×
×
Red Internacional

La Primera Marcha Lencha de la CDMX convocó tanto a lesbianas como a personas trans e integrantes de distintas disidencias #lgbti+.

Nancy Cázares@nancynan.cazares

Domingo 20 de junio | 17:25

1 / 7

Fotos: Elizabeth Sauno

Este sábado 19 de junio se llevó a cabo la Primera Marcha Lencha de la Ciudad de México, llamada así por ser la primera que, desde su convocatoria, llamaba a movilizarse no solo a lesbianas, sino a hombres trans y personas no binaries, así como a distintas disidencias LGBTI+ y aliados.

Entre las exigencias planteadas en el Pronunciamiento del comité organizador, se encuentran demandas como plenos derechos para las familias diversas; educación sexual integral para toda la población; dignificación de las infancias diversas y trans; pleno acceso a la salud —con énfasis en salud mental—; acceso al trabajo digno sin explotación ni discriminación laboral; contra las terapias "correctivas", así como en reclamo del derecho al espacio público.

Exigieron justicia y garantía de no repetición en casos de crímenes de odio y se recordaron nombres como el de Marbella Ibarra, Nancy Guadalupe, Jessica Patricia González, víctimas de la violencia lesbiodiante en México. Entre les asistentes podían verse pañuelos verdes por el derecho a decidir, pancartas celebrando la aprobación del matrimonio igualitario o contra la discriminación.

Con la participación de más de un millar de personas, entre las que destacó la presencia de familiares de víctimas de feminicidios, en la marcha se hizo presente también un contingente de maternidades lésbicas así como un grupo ciclista.

La movilización recorrió desde la Glorieta de los Insurgentes hasta el bar LGBT llamado "La Cañita", ubicado a unos pasos del metro Salto del Agua. Ahí, se llevó un acto cultural moderado por figuras como Ophelia Pastrana. Éste acto contó con la participación de proyectos como el de Ali Gua Gua, Chingonas Sound, Gizeh Jímenez/ Jiseland, Luna Negra, Sylvia Maytorena, Sofía Kowo y las Standuperras. Asímismo, se llevó a cabo el "Lenchas Kiki Ball", celebración de baile y poses inscrita en la cultura ballroom, de la que puedes leer más detalles aquí.

En medio de un ambiente festivo, esta marcha fue una respuesta clara de unidad a los sectores del feminismo trans excluyente que han protagonizado episodios de violencia en movilizaciones anteriores.

Al tiempo en que llamó la atención sobre problemáticas que afectan a todes, como la precarización laboral, el derecho a la salud, o la exigencia de educación sexual integral, esta marcha se inscribe en una tradición de movilizaciones donde las mujeres diversas han salido a las calles en México exigiendo visibilidad desde los años setentas, pero también por exigencias concretas como contra la represión policiaca o, como ahora, en contra de las aberrantes terapias "correctivas".

La potencia que expresó esta marcha sólo podrá encausarce si se piensa esta movilización como un punto de partida (aunque para el comité organizador representó el cierre de un año entero de actividades preparativas), en donde la organización será clave. No sólo para profundizar las expresiones de unidad manifiesta con las demandas de las personas trans y diversidad sexual en la lucha contra la opresión patriarcal y por plenos derechos, sino también para de una vez por todas, barrer con la disociación entre las demandas de las mujeres y de otros sectores oprimidos por el cisheteropatriarcado, división que únicamente ha servido a los intereses de la derecha conservadora. Sólo unidxs, organizadxs e independientes del Estado y sus instituciones es que podemos arrancar efectivamente nuestras demandas.

Desde la Agrupación de mujeres y diversidad sexual Pan y Rosas México, te invitamos a organizarte con nosotrxs en esta perspectiva.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias