Juventud

UNAM

Después de la consulta por la democratización, ¿qué sigue?

Como estuvimos informando en este medio, la semana del 3 de noviembre diversas organizaciones impulsamos en 28 escuelas la Consulta por la Democratización de la UNAM. En la misma participaron 4530 estudiantes trabajadores y maestros. ¿Qué reflejan los resultados de la consulta?

Viernes 22 de noviembre | 18:38

Como estuvimos informando en este medio, la primer semana de noviembre diversas organizaciones impulsamos en 28 escuelas la Consulta por la Democratización de la UNAM. En la misma participaron 4530 estudiantes trabajadores y maestros.

¿Qué reflejan los resultados de la consulta?

A lo largo de esta semana pudimos hablar con miles de integrantes de la comunidad universitaria de los cuales pocos sabían cómo se toman las decisiones en su universidad y de los que conocían los funcionamientos la gran mayoría los consideraba profundamente antidemocráticos.

Esto lejos de responder a la “ignorancia” de la comunidad como lo quieren hacer ver las autoridades es consecuencia de innumerables esfuerzos por mantener a la gran mayoría de quienes conformamos la universidad lejos de la vida política de la misma.

La consulta nos reafirmó lo que ya veníamos denunciando, el sistema medieval de la universidad, mediante el cual unos cuantos notables designan al rector, otros cuantos “representantes” que son elegidos en procesos de los cuales participa menos del 1% de la comunidad universitaria (consejo técnico, académico y universitario) eligen la distribución del presupuesto, el contenido curricular, lo que se investiga y lo que no; está más que caduco.

¿Qué sigue después de la consulta?

Desde la Agrupación Juvenil Anticapitalista pensamos que la consulta funcionó como un paso más para profundizar el cuestionamiento a esta realidad y como un mecanismo para conocer a miles de estudiantes trabajadores y maestros y plantearles que es posible y urgente conquistar una universidad diferente, que responda en primer lugar a los intereses de quienes le damos vida y de las grandes mayorías de este país.

Para nosotrxs democratizar la universidad pasa en primer lugar por que los directores y el rector sean elegidos por voto directo y universal, es decir, que seamos nosotros y nosotras quienes decidamos quién dirige la universidad.

Pero esto no es suficiente, este tendría que ser una primera conquista para avanzar en que todos los órganos de la universidad funcionen bajo control total de académicos, trabajadorxs y estudiantes.

El consejo universitario por ejemplo tiene sólo un representante de trabajadores, y el rector es el presidente del mismo además de que tiene derecho a veto. Esto tiene que cambiar radicalmente.

Las autoridades universitarias funcionan únicamente como figuras políticas al interior de la UNAM, aprueban los planes de tecnificación y privatización de la universidad, como en 1999 lo intentó Juan Ramón de la Fuente, o deciden capacitar a vigilantes para reprimir al movimiento estudiantil.

Esto sin mencionar que con su sueldos millonarios se llevan gran parte del presupuesto, el cual podría estar puesto para mejorar la infraestructura, construir más planteles y así eliminar el examen de admisión que excluye a millones del derecho a la educación y lo convierte en un privilegio para unos cuantos

Es evidente que con sueldos arriba de 100 mil pesos al mes estos señores no tienen idea de las necesidades que aquejan a la juventud precarizada, a los trabajadores y maestros que tienen salarios de miseria.

Es por eso que consideramos urgente la tarea de abolir las figuras de rector y directores, que la universidad funcione bajo un gobierno tripartito proporcional con mayoría estudiantil.

Todas estas conquistas tendrán que ser arrancadas por la movilización y la autoorganización de los tres sectores de la universidad.

En diversas ocasiones hemos visto la voluntad de estudiantes trabajadores y maestros por luchar, es necesario fortalecer la unidad entre los tres y unificar las demandas que pareciera sólo interesan a cada sector en particular.

Quienes impulsamos la Agrupación Juvenil Anticapitalista estamos convencidos de que no hay otra forma que organizarnos cotidianamente por construir una corriente al interior del movimiento estudiantil de cientos, que esté preparada para que en el momento en el que estallen nuevos procesos sea capaz de pelear una perspectiva que apunte a conquistarlo todo.

Te invitamos a que nos conozcas y a que seas parte del impulso de esta agrupación, para pelear aquí y ahora por la universidad que queremos, una que esté al servicio de las grandes mayorías y no de un puñado de funcionarios ricos.






Temas relacionados

UNAM   /   Universidad   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO