Juventud

#UNAMNoPaga

CCH Sur: ¡Fuera directivos de nuestra asamblea!

Este viernes 30 tendremos en CCH Sur una asamblea para seguir organizándonos y denunciar que #LaUNAMNoPaga.

Jueves 29 de abril | 21:20

Como Agrupación Juvenil Anticapitalista, queremos compartir algunas reflexiones sobre qué necesitamos en CCH Sur para vencer y lograr una mejor universidad: sin precarización, realmente pública y gratuita y donde seamos la comunidad quienes decidamos sobre la vida universitaria y no la casta dorada de burócratas.

Una vez más, Luis Aguilar y las autoridades, intentan dividir el movimiento

Empecemos por hacer un recuento breve de la situación en la que se encuentra el plantel. El viernes 16 de abril tuvo lugar una asamblea, después de dos semas de paro con diversas actividades políticas y culturales, donde las autoridades impusieron hacer las votaciones para decidir el rumbo que iba a tomar el movimiento a través de la página de escolares, pagina controlada por dirección. El día de las votaciones hubo muchas denuncias de que las votaciones estaban siendo manipuladas por las autoridades, y fue por esto que se desconocieron y se llamó a una asamblea de estudiantes, docentes y trabajadores para el día lunes 18 de abril en donde, entre otras cosas, se decidió democráticamente que las autoridades no podían participar de las asambleas y se votó un paro indefinido.

En un claro intento por acabar con el paro, dirección decidió llamar a una asamblea únicamente de profesores desde la cual se convocó a una asamblea general que tendría lugar el día viernes 12 de abril, en donde nuevamente se votó a través de la página de escolares. Aún así, la mayoría votó por respaldar el paro indefinido. Posteriormente, en contra de lo decidido en la asamblea, las autoridades han llamado a los profesores a reunirse con sus alumnos para “democráticamente” votar regresar a clases por grupo, intentando acabar con el movimiento surgido por la terrible situación de precariedad de docentes en la UNAM.

Te puede interesar: ¿Qué está pasando en la UNAM?

Es claro que lo que Luis Aguilar, director del plantes y el resto de autoridades intervienen en el proceso para intentar desarticularlo desde adentro, buscan dividir a docentes de estudiantes con argumentos como que los votos de alumnos cuentan menos que los de los profesores, además de dividir a los propios docentes llamándolos a negociar por academia. Por esto, es que se hace necesario organizarnos de manera totalmente independiente a las autoridades ya que además son ellos los principales interesados en que la universidad se quede tal y como está para poder mantener sus enormes salarios y privilegios a costa de la educación y el trabajo de la comunidad universitaria.

Nuestras demandas

El problema no solo es la falta de pagos, de fondo está la precarización e inestabilidad laboral que representa la contratación por la figura de “profesores de asignatura” y por la cual esta contratados 70% de los profesores. Pero esto no es todo, la precariedad se sustenta en un problema aún más grande: una total antidemocracia que no solo permite que mientras el rector gana más de 100 mil pesos más del 70% de docentes gane 90 pesos la hora de clase, sino que también permite que el presupuesto se distribuya a espaldas de la comunidad y se justifique, por ejemplo, con supuestos ceniceros de más de 9 mil pesos; demostrando que a las autoridades no les importa en realidad los cientos de estudiantes que tuvieron que dejar las clases porque no cuentan con los recursos suficientes para tomar las clases en línea.

Te puede interesar: Un plan de lucha por los pagos de docentes y una universidad para el pueblo pobre y trabajador

Es por esto que no podemos detenernos con la justa demanda del pago inmediato de los salarios atrasados, para el 100% de nuestros docentes hay que conseguir la basificación y un aumento salarial del 175% y acabar con la precariedad laboral en la UNAM.

Los y las estudiantes también vivimos la precariedad, por eso luchemos por una beca universal que cubra la canasta básica para que nadie tenga que elegir entre trabajar y estudiar. Para garantizar el derecho a la educación, la universidad debe proveer a todos y todas quienes lo requieran, una electrónica básica (Luz, Internet y una computadora), para que así, todos los compañeros que dejaron las clases por falta de recursos, puedan regresar.

Para conquistar todo esto, es necesario que los enormes sueldos de los funcionarios se reduzcan a lo que gana un trabajador promedio en la universidad, además de que haya un aumento de conjunto a la educación de por lo menos el 10%.

Pero si las autoridades siguen administrando el presupuesto, esto no será posible, seguirán habiendo desvíos y falta de pagos. Por eso, debemos ser estudiantes, docentes y trabajadores quienes decidamos cómo se distribuye el presupuesto. La rectoría y los cuerpos directivos, cumplen funciones únicamente políticas, nos dicen que están especializados y capacitados para administrar nuestra universidad, pero esas son excusas para mantener la estructura antidemocrática de la universidad y pasar sus políticas que atacan nuestro derecho a la educación y el trabajo de las y los docentes.

¿Quién mejor que la comunidad universitaria para conocer las necesidades de la universidad? Que no nos engañen, somos nosotros y nosotras las que hacemos que la UNAM funcione. Este movimiento puede ponernos en mejores condiciones para forjar la unidad necesaria para caminar hacia la construcción de un gobierno tripartito, de estudiantes, docentes y trabajadores con mayoría estudiantil pues somos la mayoría de la comunidad.

¿Qué asamblea necesitamos en CCH Sur?

Este viernes, tengamos una asamblea sin las autoridades, que ante todo buscan entorpecer, desgastar y desviar nuestra lucha. Discutamos democráticamente qué necesita el movimiento no solo en CCH Sur sino en la universidad para arrancar todas nuestras demandas, sumémonos a la construcción del pliego petitorio de la Asamblea InterUNAM que terminará de votarse este domingo 2 de mayo y lleguemos a la misma con representantes rotativos y revocables.

Hoy podemos estar más cerca de construir la unidad necesaria, no solo en la UNAM sino en todos los sectores y niveles educativos que en el último año han enfrentado recortes, despidos, falta de pagos, imposición de cuotas y demás ataques, para defender el derecho a la educación. Desde el CCH Sur, hagámonos parte de esa unidad, que todos y todas quienes hemos participado de asambleas, movilizaciones y foros de este proceso, nos hagamos parte de la convocatoria a el Encuentro Nacional en Defensa de la Educación Pública que será el sábado 8 de mayo, llamando a todos y todas nuestras compañeras que aún no se hacen parte del proceso, de sumarse a este espacio.

Te puede interesar: ¿Por qué impulsar el Encuentro Nacional en Defensa de la Educación Pública?

En este mismo sentido, sumémonos al contingente de la InterUNAM a este 1 de mayo, día de las y los trabajadores, que saldrá a las 11am del Ángel de la Independencia, pues sabemos que la precariedad de los docentes es parte de los millones de despidos y recortes salariales que las familias trabajadoras hemos enfrentado en este año de pandemia.

Te puede interesar: Rumbo al 1° de Mayo: el papel del estudiantado de la UNAM y la lucha docente






Temas relacionados

Derecho a la educación   /   CCH Sur   /   UNAM   /   Precarización laboral   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO