×
×
Red Internacional

MONTERREY.Despidos en Firestone- Bridgestone por oponerse a imposición de sindicato charro

Trabajadores de la planta de Monterrey han sido despedidos por oponerse a la imposición de un sindicato pro patronal y de un Contrato Colectivo de Trabajo de protección patronal.

Miércoles 14 de septiembre de 2016 | 23:07

La empresa llantera Firestone-Bridgestone es una empresa transnacional que se ostenta como la primera vendedora a nivel mundial de llantas. En México cuenta con 2 plantas, una de ellas ubicada en Cuernavaca, Morelos y la otra en Monterrey, Nuevo, León, produciendo más de 75 mil llantas diarias que proveen a 5 armadoras automotrices en México y 20 en otros países.

En abril de este 2016 los 2300 trabajadores de la planta de Cuernavaca de Firestone-Bridgestone emplazaron a huelga a la empresa (como informamos acá) exigiendo aumento salarial de 15%, el fin de las violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) y en reclamo contra el aumento de la jornada de trabajo, así como de los niveles de productividad. La huelga estaba emplazada para el día 15 de mayo, pero no llegó a estallar.

Ahora 62 trabajadores de la planta de Monterrey denuncian que han sido despedidos por reclamar contra la violación de distintos derechos laborales y sobre todo por oponerse a la imposición de un sindicato charro y un CCT de protección patronal. El despido llegó cuando se negaron a afiliarse al nuevo sindicato.

El sindicato que quiere imponer la patronal para arrebatarles derechos y conquistas del CCT es la Federación de Sindicatos Jesús Moreno Jiménez.

La empresa intenta consolidar este golpe a los trabajadores por medio de maniobras como el desconocimiento de Benjamín Delgado, secretario general del actual sindicato de los obreros (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Hulera de la República Mexicana Bridgestone-Firestone), también les impidió el acceso al comité seccional y los amedrentó con la presencia de 110 golpeadores llevados desde el Estado de México.

También denuncian que la empresa inscribió a más de cien esquiroles en el IMSS como trabajadores de la empresa a fin de inclinar en favor del sindicato charro la votación por la titularidad del CCT.

Para que la empresa no logre avanzar en la imposición del sindicato pro patronal es necesario que los trabajadores de la llantera en ambas plantas enfrenten unificadamente a la patronal, discutiendo y empujando una plan de lucha común que contemple el uso de medidas tradicionales de lucha de la clase obrera como la huelga. Un paro de la producción votado desde asambleas de base, acordado y coordinado en las plantas de Monterrey y Cuernavaca puede frenar de golpe esta ofensiva de la patronal y los pondría en mejor posición para defender a su sindicato y su Contrato Colectivo de Trabajo.

Ya distintos sectores de trabajadores han dado luchas contra poderosas trasnacionales en defensa de sus intereses y derechos, como los obreros de la maquila de Ciudad Juárez, los obreros metalúrgicos de Coahuila y por supuesto las maestras y los maestros que luchan contra la Reforma Educativa.

Una lucha así, en la industria llantera, donde las empresas transnacionales se benefician de la precarización del trabajo, los bajos salarios y las pocas prestaciones de laborales puede no sólo frenar este golpe, sino alentar a los miles y miles de trabajadores que son parte de este sector a salir a luchar para defender sus derechos y para conquistar mejores condiciones de trabajo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias