarios en lucha por el agua como derecho humano y contra el despojo y el acaparamiento del vital recurso en manos privadas.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias