Política

CONFERENCIA MATUTINA

Anuncian esquema de vacunación para trabajadores de la educación

Esta mañana, AMLO y López-Gatell anunciaron plan de vacunación para los trabajadores de la educación a iniciar el próximo 20 de abril.

Viernes 16 de abril | 14:30

Con la espera de la “víspera” del semáforo amarillo, el gobierno de la 4T asegura que se podría volver a clases y con por ello, en la conferencia de esta mañana AMLO y López-Gatell anunciaron el plan de vacunación para los trabajadores de la educación a iniciar el próximo 20 de abril.

“El plan de vacunar a los trabajadores de la educación de las escuelas públicas y privadas para el regreso presencial a las escuelas se iniciará el próximo martes, con la vacunación del personal docente y no docente en cinco estados”.

Con estas palabras el director de la secretaría de Salud, Jorge Alcocer, dio a conocer la decisión del gobierno de la 4T de impulsar la vacunación del personal al servicio de la educación con el fin de reabrir el sistema educativo a las clases presenciales. Los grandes beneficiados serán los dueños de las escuelas privadas seguramente. Los grandes agraviados: los padres de familia y alumnos que incrementarán su nivel de exposición al virus, presente en las calles y medios de transporte.

El plan no tiene marcha atrás y la decisión tomada por el gobierno amloísta es tajante: con o sin semáforo verde, la vacunación se hará conforme a su plan establecido. Entre el 15 y el 19 de abril se realiza el proceso de asignación, equipamiento, entrega y distribución de vacunas para comenzar el 20 de abril de acuerdo a la siguiente distribución:

  • Del 20 al 27 de abril: Chiapas, Coahuila, Nayarit Veracruz y Tamaulipas.
  • Del 28 de abril al 4 de mayo: Baja California, Oaxaca, Nuevo León, Jalisco y Aguascalientes.
  • Del 5 al 11 de mayo: Guanajuato, Colima, Morelos, Michoacán San Luis Potosí, Durango, Sonora y Guerrero.
  • Del 12 al 18 de mayo: Sinaloa, Zacatecas , Estado de México, Hidalgo, Tabasco y Tlaxcala.
  • Del 19 al 28 de mayo: Querétaro, Quintana Roo, Puebla, Yucatán, Ciudad de México, Baja California Sur y Chihuahua.

Hasta el momento, el plan de vacunación contempla 3 millones 5 mil 840 dosis para todo el país, que serán aplicadas en los macrocentros e instalaciones de salud, con el apoyo de la Marina, la Brigada Correcaminos, la Sedena, el ISSSTE, la SEP y la secretaría de Salud. La vacuna de CanSino, será la que se aplicará.

El semáforo de riesgo, más que indicar el momento oportuno para el regreso a las actividades presenciales de cualquier rubro ─como se ha visto desde el regreso a la “nueva normalidad” anunciada desde junio del año pasado─ ha sido usado por el gobierno de la 4T como una simulación. El uso de la técnica y de la ciencia al servicio de legitimar una política que en primer lugar, no refleja la realidad en México y, ahora con la vacunación masiva, se busca la justificación para regresar a trabajar, aunque no haya semáforo verde.

En el caso del sector educativo ─la punta de lanza para hacer que vuelvan todos al trabajo aún sin condiciones seguras─, como se indicó todos los meses previos, sería vacunado sólo con el semáforo verde, tal como se llevó a cabo en Campeche. Sin embargo, ahora López-Gatell señaló que con la vacuna, se podría regresar a clases presenciales en semáforo amarillo y esperan que a partir del 13 mayo 5 estados de la República podrían reabrirse y que de ahí inicie una reapertura gradual. El subsecretario de Salud aseguró que:

“El primer bloque entre el 13 y 15 de mayo podrán abrir escuelas de los primeros estados y los últimos poco antes de mediados del 15 de junio; esto permitirá el retorno al ciclo escolar vigente y quedar en buena preparación para el siguiente ciclo".

Es claro que el semáforo epidemiológico es un recurso técnico-administrativo de la pandemia y no refleja el alto riesgo que implica para toda la comunidad escolar el regreso a clases. No es el gobierno el que debe decidir cuándo regresar sino la comunidad escolar, pues el esquema de vacunación que hoy se usa para justificar el regreso a clases, no contempla la precaria infraestructura escolar en muchas regiones del país.

Aunque López-Gatell alerta de una posible tercer ola en México, anticipándose a los rebrotes que pueda haber y al cuestionamiento a la política emprendida por el gobierno, lo cierto es que hoy la vacuna significa el regreso al trabajo de todos los sectores de la población ─con el gran riesgo de desatar una nueva oleada de contagios─ sin que los empresarios desembolsen un sólo peso para garantizar las condiciones necesarias. Por ejemplo, el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam), recomendó a todos aquellos que trabajan en supermercados regresar a sus labores en caso de contar con el esquema completo de vacunación.

En este contexto, tampoco se hace mención de todas las denuncias que se han hecho por parte de la ciudadanía en la aplicación de vacunas, que no se cuenta con la infraestructura necesaria en algunos centros, las largas esperas en lugar con mayor concentración de población y que coinciden con los lugares con mayores niveles de pobreza.

La campaña de vacunación podría contar con una infraestructura adecuada si pusieran al servicio de ella a los centros de salud privados de todo el país, así como impuestos a las grandes fortunas para el pago de las vacunas que hoy sólo es pagado con recursos públicos y así mismo para la compra de lo insumos necesarios de protección y sanitización.

Con información de Milenio






Temas relacionados

Vacunas contra la Covid-19   /   Vacuna   /   Hugo López-Gatell Ramírez   /   Covid-19   /   AMLO   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO