Internacional

GRECIA

Comenzó el referéndum griego marcado por la polarización

En un escenario de gran polarización, marcado por el chantaje imperialista, la crisis económica, el “corralito” bancario, once millones de griegos están convocados a las urnas para votar sobre el proyecto de acuerdo de la Troika. Seguí el desarrollo de la elección durante toda la jornada por La Izquierda Diario.

Domingo 5 de julio de 2015 | 08:33

FOTO: Reuters

Ir a Sección especial sobre Referéndum en Grecia

Un total de 10.837.118 helenos están convocados a votar hoy en referéndum. La pregunta que se encontrarán en las papeletas es esta: "¿Tenemos que aceptar el proyecto de acuerdo que fue presentado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el Eurogrupo del 25/06/2015, que se compone de dos partes y que constituyen su única propuesta?". Pero cada uno interpretará esta pregunta de diferentes maneras.

Los colegios electorales abrieron hoy a las 7:00 hora local (04.00 GMT) y se cerrarán doce horas después, a las 19:00 horas (16.00 GMT) y según ha dado a conocer el Ministerio del Interior la primera proyección del resultado se dará a conocer entre las 20.00 y 21.00 hora local (17.00 y 18.00 GMT).

El referéndum tiene lugar en un contexto de bancos cerrados y amenazas de la Troika sobre la catástrofe financiera si gana el “No”. Según las encuestas, el referéndum está muy reñido y un resultado polarizado podría abrir un panorama incierto sobre la continuación de las negociaciones del gobierno griego con los organismos internacionales.

La población griega está dividida sobre si acepta una oferta de los acreedores, que el primer ministro heleno Alexis Tsipras ha calificado como una "humillación" y que urgió rechazar. El mandatario manifestó que hoy el pueblo toma en sus manos su destino y tras emitir su voto en la mesa electoral en el barrio popular Kipseli en Atenas, declaró “La voluntad muchos pueden ignorarla. La voluntad del pueblo nadie".

En un marco de crecientes amenazas y chantaje, una vez más, los inversores y directivos de bancos centrales europeos señalaron que un rechazo al plan de rescate ubicaría a Grecia en una vía de salida de la eurozona, desatando una desestabilización de la economía mundial y de los mercados financieros.

"El domingo todos deberíamos enviar un mensaje de democracia y dignidad al mundo" expresó el mandatario heleno en un mitin de cierre de campaña el mandatario heleno declaró ante miles de manifestantes congregados a favor de votar “No”.

Por su parte, el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, prometió a sus conciudadanos que si votan "No", los acreedores europeos deberán otorgarle a Atenas términos más favorables, entre ellos un considerable alivio de la deuda y menos austeridad.

Cuatro sondeos de opinión publicados el viernes revelaron que la opción "Sí" aventaja marginalmente al “No”. Sin embargo, una quinta encuesta ubica a la opción "No" a la cabeza con una diferencia de 0,5 puntos porcentuales.

Con un cepo de 60 euros impuesto a las extracciones en los cajeros automáticos, grupos de jubilados se reúnen en las puertas de los bancos para pedir sus pensiones solo para salir con sus manos vacías y el rostro lleno de lágrimas. Esta imagen es un dramático símbolo de la catástrofe financiera que vive país en la última década.

Algunos griegos, aterrorizados ante la incertidumbre económica del país, han manifestado votar a favor de la propuesta, es el caso de Sarafianos Giorgos, un profesor de 60 años y residente en Atenas quien ha declarado: "Hay una atmósfera de miedo. Puedes sentirla".

Sin embargo, incluso aquellos que están a favor del "Sí" coinciden también en que el país Heleno enfrenta un acuerdo desfavorable, pero consideran que la alternativa de un colapso de los bancos y un retorno a la dracma, sería peor.

Entre los que defienden la opción "No" al aumento de impuestos y un mayor recorte de pensiones a cambio de más préstamos afirman que Grecia no puede sufrir más austeridad, que ha dejado sin trabajo a una de cuatro personas y que la Unión Europa está "chantajeando" a su país.

Tenekidou Ermioni, una profesora de 54 años y que respalda el “No” ha declarado: "Como mujer griega, siento vergüenza por los que van a votar “Sí” por temor a salir del euro. Nos están pidiendo que aceptemos una esclavitud sin fin. Me siento ofendida".

De ganar el "Sí" al rescate, se especula con la renuncia tanto de Tsipras como de Varoufakis, abriendo un nuevo capítulo de incertidumbre mientras los partidos políticos tratan de establecer un Gobierno de unidad nacional que mantenga las negociaciones con los acreedores hasta que se realicen elecciones.

Sea cual sea el resultado de la consulta, la población griega enfrentará más agitación política y financiera en las próximas semanas y días.

Fuentes: Agencias Reuters y EFE






Temas relacionados

Referendum en Grecia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO