×
×
Red Internacional

Desde Chihuahua nos sumamos a la marea verde y exigimos Aborto legal, seguro, libre y gratuito en todo el país.

Lunes 16 de mayo | 15:30

Actualmente, en el estado de Chihuahua, el Código penal cataloga como aborto “la muerte del producto de la concepción en cualquier momento del embarazo” y castiga con prisión (de seis meses a tres años) a la mujer que de manera voluntaria se practique un aborto y a quien le ayude a efectuarlo.

En el artículo 146 del Código penal de Chihuahua, se mencionan tres excluyentes de responsabilidad penal: cuando el embarazo sea resultado de una violación, cuando la mujer embarazada corra grave peligro a su salud (esto determinado por el juicio del médico que asista) y cuando sea resultado de una conducta imprudencial de la mujer.

Con una redacción de normas penales como si estuviéramos en tiempos de la inquisición, el capítulo V del Código penal en los cuatro artículos que contiene, lo único que logra es la criminalización a las mujeres y el recorte de derechos reproductivos. Desde las diferentes instituciones, a través del derecho y las normas, se castiga a las mujeres y personas con capacidad de gestar sin contemplar el contexto que las rodea, ni siquiera toman en cuenta la decisión que toman elles sobres sus cuerpos.

En el caso de Chihuahua, el 9 de marzo se volvió a presentar una iniciativa en el Congreso estatal de Chihuahua por parte de legisladoras del Morena, PT y Movimiento Ciudadano, con propuestas para reformar el Código penal, tratando de avanzar en la despenalización y seguir el importante ejemplo de las entidades donde ya está despenalizado. Aunque esta iniciativa fuera aprobada, la misma tiene la enorme limitante de restringirse solo a la despenalización, lo cual implica que no necesariamente sea el Estado el que garantice el derecho al aborto seguro en clínicas y hospitales seguros.

Si bien el movimiento de mujeres se expresó con fuerza en las calles el pasado 8 de marzo, es necesario avanzar en la politización del mismo, pues por parte de los partidos del régimen, lo único que hay es oportunismo y una visión de los derechos de las mujeres como moneda de canje. Bajo la visión “progresista” de la 4T, ahora quieren lavarles la cara a las instituciones para que la gente de a pie deposite su confianza en un partido que nada ha hecho por detener el fenómeno del feminicidio, que afecta principalmente a las mujeres trabajadoras, por mencionar un ejemplo.

Los mismos grupos conservadores, religiosos y de derecha, así como la alianza criminal de la Iglesia y el Estado, intentan detener la lucha de las mujeres que luchan contra la violencia, la precarización y por derechos elementales como el aborto; otras organizaciones de la sociedad civil, así como organizaciones cercanas al gobierno y partidos políticos, intentan contener la fuerza feminista y encausarla a políticas gubernamentales que resultan impotentes a la hora de solucionar nuestras demandas.

Las autoridades emanadas de los distintos partidos patronales y sus 3 niveles de gobierno, ya sean las heredadas del PRIANismo y partidos satélites Neoliberales, así como las actuales surgidas del Morena y su 4T, que dicen estar preocupadas por las condiciones desiguales y de violencia en detrimento de las mujeres, deberían comenzar liberando el Aborto, libre y gratuito, obligando a todas las instituciones de salud del estado Mexicano, de igual manera que todas las y los funcionarios públicos, a proporcionar información, y todas las condiciones necesarias para así ejercerlo.

No hay que permitir que nuestras demandas sean tomadas como botín político y aprovechadas cínicamente por los partidos, empresarios y políticos, cuando son precisamente todos ellos quienes aprovechan la relación del capitalismo y patriarcado, manifestada en fenómenos tan cruentos como el feminicidio, la desaparición de mujeres y la precarización laboral, para mantener a raya a un potente movimiento de mujeres organizadas.

Para garantizar un alto al feminicidio, así como Aborto legal, libre y gratuito, junto con Educación Sexual Integral, se hace necesario mantener la organización política constante del movimiento de mujeres, independiente del gobierno y la derecha, siguiendo el ejemplo de las mujeres de Argentina, que no abandonaron las calles en la lucha por Aborto para todas las mujeres y todas las personas con capacidad de gestar, o como lo han demostrado en días recientes las masivas movilizaciones en Estados Unidos, donde sectores de trabajadores y estudiantes precarizados han tomado en sus manos las demandas del movimiento de mujeres contra la ofensiva de la derecha que pretende acabar con el derecho al aborto en el país vecino.

Por eso, desde Pan y Rosas Cd. Juárez, te invitamos a sumarte a la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal en todo el País. Hacemos un llamado a las organizaciones de mujeres, feministas, sociales, sindicales, políticas y populares de la frontera a tomar en sus manos esta campaña y conformar espacios de discusión para problematizar las iniciativas para poner en pie la misma.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias