×
×
Red Internacional

Desde el viernes 10 de septiembre, trabajadores de la empresa estatal Gas Bienestar, adscrita a Pemex, llevaron a cabo movilizaciones en la alcaldía de Iztacalco de la Ciudad de México, ello para denunciar el incumplimiento de condiciones de contratación.

Lunes 13 de septiembre | 18:03

A las demandas enarboladas en las manifestaciones de la semana pasada, hoy se suman las de la falta de equipo, pues trabajadores acusan que la empresa estatal no les ha dado guantes y se les ha provisto solo de un uniforme.

Además, los cilindros que la empresa adquirió para brindar el servicio se encuentran en mal estado, a decir de los trabajadores. De ello deriva el riesgo latente de un accidente que pueda afectar seriamente tanto a usuarios como a los propios empleados del Gas Bienestar.

En cuanto al aspecto del incumplimiento de las condiciones contractuales, algunos trabajadores expresaron que no cuentan con utilidades, prestaciones ni seguro de vida.

Estamos hablando de alrededor de 210 trabajadores que han protestado derivado de la situación descrita. El contrato inicial estipulaba un salario de mil 50 pesos semanales a repartidores. Más comisiones el incremento llegaría a mil 500 pesos.

Para choferes el salario contemplado establecía 1900 pesos. Las denuncias hablan de que en ambos casos los pagos que llegaron fueron menores. Para lograr el cumplimiento de sus demandas y la resolución de los adeudos en salarios de trabajadores, esta protesta mantiene detenidas 70 rutas.

El 30 de agosto Gas Bienestar inició operaciones en la alcaldía Iztapalapa de la Ciudad de México. Las manifestaciones de trabajadores llevadas a cabo en los últimos días evidencian las condiciones precarias y de incumplimiento de contratos laborales bajo las cuales han comenzado las operaciones del Gas Bienestar.

El llamado de los manifestantes es, a su vez, para que las autoridades renueven equipos y protocolos de seguridad frente a situaciones de riesgo propias de las labores que llevan a cabo.

Otra de las exigencias impulsadas es el descongelamiento de plazas de personal de mantenimiento y seguridad industrial, las cuales se encuentran detenidas en el marco de las políticas de austeridad republicana impulsadas por el gobierno de la 4T.

Esta situación demuestra la profunda precariedad laboral que impera tras el Gas Bienestar. Mientras, avanza la "nueva normalidad" y la recuperación de empleos, los cuales, hay que subrayar, ofrecen bajos salarios y condiciones de trabajo sumamente precarias, incluso en los programas que ofrece el propio gobierno.

En perspectiva de arrebatar las demandas de los trabajadores como mejores condiciones laborales y salariales, es necesario exigir su basificación y sindicalización. En este contexto de pandemia, es necesario también poner en pie comisiones de seguridad e higiene que sean electas de manera democrática por el conjunto de la base trabajadora, y que esta sea la encargada de construir un pliego de demandas y normas bajo las cuales se garanticen todos los protocolos necesarios para trabajar con gas LP.

Esto solo se logrará a través de la organización independiente del gobierno y de los partidos del congreso, en unidad de trabajadores del Gas Bienestar con sus compañeros de Pemex.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias