×
×
Red Internacional

PANDEMIA. COVID19: la gota que derramó el vaso de la precarización del sector salud

Las terribles condiciones de desabasto y precarización en hospitales están por reventar ante la saturación generada por la pandemia de Covid-19.

Yara VillaseñorSocióloga y latinoamericanista - Militante del MTS - @konvulsa

Miércoles 15 de abril de 2020 | 15:55

Los últimos días hemos recibido decenas de denuncias de personal médico y usuarios debido a las precarias condiciones de trabajo e infraestructura de los hospitales del sistema de salud público.

Con desabasto de medicinas, insumos médicos, material quirúrgico y sanitario, así como sin material de resguardo frente al contagio, están laborando miles de enfermeras, médicos y auxiliares del sector. Prueba de esto son los más de quinientos profesionales de la salud contagiados en hospitales por Covid-19.

Por si fuera poco, usuarios también enfrentan las consecuencias del desmantelamiento sistemático del sector, hacinados hasta en el suelo si tienen la “suerte” de ser atendidos.

En muchos casos, varios enfermos de Covid-19 han muerto antes de recibir los resultados de las pruebas, y hay quienes denuncian que los exámenes médicos que se les han aplicado, lejos de ser para diagnóstico de Covid-19, han sido para detectar Influenza.

No puedes dejar de leer: Cómo y por qué hay que centralizar el sistema de salud

En la Ciudad de México, Baja California, el Edomex, Baja California Sur y muchas entidades más, los profesionales de la salud laboran bajo protesta, y han encabezado manifestaciones en diversas unidades médicas. Es evidente que la pandemia es la gota que derramó el vaso de la precarización.

Urge que el gobierno garantice insumos y derechos laborales del personal del sector salud

Frente a la saturación de hospitales, el gobierno ha anunciado diversas medidas, como la reconversión hospitalaria, la contratación de nuevo personal y presupuesto para insumos, así como toneladas de cubrebocas y guantes que compró a China.

Sin embargo, las medidas del gobierno son insuficientes frente al enorme desabasto y desmantelación del sector tras años de políticas neoliberales y corrupción.

La reconversión hospitalaria ha generado peor servicio y atención para quienes no están internados por Covid-19. Lo que hacen falta son nuevos hospitales con equipo y personal. Las camas rentadas a hospitales privados son insuficientes para resolver el problema de que hay 2 camas por cada mil habitantes.

El nuevo personal, contratado por seis meses, debe tener garantizados sus derechos laborales y basificación, al igual que todos los y las trabajadoras de la salud.

Es necesaria una inyección multimillonaria de recursos para paliar las consecuencias de las políticas de privatización de la salud. Además, sin exámenes rápidos masivos es imposible medir el avance de la pandemia.

Hace falta obtener recursos mediante la implementación de impuestos a las grandes fortunas. Los millones destinados al pago de la deuda externa (44% del PIB) bien podrían invertirse en recursos para el sector, garantizando que toda la población tuviera salud gratuita, de calidad e integral.

También es necesario centralizar el sistema de salud, unificando el sector público y privado para acabar con la salud de primera y de segunda. Todo esto sería posible si los intereses del gobierno no estuvieran a disposición de garantizar las ganancias de los grandes empresarios.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias