×
×
Red Internacional

Este viernes se llevará a cabo la cuarta sesión ordinaria del Consejo Técnico Escolar (CTE) y, como de costumbre, no se debatirán los problemas educativos actuales ni tampoco la propuesta para el nuevo marco curricular del gobierno de la 4T.

Sulem Estrada, maestra de secundariaAgrupación Magisterial Nuestra Clase y Pan y Rosas

Jueves 24 de febrero | 12:40

La guía para el Consejo Técnico Escolar establece los temas que la SEP considera pertinente analizar en la próxima junta entre docentes. En esta ocasión el temario se enfoca en favorecer las habilidades matemáticas -la junta pasada se centró en la habilidad lectoras- no sin antes desarrollar, como en otras ocasiones, temas pseudopsicológicos con una clara intención política e ideológica.

En esta ocasión el tema es “la gratitud”. La cual definen como “una emoción placentera y que se consolida en acciones para cuidar y proteger aquello que trae bienestar”. Frente a la situación que las y docentes y alumnos estamos viviendo en las escuelas donde continúan los contagios a los que nos han querido acostumbrar, padecemos la falta de insumos sanitarios y de condiciones adecuadas para desarrollar nuestra actividad laboral, así como el aumento de la precarización de las y los docentes, es claro que el mensaje va dirigido a contener el descontento y el cuestionamiento, pues veladamente plantea que debemos cuidar y proteger nuestra fuente de trabajo, así como que debemos estar agradecidos por lo que tenemos.

No podemos evitar recordar cuando la secretaria de educación pública, Delfina Gómez, planteó en uno de sus primeros comunicados públicos al asumir el cargo, que las y los docentes teníamos que estar agradecidos porque siguieron pagando nuestro salario en el confinamiento por la pandemia, sin considerar que el trabajo se triplicó y que tuvimos que asumir los costos económicos -junto a las madres y padres- de la virtualidad.

La gratitud, como un precepto cuasi religioso, no es una cualidad que las y los trabajadores, que ganamos con mucho esfuerzo el pan de cada día, debamos cultivar en el ámbito laboral, pues es utilizado como una forma de callar las críticas, la resistencia y la lucha por mejores condiciones de vida. Si estoy agradecido de lo que tengo, no debería cuestionar lo que no, ni lo que me quitaron, sino agradecer lo que aún conservo.

Te puede interesar: Educación. Tercera sesión del Consejo Técnico Escolar: el cinismo de la simulación

Los temas relevantes para la 4T

La agenda planteada en el CTE no es casual, sino que es utilizada política e ideológicamente por las autoridades educativas para mantener al magisterio en la pasividad, conforme y ocupado. Pero las y los docentes necesitamos espacios para discutir temas relevantes como la propuesta del gobierno para el nuevo marco curricular en educación básica, que nuevamente fue elaborado sin tomarnos en cuenta. Esta es una tarea fundamental para las y los maestros, donde debemos aportar al tipo de educación que requieren las nuevas generaciones, que afrontan un momento mundial de creciente precariedad de la vida, falta de recursos para el desarrollo físico y cognitivo, para el esparcimiento necesario y el conocimiento de la cultura, y desde allí aportar a la elaboración del nuevo marco curricular.

Las supuestas asambleas generadas para que las y los maestros podamos intercambiar sobre el tema son espacios a los que no fuimos convocados. En las escuelas no se nos otorgan facilidades para participar y nunca se informó de manera oficial a los docentes, por lo que no están sirviendo como espacios verdaderamente democráticos, sino, solamente, para avalar las decisiones que se toman desde arriba.

La Secretaría de Educación Pública definitivamente no tiene como prioridad generar espacios de intercambio para asuntos relevantes del magisterio, como evidentemente es la definición de un plan de estudios que verdaderamente responda a las necesidades de las y los alumnos y docentes, que son los actores principales del sector educativo, si fuera así, utilizaría los espacios del CTE para ello y no para hablarnos de gratitud y/o resiliencia.

Te puede interesar: Magisterio. La “transformación educativa” y el marco curricular de la 4T

Asimismo, siendo un gremio mayoritariamente femenino se ignoran los temas importantes para nosotras. Se acerca el 8 de marzo y con ello se pone nuevamente sobre la mesa la imperiosa necesidad que tenemos las mujeres de seguir luchando por nuestras demandas.

Trabajo precario, despidos, doble carga laboral con la limpieza de la casa y los cuidados a hijos y enfermos, el incremento en la violencia, los feminicidios y las desapariciones son parte de nuestras preocupaciones cotidianas.

Además, como maestras y maestros tenemos la enorme tarea de educar a las nuevas generaciones con las que debemos trabajar de manera urgente y prioritaria estos temas, de la mano de intercambiar sobre el derecho de las y los alumnos a recibir una educación sexual integral, particularmente el país que encabeza las cifras de embarazo adolescente.

Esto también debería ser tema prioritario para el Consejo Técnico Escolar, pero desafortunadamente no lo es.

Las y los maestros debemos pelear por convertir el Consejo Técnico Escolar en un espacio de reflexión docente que verdaderamente nos sirva para debatir los temas relevantes para nosotros y ayudar a resolverlos. De la misma manera, debemos luchar por democratizar nuestro sindicato para tener espacios asamblearios que nos permitan organizarnos y luchar por nuestros derechos y por una educación pública que responda a nuestras necesidades y las de nuestros alumnos.

Te invitamos a sumarte al conversatorio que organizamos las maestras de Nuestra Clase-Pan y Rosas este viernes 25 de febrero para seguir organizándonos por un 8 de marzo combativo. Súmate, te esperamos.

Te puede interesar: Rumbo al 8M. Las maestras nos preparamos para el 8 de marzo




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias