×
×
Red Internacional

DIF-CDMX. Con ofensiva laboral, Esthela Damián empieza precampaña en Azcapotzalco

Con el despido político de la trabajadora del DIF-CDMX, Montserrat Jiménez, Esthela Damián Peralta se lanza contra las y los trabajadores que se organizan para conquistar derechos laborales, al mismo tiempo simboliza el inicio de su campaña política en Azcapotzalco.

Viernes 3 de junio | 14:39

En el ABC de la política, es bien sabido que exterminando las luchas de las y los trabajadores se pueden imponer los intereses de las clases dominantes. La directora del DIF-CDMX, Esthela Damián Peralta, si bien no es brillante, su pragmatismo es más que suficiente para aplicar este tipo de recetas y así seguir escalando en el edificio de la burocracia de élite.

Ya demostró que por ese camino puede incluso superar la inteligencia de Claudia Sheinbaum, que no ha podido levantar sus propios programas sociales, como PILARES, por más mercadotecnia y recursos que les destine; así lo muestra el poco rendimiento que le dieron en las elecciones de 2021, MORENA solo pudo retener 7 Alcaldías de 16. Ante este fracaso, el Gobierno de la Ciudad ahora centra sus esfuerzos en otro programa de atención a población marginada: Barrio Adentro.

Te puede interesar: "Barrio Adentro", programa de proselitismo electoral de MORENA en la CDMX

De manera temprana -como el canon de toda la política electoral-, Damián Peralta hace uso de su pragmatismo y empieza su precampaña sobre el despido de Montserrat Jiménez, trabajadora del DIF-CDMX que lucha por derechos laborales en la agrupación Queremos Trabajo Digno. Algunos empleados del DIF señalan que buscará la Alcaldía de Azcapotzalco.

Te puede interesar: DIF-CDMX despide a trabajadora: nueva represión por exigir derechos

Un par de datos son reveladores. Aproximadamente un mes previo a la Consulta de Revocación de Mandato, la estructura del DIF (subordinados inmediatos a Esthela Damián, operadores políticos que llegaron con ella a la institución) se volcó a difundirla en la Alcaldía, realizando desde actividades culturales hasta “censos” que les permitieran ubicar los puntos estratégicos para ganar. Más recientemente, de los 100 puntos de atención a la población que hace el DIF para el Programa Barrio Adentro, 18 están en la Alcaldía Azcapotzalco; le sigue la Cuauhtémoc, con 14 puntos; en tercer lugar, Tláhuac, con 13 puntos. No esta demás indicar que, en total, 62 puntos de atención a la población se localizan en las Alcaldías en donde gobierna la oposición (PRI-PAN-PRD), mientras que los restantes se encuentran en donde gobierna la coalición PT-Morena.

De ser así, no es la primera vez que busca ese tipo de cargo, en 2015 persiguió la candidatura a la jefatura de la entonces Delegación Venustiano Carranza, pero el PRD -en donde militaba- se la negó. Obstaculizada por las tribus de ese partido saltó a Movimiento Ciudadano, donde permaneció hasta que vio en MORENA el trampolín que le permitiría cumplir sus ambiciones políticas. Fue así que se sumó como una de las coordinadoras de campaña cuando Claudia Sheinbaum compitió para la Jefatura de Gobierno de la CDMX. Después de su triunfo, en aquellos años, se decía que la dirección del DIF-CDMX había sido su pago por el proselitismo electoral que le hizo en la Venustiano Carranza.

Envalentonada en el carro de MORENA, segura de sí misma al ver el fracaso de los otros partidos que no le permitieron "crecer" y amparada en la legitimidad del lopezobradorismo, le ha dado margen para hacer el trabajo sucio. Como parte de la ofensiva laboral que lanzó la 4T contra las y los trabajadores estatales, eufemísticamente llamada Austeridad Republicana, comenzó su nueva etapa encabezando los despidos y recortes salariales hacía los más de mil trabajadores precarizados en el DIF de la Ciudad de México, dejando claro que es capaz de adaptar su discurso de "izquierda" al mejor postor.

Para subir un nuevo escaño, sea alguna Alcaldía o un futuro cargo pactado por los favores políticos que ya le está haciendo a Sheinbaum, requiere limpiar el terreno de las resistencias organizadas de las y los trabajadores que pudieran causarle algún problema a su imagen en vísperas de las elecciones de 2024.

Te puede interesar: Ella es Esthela Damián Peralta: la directora del DIF que despide a una trabajadora embarazada

Por su parte, a las y los trabajadores no les queda más que aumentar su organización o seguir sucumbiendo a los despidos, bajos salarios y pésimas condiciones laborales que les han impuesto por décadas. Se abre así el camino de la lucha y la esperanza que despierta conseguir ganarla o seguir con el miedo y preferir no hacer nada para evitar perder el empleo.

Mientras se deciden, el peso de los años aumenta sin disyuntiva, con 5, 10, 15 o hasta 20 años de trabajo en la dependencia no es fácil irse con las manos vacías, pues el contrato de honorarios (que simula la relación laboral) que tienen los trabajadores precarizados no les otorga ningún derecho laboral.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias