×
×
Red Internacional

Ambiente y servicios.Cortes de luz en la ciudad de Santa Fe, en medio de la ola de calor y crisis hídrica provincial

La interrupción del servicio en plena ola de calor abarca zonas de los barrios Fomento 9 de Julio, Escalante, María Selva, Los Hornos, Don Bosco, Pro Adelanto Barranquitas y Belgrano.

Miércoles 12 de enero | Edición del día
Foto: Trabajador de la electricidad | Twitter EPE

Durante la tarde de este miércoles se registraron cortes de energía eléctrica en varios barrios de la ciudad de Santa Fe. La Empresa Provincial de la Energía (EPE) explicó que el problema se debe a que se encuentra fuera de servicio el centro de distribución de barrio Mayoraz y que el abastecimiento se normalizaría hacia esta noche.

Hugo Ceré, encargado de relaciones institucionales de la EPE, explicó al medio local AIRE que el corte abarca la zona comprendida a lo largo de Aristóbulo del Valle entre Juan del Campillo y calle Larrea aproximadamente, con una cruz que atraviesa Estanislao Zeballos, entre Blas Parera y avenida General Paz. Los barrios afectados son Fomento 9 de Julio, Escalante, María Selva, Los Hornos, Don Bosco, Pro Adelanto Barranquitas y Belgrano.

Te puede interesar: Ganancias y desinversión.Entre los cortes de luz actuales y un modelo privatizador sostenido por todos los gobiernos

"Hay que detectar el punto de falla del cable subterráneo que está a un metro y medio de profundidad, hacer un pozo, realizar el corte del cable, el empalme correspondiente y luego de a poco en forma progresiva ir reponiendo el servicio eléctrico", explicó Ceré, al detallar los trabajos que implicará la reconexión del servicio.

El cable subterráneo alimentador que habría fallado une el Centro Distribuidor con la Estación Transformadora Santa Fe Centro.

Ceré reconoció que no es posible dar un horario certero de finalización de los trabajos y estimó que durante la noche, en forma progresiva, se iría normalizando el abastecimiento de energía. Recomendó que los vecinos afectados se mantengan al tanto a través de las redes sociales de la empresa. Sin luz y por ende, probablemente sin internet, no se entiende cómo debería la población estar atenta a las redes.

Según manifiesta EPE en su sitio, “la Empresa Provincial de la Energía de Santa Fe es una de las distribuidoras eléctricas más importantes de la República Argentina. Abastece a más de 1.300.000 clientes distribuidos en 101.000 km2”.

Te puede interesar: Otra vez las privatizadas.Apagón masivo en el AMBA: más de 700 mil usuarios sin servicio en medio de la ola de calor

EPE informó que este martes se registró un nuevo récord de demanda de potencia en el sistema eléctrico santafesino, que alcanzó 2.470 MW a las 14.05 hs. A las 15.15, el Gran Santa Fe también anotó un nuevo récord histórico de demanda de potencia con 340,6 MW superando el del año 2019, que había sido de 336 MW. Como se ve, la infraestructura del servicio no garantiza poder dar respuesta a una situación típica, que se da cada año: el aumento de la demanda con la llegada del calor.

Como no podía ser de otra manera, a tono con el discurso patronal que quiere obligar a todo el mundo a trabajar con síntomas, la empresa aprovechó la excusa del covid para justificar los problemas de atención al cliente y las demoras en atender los reclamos por el mal servicio. Este martes, según publicó el mismo medio local “de acuerdo a los datos suministrados por la Empresa, en Santa Fe hay 372 trabajadores aislados en todo el territorio provincial por ser positivos o contactos estrechos de coronavirus. Se trata de personal que realiza tareas administrativas y manuales, de los cuales la mayoría son de Rosario, Santa Fe y Rafaela. Según indicaron, estas situaciones podrían traer aparejadas demoras en la atención y reparación de inconvenientes que se produzcan por eso se pide a los vecinos paciencia”.

Los cortes en la provincia de Santa Fe se dan en el contexto de una importante ola de calor que azota al país. Actualmente hay 9 provincias en alerta rojo por las altas temperaturas.

Los cortes de servicios como luz y agua se registran en diversas provincias, tomando notoriedad el caso del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde este martes tuvo lugar un apagón masivo, responsabilidad de la empresa distribuidora Edenor, que dejó sin servicio a 700 mil usuarios.

Te puede interesar: Se la fugan.Cuántos millones recibieron en subsidios las privatizadas de energía que dan pésimos servicios

Los pésimos servicios de las empresas prestadoras en todo el país, son consecuencia de la nula inversión en el mantenimiento y mejoramiento del servicio. Año a año los cortes son la novedad ni bien comienzan los primeros calores de la temporada del verano, a pesar de que las tarifas son cada vez más caras para la población.

Solo durante el gobierno de Mauricio Macri, las tarifas de servicios públicos subieron un 3000 %. ¿Qué salario subió tanto en ese tiempo? Al contrario, los salarios acumulan varios años de caída del poder adquisitivo. A fines de 2021 el Frente de Todos dejó trascender que este año las tarifas de luz y gas subirían entre un 17 y un 20 %. Todo esto, a pesar de que las empresas prestadoras reciben cuantiosos subsidios, que como se ve cada temporada, no son destinados al mantenimiento del servicio.

Los cortes en el abastecimiento de la electricidad, se combinan en Santa Fe y otros puntos del país, con una grave crisis hídrica y sequías. En el caso de esta provincia, fue particularmente grave el impacto de la bajante histórica del río Paraná. La región es golpeada a su vez por incendios forestales.

Como consecuencia de esta bajante, se registra la "desaparición" de la Laguna Paiva, ubicada a 40 kilómetros de la capital santafesina. La bajante y la falta de lluvias derivaron en que la laguna se seque por completo, dejando un paisaje desolador donde antes había un bañado hermoso. No hay alivio para la población, ni para los ecosistemas de la región.

Te puede interesar: Debate.Con la renuncia de Cabandié no alcanza, con la estrategia del lobby tampoco

La mañana de este miércoles, la empresa Aguas Santafesinas aseguró que se encuentra trabajando "al máximo de su capacidad" para brindar el servicio en la provincia, y pidió a los usuarios tener un consumo responsable para evitar el desabastecimiento de agua potable en la región. Como siempre, las empresas descargan la responsabilidad sobre los individuos.

La empresa expresó en un comunicado la necesidad de cuidar el agua en Santa Fe, ante la elevación del consumo por altas temperaturas, que se dificulta con la bajante histórica que atraviesa el río Paraná. Los que hacen usos irresponsables de todos los recursos son los sojeros y los empresarios, pero a las consecuencias las paga la población y encima, les atribuyen la responsabilidad de lo que pasa.

Según las explicaciones oficiales, toda esta situación se debe “al cambio climático”. Desde ya que el cambio climático y el calentamiento global es innegable, sin embargo, lo que oculta el relato del Gobierno nacional y los gobiernos provinciales, es la responsabilidad que les cabe en este proceso por fomentar cada vez más las actividades productivas extractivistas, altamente contaminantes, como el agropower, la megaminería, las granjas porcinas, el fracking, etc. Ni hablar de que el Frente de Todos cajoneó en el Congreso la ley de humedales, cuya necesidad se ve claramente en una provincia como Santa Fe, que registra incendios originados por quemas de chacareros cada año en las islas del delta del Paraná, frente a Rosario.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias