Política México

MILITARIZACIÓN

De centro de desarrollo infantil a cuartel de la Guardia Nacional

Un inmueble que ubicado en el Deportivo Eduardo Molina, alcaldía Venustiano Carranza, pasó a manos del nuevo cuerpo represivo.

Martes 13 de agosto | 15:25

Avanza el despliegue de la Guardia Nacional en la Ciudad de México, y para eso Claudia Sheinbaum, la jefa de gobierno destinó las instalaciones de un centro de desarrollo infantil (CENDI) a cuartel.

Para las operaciones de estas instalaciones se aplicarán unos 500 mil pesos. El predio cuenta con 643 metros cuadrados, dos pisos, cocina, oficinas, zonas de dormitorios para albergar a 140 efectivos de la Guardia Nacional, integrada por militares, marinos y policías.

A su vez, las autoridades informaron que en la alcaldía Venustiano Carranza patrullarán 420 elementos del 26 batallón de infantería, dividios en dos grupos de 210 efectivos, de los cuales 140 están asignados a 14 colonias de esa demarcación y 70 a Iztacalco. Este despliegue se suma a las 400 cámaras que ya instaló la alcaldía y a la smil 29 del C-5.

Según el alcalce Julio César Moreno Rivera, el CENDI se reconstruyó en otra área dentro del mismo deportivo. Un verdadero peligro para la integridad de los niños que acuden ahí.

La incidencia delictiva es la excusa que ponen las autoridades para desplegar a los militares en la capital del país, mientras se suceden los casos de violaciones cometidas por uniformados contra mujeres, como el caso de la adolescente atacada por cuatro policías de la Ciudad de México.

A esto se suma que la militarización con los mismos integrantes de las fuerzas represivas cuestionados durante el gobierno de Peña Nieto por los múltiples vínculos con el crimen organizado sólo conduce a una exacerbación de la violencia contra las familias trabajadoras y el conjunto de los sectores populares.

Y más grave aún, el gobierno de López Obrador en nombre de la austeridad recorta presupuesto para salud y educación y despide a trabajadoras y trabajadores que garantizan el funcionamiento de instituciones con el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) u hospitales o el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Ese gobierno, que llegó al poder ante el hartazgo de los partidos patronales tradicionales, asigna recursos millonarios a la militarización de México, en clara continuidad con la política de Felipe Calderón (PAN) y Peña Nieto (PRI).

Pero no queremos más violencia contra las mujeres, ni muertos, ni desaparecidos ni torturados, ni desplazados por la guerra contra el narcotráfico. Por eso es urgente que los sindicatos que se reivindican democráticos, así como el conjunto los trabajadores y los sectores populares exijan la inmediata abolición de la Guardia Nacional. Que los fondos destinados a este cuerpo represivo, brazo de la Border Patrol en México, se destinen a salud, educación y cultura.

Ninguna confianza en policías, ni militares ni marinos. Los únicos que pueden garantizar la seguridad de la población son las familias trabajadoras y los vecinos de las distintas colonias, organizados desde las bases, en forma democrática e independiente del gobierno y de los partidos del congreso.






Temas relacionados

Venustiano Carranza   /   #Abajo la Guardia Nacional   /   Claudia Sheinbaum   /   Política México   /   Ciudad de México   /   Militarización

Comentarios

DEJAR COMENTARIO