×
×
Red Internacional

En días recientes se anunció la fusión entre Warner Media y Discovery. Además de anunciar la cancelación de diversos proyectos, se contempla una reestructuración de la compañía, en la que se especula haya despidos masivos.

Viernes 5 de agosto | 17:36

En abril de este año, Warner Media fue adquirida por Discovery Inc. La primera, una megacompañía caracterizada por la producción de shows como Friends, The Big Bang Theory, canales como Cartoon Network, Boomerang, películas como la saga de Harry Potter y dueña de DC Comics y todo lo relacionado con la marca. La segunda, caracterizada por la producción de documentales y de contenido cultural y científico.

El pasado 3 de agosto, se anunció una reestructuración de la compañía a cargo del CEO David Zaslav, quien ocupó el cargo luego de que el CEO anterior, Toby Emmerich, renunciara el pasado mes de junio. Dicha reestructuración tuvo diversas medidas que han sido duramente criticadas entre el público consumidor, los medios y realizadores de la compañía.

Una de las primeras medidas criticadas fue la cancelación de la película de Batichica, que iba a estar protagonizada por la actriz Leslie Grace, que contaba además con el regreso de Michael Keaton como Batman (el de la película de 1989 de Tim Burton) y que ya se encontraba en las últimas etapas de posproducción y lista para estrenarse. Otra película que sufrió el mismo destino fue la película animada "Scoob! Holiday Hunt", la cual iba a ser secuela de la película "Scoob!" de la franquicia de Scooby Doo.

Los realizadores de ambas declararon estar dolidos por el anuncio de la compañía, tirando miles de dólares y el esfuerzo de distintos sectores de trabajadores y técnicos que habían colaborado en la realización de ambas producciones.

Otra de las medidas anunciadas concierne a la plataforma de contenido por transmisión en línea (streaming) HBO MAX, la cual pretendía competir contra Netflix. En dicha plataforma, los programas de Warner y todas sus propiedades y películas estaban prácticamente en su totalidad disponibles para los espectadores que pagaran por el servicio. Sin embargo, con el anuncio del pasado 3 de agosto se especula qué pueda pasar con la plataforma, ya que nadie sabe si se piensa combinar con el contenido de Discovery+ o si va a pasar a ser un subportal dentro de esta última plataforma.

Ello además vino acompañado del anuncio de la cancelación del contenido "MAX originals", es decir, de shows y películas exclusivas de HBO. Varias películas que ya estaban estrenadas desde hace meses e incluso años están siendo retiradas; asimismo, varios conjeturan acerca de otras series como la de Harley Quinn (protagonizada por la actriz Kaley Cuoco, que saltó a la fama con The Big Bang Theory), Hacks y Pacemaker, que han sido ampliamente bien recibidas y premiadas.

Ganancia capitalista a expensas de trabajadores y consumidores

El anuncio del retiro de tanto contenido obedece a la intención de Zaslav de deducir impuestos para tener un ahorro de 3 mil millones de dólares. También se tiene contemplado el despido masivo del 70% de los trabajadores de su división de desarrollo, a la vez que, según datos de Refinitiv, se espera que la compañía, ahora conocida como Warner Brothers Discovery, obtenga en el segundo trimestre dividendos de 11,840 millones de dólares y un ingreso de 1 centavo por acción.

La visión de Zaslav es la de querer competir con grandes películas de acción contra el Universo Cinematográfico de Marvel, el cual se comenzó a desarrollar poco antes de la gigantesca compra de la compañía Marvel por parte de Disney.

Vemos entonces que es nuevamente la búsqueda de grandes ganancias lo que motiva una reestructuración que ha sido criticada y ha provocado controversias entre consumidores y empleados de Warner, donde son estos últimos los que pagan las consecuencias de las decisiones de los patrones. Pero también es verdad que en estos últimos meses ha tenido impulso una oleada de sindicalización en el corazón del imperialismo estadounidense.

La llamada "Generación Sindicato" o "Generación U" es la que ha sacudido a las grandes compañías; sus miembros son jóvenes de entre 20 y 30 años y muchos de ellos se reivindican socialistas. De igual forma, reivindican un "sindicalismo de justicia social", ya que muchos son inmigrantes, hijos de inmigrantes, miembros de las comunidades negra, latina o LGBT. Una verdadera pesadilla para la derecha.

Esta generación se ha enfrentado valientemente con los grandes capitalistas como Elon Musk o Jeff Bezos, a quien le han logrado arrancar el reconocimiento del Sindicato de Trabajadores de Amazon (ALU por sus siglas en inglés), así como el Sindicato de Starbucks, ambos en compañías conocidas por ser profundamente antisindicales y que, en el caso de Amazon, mientras su dueño viajó al espacio, sus trabajadores tenían que orinar en botellas para cumplir con las pautas de producción, como lo denunciaron los trabajadores de Amazon en Alabama.

Si la Generación U llega a los trabajadores de Warner Discovery, podría revertir varias de estas decisiones para el beneficio tanto de ellos como de los consumidores. Para ello es necesaria la alianza de la poderosa y multiétnica clase obrera estadounidense en las calles, que es como el ALU logró su reconocimiento mediante acciones combativas, por fuera del accionar rutinario de las burocracias sindicales tradicionales y enfrentando las intimidaciones de la patronal.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias