×
×
Red Internacional

Se publicaron los resultados de la convocatoria de Promotores Culturales Comunitarios; el 90% quedó afuera.

Miércoles 23 de febrero | 19:07

El rumor de una importante reestructuración en los programas de la Secretaría de Cultura de la CDMX (SECULT), se cumplió a rajatabla. La llegada de la nueva administración implicó bajar los salarios de todos, menos de los coordinadores A, que seguirán cobrando 18 mil pesos, mientras el nuevo director de Vinculación Comunitaria, Xavier Aguirre, conservará su sueldo de 82 mil pesos mensuales. Con la publicación de los resultados de la convocatoria se asestó otro golpe: el despido de prácticamente toda la plantilla que, en algunos casos, llevaba laborando desde el 2019 dentro de los programas.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.mx/Sin-recurso-no-hay-cultura-para-los-sectores-populares

Selección arbitraria

El proceso de registro fue un caos. El boletín informativo indicaba que se podría hacer el registro a partir del jueves 10 de febrero, pero la convocatoria salió el viernes 11 y en realidad se pudo acceder bien al sistema hasta el día domingo 13. Tras la publicación de los resultados, muchos postulantes recibieron un correo que indicaba que el sistema había generado documentos erróneos, por lo que se eliminaba el registro y era necesario hacerlo todo de nuevo.

Todo esto muestra las irregularidades y trabas que presentó el proceso. Los resultados se publicaron un día después de lo agendado y en la lista de Promotores B se publicaron columnas de nombres repetidos. En el post de FB de la SECULT anunciando los resultados, comenzaron a comentarse denuncias, atropellos y todas las violaciones que estaba cometiendo la SECULT y la respuesta de la autoridad fue bajar la publicación y borrar comentarios, cerrándonos una vez más la posibilidad de expresar la situación vulnerable que enfrentamos producto de los abusos de las autoridades.

Sorprendió ver que prácticamente todo el equipo central había sido reemplazado, pero sorprendió aún más ver que casi nadie, de los que nos postulamos de continuidad, fuimos seleccionados. Hicimos llamadas, mandamos mensajes para saber si nuestros compañeros del año anterior habían logrado entrar, pero ningún conocido fue seleccionado. La línea fue clara, hacer borrón y cuenta nueva. Sacar a todos los que mantuvimos el programa durante estos años y que también fuimos los que protestamos por las precarias condiciones en las que laboramos.

De los que quedaron hay un sector que tiene una clara cercanía con las autoridades de SECULT, como es el caso del “Zempo”, que formaba parte del equipo central saliente, ingresó en enero como personal por honorarios y ahora se coló en las listas de Promotores A y estuvo encargado de desviar el descontento de las asambleas de enero de este año.

Hubiera sido el colmo que se le diera una coordinación de 18 mil pesos a un esquirol que vendió la posibilidad de organizarnos, pero eso no quiere decir que no lo veremos próximamente usando nuestras demandas como trampolín. Otros tantos entraron por formar parte del personal de confianza y también hubo algunos compañeros que lograron ser seleccionados por su experiencia en el trabajo cultural comunitario; desafortunadamente, estos fueron los menos, pues la gran mayoría de los lugares se destinó a personal totalmente nuevo.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.mx/La-Secretaria-de-Cultura-intenta-dividirnos-y-desviar-el-descontento

La respuesta

Ante tal panorama, las muestras de descontento no se hicieron esperar. Entre la mayoría de los compañeros predominaba el coraje, combinado con la preocupación de quedar sin empleo en un escenario de crisis sanitaria y de la peor inflación de los últimos años. La forma dolosa en que nos dejaron fuera no pasó desapercibida por la mayoría de los postulantes que nos preguntamos: ¿Por qué esperar dos meses para decirnos que no nos contratarían? ¿Qué toman en cuenta para la selección si la experiencia y nuestro trabajo no significa nada? ¿Por qué los que estuvieron al frente de las asambleas en La Bombilla sí fueron seleccionados?

La “limpia” que realizaron no fue casual, eliminan así a todos los que puedan reclamar la disminución de salario. Al integrar solamente a postulantes nuevos cortan de tajo la experiencia que se hizo el año pasado durante las protestas del 29 de noviembre del 2021 y el 17 de enero del 2022, así como la organización en las diferentes asambleas que se generaron. La política es clara, avanzar en la precarización del trabajo en el sector cultural y por ende contra la cultura misma que se ofrece a las comunidades. ¿Qué pasará con las comunidades que llevábamos activando desde años anteriores? Si en realidad les interesaran los procesos culturales que ofrecemos, no interrumpirían los mismos con sus convocatorias cada año.

Ante esta situación, no podemos quedarnos de brazos cruzados, es urgente unirnos y luchar para exigir nuestra continuidad en los programas sociales, demandando también que se nos reconozca plenamente como trabajadores de la CDMX. Fuimos nosotros los que mantuvimos a flote estos programas, invirtiendo dinero de nuestro propio bolsillo para poder llevar adelante las actividades con nuestras comunidades. Fuimos los que hicimos posibles las campañas de vacunación, registrando a cientos de miles de personas y exponiendo nuestra propia salud. También fuimos a los que utilizaron para hacer proselitismo político a favor de Claudia Sheinbaum durante las encuestas CasaxCasa.

No podemos confiar únicamente en las mesas de diálogo para que se atiendan a nuestros problemas. Las autoridades sistemáticamente han mostrado que solamente ofrecen mesas de diálogo para negociar las migajas, o bien darles carpetazo apostando al desgaste, como pasa en la huelga del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SUTNOTIMEX).

No tenemos nada que esperar ni que perder, ya nos quitaron nuestro trabajo y medio de subsistencia. Tenemos que convencer a todas las compañeras y compañeros que quedamos fuera para dar esta pelea. Hay que tomar en nuestras manos esta lucha, no dejarlo a la suerte de la vía legal. Somos nosotros los trabajadores los que podemos conquistar nuestras demandas. Llamemos a nuestros usuarios para que se sumen con nosotros, pues estos cambios afectan también su acceso a la cultura. El gobierno de la 4T, al igual que lo anteriores, violenta nuestros derechos y no lo debemos permitir. Convoquemos a los compañeros de otros sectores para que se sumen con nosotros a pelear por nuestra reinstalación.

La esencia de los programas somos los que trabajamos día a día para crear los procesos con las comunidades, no la bola de vendidos que se quedaron con los puestos de equipo central. No nos iremos sin luchar.

Súmate a la concentración del jueves 24 de febrero a las 13:00 pm en la Secretaría de Cultura de la CDMX. Y el lunes 28 de febrero a las 16:00 pm en la plancha del Zócalo. Defendamos nuestro trabajo y sustento.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.mx/El-viacrucis-de-registrarte-en-Promotores-Culturales-Comunitarios




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias