×
×
Red Internacional

La CNDH publicó un comunicado de prensa en el que señala que inicia investigación de oficio y atrae caso de probable explotación de mujeres y grave riesgo a la salud ante la crisis sanitaria por COVID-19 con la oferta de servicios sexuales a domicilio en Tlaxcala.

Viernes 10 de abril de 2020 | 01:17

El caso se abrió después de la publicación del pronunciamiento que feministas y organizaciones defensoras de derechos firmaron para exigir a las autoridades que investiguen y procedan contra centros nocturnos de explotación sexual; quienes a través de redes sociales, medios impresos y digitales anunciaban—ante la campaña #QuédateEnCasa y el cierre de locales— su oferta de servicios de “table dance” a domicilio en Tlaxcala.

El documento publicado por las organizaciones exige no sólo la intervención de la CNDH sino de la Secretaría de Salud y la Procuraduría de Tlaxcala y autoridades federales. Pide a los medios de comunicación impresos y digitales no reforzar actitudes machistas que fomentan la cosificación del cuerpo de las mujeres; y a la opinión pública a no reproducir este tipo de información que se presenta.

Aún con la pandemia, la violencia a las mujeres no frena y es claro que la explotación sexual tampoco.

El comunicado de la CNDH señala:

Atenta no solamente contra el derecho a la salud, sino por discriminación y posible trata de personas con fines de explotación sexual.

Esta CNDH ha exhortado a que todas las acciones que establezca el gobierno mexicano para enfrentar la propagación del COVID-19, se den en el marco de los derechos humanos e incorporen la perspectiva de género a fin de garantizar la dignidad y seguridad de la población mexicana.

En ese tenor, procurar la salud y la vida de las y los mexicanos, impone también a las autoridades de los tres niveles de gobierno, la obligación de instrumentar acciones eficaces y suficientes, a favor de las personas que enfrentan violencia en cualquiera de sus formas, en particular las mujeres y niñas.

Tlaxcala es considerado desde hace muchos años como “la cuna de la trata” pues investigaciones apuntan a que el fin de la mayoría de las redes de trata que terminan en Estados Unidos tienen su origen en determinados pueblos de Tlaxcala. Organizaciones de derechos humanos señalan que la trata de mujeres es un problema de 23 municipios de un total de 60 que componen la entidad federativa. Entre 2011 y 2018 en 16 municipios se han registrado 154 denuncias de mujeres (mayores y menores de edad) víctimas de trata. Sólo 26 fueron canalizadas a refugios para víctimas; el 84% quedó en riesgo de volver a ser explotadas sexualmente.

La trata de personas, principalmente de mujeres, niñas y niños no va a frenar sólo con las denuncias. Desde hace años defensores de derechos, activistas y periodistas denuncian que este tipo de negocios millonarios no está aislado de grandes empresarios con otras inversiones legales e ilegales en distintas partes del mundo. No basta con cerrar algunos locales, es urgente desmantelar las redes de explotación sexual y laboral que hoy retienen a niños, niñas, mujeres, migrantes, indígenas, adultos mayores, personas de la comunidad sexo diversa para lucrar con sus cuerpos; mientras los grandes empresarios buscan presionar al gobierno para mantener sus grandes ganancias.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias