×
×
Red Internacional

Un usuario de Tiktok usa algunos términos marxistas analizando un capítulo de la famosa serie televisiva, Bob Esponja. Además de la protesta, la huelga, la lucha por derechos laborales, así como también la pérdida de las ganancias y los ajustes que debe de hacer el empresario capitalista, referenciándose en la lucha de clases.

Martes 31 de agosto de 2021 | 22:55
@weltonbrad Teoría Marxista en Bob Esponja #bobesponja #humor #capitalismo #socialismo #educacion #aprendeentiktok ♬ original sound - Brad Welton

La serie Bob Esponja de Nickelodeon tiene como protagonista a este personaje seguido de otros como Calamardo, Tentáculos y Don Cangrejo. Estos tres tendrían una relación laboral en el restaurante Krustaceo Kaskarudo, cuyo dueño es Don Cangrejo.

Todo inicia cuando Don Cangrejo se da cuenta de que su restaurante ha tenido una pérdida de 3 dólares al mes, por lo cual, para aumentar las ganancias, decide aplicar impuestos ridículos a sus trabajadores, algo muy similar a lo que sucede en los trabajos precarios, que frente a las “pérdidas” de la empresa, se quitan bonos salariales o se recortan prestaciones.

Ante el atropello patronal, Calamardo decide organizar una huelga, invitando a Bob Esponja a participar, pues en un primer momento el protagonista había aceptado gustoso las nuevas medidas laborales.

Esta escena muestra que en las filas de los trabajadores siempre hay desigualdades en el nivel de consciencia, pues por un lado hay personajes como Calamardo que no aceptan llanamente la imposición de “impuestos”, o para usos prácticos, recortes al salario; mientras que por otra parte, también se puede encontrar entre los trabajadores a personajes como Bob Esponja, sujetos con poca consciencia o con una actitud pasiva ante los recortes de personal o de sueldos.

Te puede interesar:
El secreto está en la explotación: para entender la explotación capitalista

El momento más álgido del episodio es cuando Calamardo, da un discurso apoyándose de referencias tradicionales en el movimiento obrero como el “martillo” y usando conceptos como la "esclavitud", "opresión", el "pueblo", o el “Estado”, diciendo lo siguiente:

Atención, gente de Fondo de Bikini. Ustedes han sido engañados. Los trabajadores no sufrirán más por la nociva codicia de Don Cangrejo. Desmantelaremos la opresión paso a paso y veremos la ocupación de un Estado de equidad, incluso si nos toma una eternidad. Con su apoyo, el martillo del deseo del pueblo, romperá las ventanas de Don Cangrejo, que es la casa de la esclavitud.

El inmediato desenlace nos lleva a notar que al final la patronal, representada en este caso por Don Cangrejo, negocia con los empleados para incorporarlos a la actividad productiva en vista que los nuevos empleados no tienen la experiencia que Bob y Calamardo han desarrollado. Así mismo, a su manera, Bob Esponja comprende la lucha por mejores condiciones de trabajo (no a los impuestos absurdos) y toma iniciativa, aunque limitada por su carácter luddita [1] para dar un paso fuerte en la protesta contra la patronal, literalmente desmantela la empresa (restaurante) de Don Cangrejo.

Este corto pasaje, puede ilustrar las tendencias por arriba (negociaciones con la patronal) producto de la organización y la lucha, y las tendencias por abajo (solidaridad de clase), quedando claro que el patrón de la empresa necesita más de sus trabajadores, que los trabajadores del patrón. Si bien el final es cómico, las breves escenas ilustran el conflicto que no ha desaparecido, la lucha de clases: trabajadores contra la patronal, ricos contra pobres.

Te puede interesar:
Trotsky, Gramsci y la emergencia de la clase trabajadora como sujeto hegemónico

Llama la atención que tras unos días de haber lanzado este Tik Tok (vídeo corto) ya tenga más de 600 mil reproducciones, 122 mil me gustan y más de 1,200 comentarios. Si bien Bob Esponja no es una caricatura reciente, el uso que se le da a este episodio en “clave marxista” muestra que hay una fuerte tendencia entre la juventud a explorar las ideas del marxismo, del socialismo, y que cuestionar al sistema capitalista tiene tierra fértil.

La lucha por mejores condiciones de trabajo o, para evitar la pérdida de salarios y de puestos de trabajo no es algo que suceda en las caricaturas, es el pan de cada día para los y las trabajadores que, ante empresarios de carne y hueso que actúan como Don Cangrejo demandando diariamente el aumento de la productividad, defienden sus salarios y sus derechos laborales. La tenue crítica al capitalismo que permite Tit Tok mediante el uso de fragmentos de caricaturas ilustra esta realidad cotidiana, que lejos de desaparecer se profundiza en América Latina con o sin gobiernos “progresistas” como la Cuarta Transformación.

Es sobre la base de esta crítica al capitalismo desde la teoría marxista que nos organizamos en la Agrupación Juvenil Anticapitalista (AJA). Si deseas saber más sobre el marxismo y el anticapitalismo, asiste este sábado 4 de septiembre a las 5 de la tarde a la presentación del nuevo Manifiesto de la AJA. Es momento de luchar junto a los sectores explotados y oprimidos y con la clase obrera al frente para terminar con el capitalismo, este sistema de muerte al que no le debemos nada más que su destrucción.

Te puede interesar:
¡Conéctate a la presentación de nuestro nuevo manifiesto! El futuro que deseamos, es el presente por el que luchamos


[1Uno de los primeros movimientos organizado entre los artesanos ingleses que, de acuerdo con su referente, Ned Ludd, consideraban que la solución ante la proliferación de máquinas, que los desplazaban de sus actividades productivas y los convertían en proletarios, era destruir la maquinaria, en lugar de expropiar y socializar los medios de producción, eliminando así a los patrones por su base económica fundamental, la explotación de la mano de obra asalariada.





Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias