×
×
Red Internacional

Huelga.Decenas se solidarizan con la huelga de Amatech en el aniversario de la Masacre de Tlatelolco

La empresa de call center Amatech que presta servicios para Grupo Carso estalló la huelga el pasado 27 de septiembre, desde ese momento los trabajadores de la empresa mantienen una valiente lucha por incremento salarial y en defensa de sus derechos laborales.

Martes 5 de octubre | 19:48

Amatech es un call center donde laboran más de 3500 trabajadores con sueldos que no alcanzan y prestaciones mínimas. Como en otros call center, la mayoría son mujeres, madres solteras y estudiantes que combinan trabajo y estudio, o jóvenes a quienes se les niega el derecho a estudiar por la vía de reducir el presupuesto educativo y así disminuir el número de espacios en las universidades públicas.

Los trabajadores exigen un aumento de por lo menos el 12% directo a su salario. El incremento salarial es una demanda vigente y justa para los trabajadores de Tlaxcala y del resto del país, pues tras la crisis económica y sanitaria somos nuevamente los sectores populares quienes estamos pagando la crisis. Mientras nosotros nos apretamos el cinturón y estiramos la quincena, Carlos Slim, sin hacer nada, sigue siendo uno de los empresarios más ricos del mundo.

Viva la lucha de Amatech

Con carteles, banderas y consignas, desde la Ciudad de México se hizo sentir el respaldo a la huelga. Muchos de quienes mandamos este mensaje somos trabajadores de call center en la CDMX, repartidores de aplicaciones como Uber Eats y Rappi, jóvenes precarizados por ONG’s, trabajadores universitarios, estudiantes, docentes de educación básica y superior, feministas y activistas obreros.

Con esta campaña de fotos, además de enviar toda nuestra solidaridad también queremos decirle a los trabajadores de Tlaxcala que no están solos, que su lucha es justa, que la victoria es posible y que no dejen que nadie les diga lo contrario.

Para ello es necesario hacer un llamado al resto de trabajadores y a las organizaciones obreras y sindicales de todo el país, en particular a las que se reivindican democráticas como la UNT, la CNTE y la NCT, para que se movilicen en respaldo a sus demandas y levantar así una gran lucha contra la precarización laboral.

Con la organización democrática, combativa y en las calles es posible arrancar al gobierno y a los empresarios el incremento salarial que se necesita, no sólo ese 12% inicial sino incluso un incremento mensual de acuerdo a la inflación. No hay que confiar en los trucos legaloides que se disfrazan de normativa laboral, ni en las autoridades de la Junta de Conciliación y Arbitraje, solo nuestra fuerza puede imponer nuestras justas demandas. No aceptemos aumentos miserables, ni tampoco bajemos el porcentaje que exigimos, porque si sus ganancias aumentan, nuestros salarios no están a discusión.

No es justo que mientras los ricos y poderosos se hacen cada vez más ricos, los trabajadores y sectores populares veamos como los salarios se hacen polvo con el incremento en los precios de la canasta básica.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias