×
×
Red Internacional

Colusión de charros y patrones. Comida insalubre y robo de utilidades en Yazaki

La comida insalubre es algo con lo que se vive constantemente, muy pocas veces la patronal 1,900 pesos por utilidades del 2021. Y muy pocas utilidades para la producción que se lleva a cabo dentro de la planta, abuso patronal garantizado por el charrismo.

Sábado 9 de julio | 13:28

1 / 1

En la planta de Yazaki en Guanajuato las condiciones laborales no son muy distintas a las del resto de las empresas de la industria del país. Horarios ilegales, salarios bajos y un sindicato controlado por los charros de la CTM, del Sindicato Miguel López Trujillo, que defiende a la empresa en vez de a los trabajadores. Estos charros son bastante conocidos por haber sido expulsados de la General Motors de Silao.

Recientemente se le ofreció a las y los trabajadores que laboran en Yazaki carne cruda y alimentos nada saludables, como frituras en aceite. Ellos producen cables y componentes para la industria automotriz que es una de las actividades productivas más importantes en México, debido a la cadena de valor de la que forma parte.

La comida insalubre es algo con lo que se vive constantemente, muy pocas veces la patronal ofrece algo que realmente caiga bien a la salud. También los alimentos son utilizados como “premio” para intentar hacer sentir bien a los trabajadores por las horas y horas dejadas en las líneas por unos cuantos pesos. El 10 de mayo de este año, se les “premió” con pizza y coca-cola por no haber faltado, como si un pedazo de pizza pudiera sustituir los momentos familiares y festejos que son tan importantes para nuestras vidas y desarrollo cultural.

Aunado a esto, se les entregó la cantidad de 1,900 pesos por utilidades del 2021. Esta cantidad, se presume, es muy baja para la producción que se lleva a cabo dentro de la planta, pero es imposible poder saber los números reales, ya que los charros cetemistas que controlan el sindicato, hacen con la ley lo que les place e impunemente se la saltan frente a la Secretaria del Trabajo y el Centro Federal, por lo que no convocaron a una comisión revisora ni consultaron en una asamblea o juntas si se aceptaba esa cantidad por concepto de utilidades. Además de que fueron amenazados de no recibir su pago si no iban al SAT para actualizar sus datos.

El sindicato Miguel López Trujillo fue expulsado por la decisión de miles de trabajadores en General Motors de Silao por sus actos corruptos y de enriquecimiento con las cuotas sindicales sin dar nada a los agremiados. Dirigido por el charro priista Tereso Medina, aparecía este señor hablando de democracia sindical y de respetar a los trabajadores, pero a pesar de haber sido superado por mucho en GM, él y su grupo de colaboradores de los patrones siguen mantiendo estas pésimas condiciones en Yazaki y otras empresas en las que se encuentran.

Ante esto, las y los trabajadores deben de organizarse para echar a los charros de su sindicato y ponerlo al servicio de sus intereses, aprovechar que el Miguel Trujillo está instalado en varias plantas y junto a sus compañeros pueden recuperar los derechos laborales expulsando de las filas sindicales a los vividores antidemocráticos dirigidos por Medina.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias