Cultura

CULTURA

Bang Gang: sexo, drogas, redes sociales y el sentido de la vida

“Bang Gang, una moderna historia de amor” es el nombre de la película de la directora francesa Eva Husson que se presentó en el Festival Internacional de Cine en Toronto en el 2015, recibiendo buenas críticas.

Leah Muñoz

@DanmunozDan

Lunes 14 de agosto de 2017 | 11:45

La película intenta abordar el tema de la sexualidad en la juventud francesa del siglo XXI. Sin ánimos de presentar un horizonte de “lo que debería ser” la sexualidad en la juventud del siglo veintiuno, la directora presenta una historia en donde más bien se retrata “lo que es” la sexualidad en la juventud francesa.

En palabras de Eva Husson, en entrevista para el diario Excélsior:

“Las nuevas generacio­nes, por lo menos en Francia, vienen de un periodo que ha sido apolítico. En mi país en los últimos 20 años la política ha sido aburrida y qué es lo que hacen los jóvenes cuando viven así, cuando los gobiernos no se preocupan por generar políticas favorables a todos, pues toda su energía la usan para entregarse a la fiesta, a tener relaciones sexuales o consumir estupefacientes. El mundo está enfermo, está mal y los jóvenes lo resienten. Estas nuevas generaciones no podrían entenderse sin el uso de las redes sociales, es imposible hablar de ellos sin las redes sociales, pues ahí reflejan lo que son, sus gustos y por eso me interesó plasmar eso en la cinta”

La narrativa trata sobre un grupo de jóvenes blancos heterosexuales de clase media en Francia que luego del horario de escuela comienzan a realizar lo que llaman reuniones Bang Gang, ocupando toda una casa de uno de los chicos, en donde tienen orgías, ven pornografía, consumen drogas, y graban sus encuentros sexuales con las cámaras de sus celulares para luego subirlos a las redes sociales y conseguir dinero.

La película de Husson es una crítica a la generación millennial de Francia en donde el sexo, las drogas y las redes sociales se vuelven el eje que da el sentido a la vida de una juventud alienada de clase media acomodada que tiene la vida fácil, está librada de sus padres y deslindada de la realidad política.

“Bang Gang, una moderna historia de amor” abre la reflexión y el debate sobre la sexualidad de las distintas juventudes en el capitalismo del siglo XXI. ¿Cómo es la sexualidad de las juventudes de países periféricos?, o la de los jóvenes que son de clase trabajadora precarizada y no de clase media acomodada y que no tienen salidas fáciles a los problemas, o la de jóvenes con sexualidades no cisheterosexuales.

En la historia las relaciones sexuales y el uso de las redes sociales entre los jóvenes se dan sin una responsabilidad sentimental, emocional y de salud por el otro.

Ninguno de los personajes presenta una sexualidad reflexiva -que medianamente politice y cuestione las ideas dominantes sobre el amor y las prácticas sexuales- donde la responsabilidad sentimental y el cuidado por el otro, el cuidado del cuerpo, la salud en el uso de drogas y las relaciones sexuales, y la responsabilidad en el uso de las redes sociales, medie para que el sexo forme parte de lo que le dé sentido a la vida; y no caer en una lógica liberal de la sexualidad donde nada importa, sólo la satisfacción individualista y tampoco en una posición moralina que vea el sexo y las drogas como el estado de mayor animalidad del humano que hay que evitar.

Sobre esto último parece inclinarse la posición de Eva Husson que, de forma muy debatible, presenta un final en donde parece apostar a que la sexualidad de los jóvenes del siglo XXI salga del desenfreno sexual y encuentre la estabilidad de la vida en las relaciones monogámicas.






Temas relacionados

LGBTI   /   sexodiversidad   /   Millennials   /   diversidad sexogenérica   /   Sexualidad   /   Revolución Sexual   /   LGBTTI   /   Diversidad   /   Cultura   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO