×
×
Red Internacional

Los gremios de trabajadores estatales se movilizaron este jueves a Rawson para reclamar su rechazo al aumento por decreto y solicitar la apertura de las negociaciones paritarias.

Jueves 14 de octubre | Edición del día

En la importante movilización estuvieron presentes la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE), la Asociación de Trabajadores de la Educación (ATECh), el Sindicato de Salud Pública (SiSaP), el Sindicato de Trabajadores Judiciales (SiTraJuCh), el Sindicato de Trabajadores Viales (SiTraViCh), el Sinidicato de Docentes Privados (SADoP) y jubilados estatales que llevaron adelante esta importante movilización que se desarrolló desde el Ministerio de Economía hasta la Casa de Gobierno en la capital de la provincia.

Esta marcha hizo activo, en este segundo día de huelga, el paro de 48 de los docentes y de 72 horas de las y los trabajadores de salud.

Al llegar a Casa de Gobierno las organizaciones convocantes montaron un acto donde hablaron los dirigentes y referentes de los sindicatos presentes, como así también de la asamblea autoconvocada de auxiliares en lucha de Rawson y de las y los jubilados.

Muchos discursos que no anunciaron ninguna medida unitaria para continuar el plan de lucha, ni asambleas comunes para organizar desde abajo la pelea contra el ajuste del gobernador Mariano Arcioni, aliado del Frente de Todos.

La única vos discordante y que llamó a la lucha fue la de los representantes de la asamblea de auxiliares que llamaron a “continuar la pelea que toda se decida en asamblea y que esta lucha la tenemos que ganar porque los empleados públicos de la provincia nos estamos cagando de hambre y no va más”.

La semana que viene es necesario exigir asambleas comunes y un plenario de delegados con mandato, para discutir y votar un plan de lucha común, desde abajo y autoorganizado. Ahí está la fuerza para derrotar el ajuste de Arcioni.

Esta perspectiva es opuesta a la que impulsan los dirigentes kirchneristas de ATECh que manifestaron pedir la intervención del nuevo ministro de Educación, Jaime Perzcyk, para solucionar el problema salarial en la provincia. Esta política es una repetición de lo que estos dirigentes hicieron en febrero de este año cuando firmaron la paz social con el ahora exministro de Educación, Nicolás Trotta, donde negociaron a espaldas de los docentes la devolución de la deuda en cuotas, a cambio de la paz social y el congelamiento salarial que hoy se está cuestionando desde la calle.

Es que los dirigentes de ATECh con esta política ponen una vez más al sindicato docente como furgón de cola de las necesidades del gobierno nacional, que en la provincia se está jugando mantener la mayoría en el senado nacional luego de la derrota que sufrió el gobierno de Alberto Fernández en las PASO y desgastar al gobernador Arcioni, para favorecer a la lista de Carlos Linares y Florencia Papaini del PJ-Frente de Todos.

Las y los trabajadores estatales y jubilados que enfrentan el ajuste necesitan desarrollar instancias de autoorganización, como muestra incipientemente la asamblea de auxiliares autoconvocados de Rawson donde todo se decide a mano alzada. Esta experiencia de democracia directa que se está desarrollando es clave para enfrentar esta política de las conducciones sindicales.

A su vez, esta pelea salarial necesita un programa de lucha que partiendo de la demanda de salario igual a la canasta familiar, paritarias libres y sin techo, plata para salud, educación, obra pública y salarios y no para la deuda, tiene que desarrollar la democracia directa de las y los que luchan para decidir y una política independiente de los gobiernos, tanto el provincial como el nacional, que son los ajustadores.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias