×
×
Red Internacional

En el marco de la IX Cumbre de las Américas, que se desarrolla esta semana en Los Ángeles, California, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, consideró que la ausencia de López Obrador no afectará la relación con Estados Unidos.

Maestro Arturo Méndez Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Miércoles 8 de junio | 17:15

El presidente mexicano tiene una invitación a Washington para reunirse en julio con su homólogo estadounidense, Joe Biden, para tratar temas bilaterales.

Como es sabido, AMLO no asistió a la Cumbre debido a la negativa del gobierno estadounidense a invitar a representantes de Venezuela, Cuba y Nicaragua, bajo el argumento de que sólo se invitaría a gobiernos “democráticamente electos”.

Lo que suena hipócrita considerando el respaldo que históricamente ha dado Estados Unidos a golpes militares y dictaduras en la región, cuando los gobiernos “democráticamente electos” no se alinean a sus intereses.

Te puede interesar: Cumbre de las Américas: las razones de López Obrador para no asistir

De esta manera, López Obrador sigue marcando distancia diplomática con el gobierno de Estados Unidos, como se ha mostrado, por ejemplo, respecto al bloqueo a Cuba y en la posición sobre la guerra en Ucrania.

En ese sentido, Ebrard planteó que México insistirá en que el bloqueo a Cuba es inhumano e ineficaz, y que abogará por la inclusión de todos y el respeto mutuo para el futuro de las Américas.

Asimismo, el canciller anunció que “vamos a hacer algo muy relevante, que es iniciar por primera vez en nuestra historia la inversión de la Agencia Mexicana de Cooperación y Desarrollo en California, para apoyar a las comunidades mexicanas allá, básicamente en sus estudios”. Y agregó que: “vamos a llevar Jóvenes Construyendo el Futuro a Los Ángeles, California, después lo vamos a extender a otras ciudades de Estados Unidos”.

Así, a la dinámica en la relación bilateral, que combina distancia diplomática con subordinación de México a Estados Unidos en materia económica y en otros rubros como seguridad y migración, ahora el gobierno de AMLO agrega la exportación de un programa que promueve la precarización laboral: Jóvenes Construyendo el Futuro, mientras que también promueve su implementación en Centroamérica bajo el discurso de atacar las causas de la migración.

Ya implementado en México, dicho programa constituye todo un mecanismo de precarización laboral para la juventud trabajadora, pues a las y los jóvenes que participan en él bajo la figura de ’aprendiz’, a cambio de bajísimos salarios, no se les reconoce ningún derecho.

Además, si trabajan para una empresa privada, sus salarios son cubiertos con el erario público (trabajo gratis para la patronal), y en el sector público son utilizados para sustituir a trabajadores despedidos como producto de la “austeridad republicana”.

Es este mecanismo absolutamente pro patronal el que, según Ebrard, comenzará a implementarse en Los Ángeles este jueves, pero además, en momentos en que la juventud trabajadora estadounidense viene desarrollando un importante movimiento contra la precarización laboral y por la sindicalización, como lo muestran la formación del primer sindicato de Amazon en el país, la oleada de sindicalización en Starbucks y la lucha de otros sectores en el mismo sentido.

Te puede interesar: Ola de sindicalización en Estados Unidos: ¿qué se trae la generación "U"?

Se trata, pues, de todo un servicio del gobierno mexicano a las patronales estadounidenses, que la juventud y el conjunto de la clase trabajadora en México, Estados Unidos y Centroamérica debemos rechazar, oponiéndole la lucha por plenos derechos civiles y laborales para todas y todos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias