Géneros y Sexualidades

GOBIERNO AMLO

¿Adiós al Estado laico? Gobierno usará a las iglesias para impulsar la 4T

Según un reportaje especial por el portal Aristegui Noticias, el gobierno de López Obrador busca aprovechar la presencia y la penetración de asociaciones, grupos y movimientos religiosos, de todos los credos, en las "tareas de reconstrucción del tejido social", lo que implicará una mayor influencia de estas en la vida social del país.

Miércoles 19 de junio | 19:13

La investigación, publicada por la agencia de Aristegui Noticias menciona que fuentes no oficiales del Gobierno federal buscan aprovechar el grado de influencia de las iglesias en el país para impulsar el proyecto de nación.

Asimismo, se supone que las organizaciones religiosas no participarán de forma activa en la vida política del país, sin embargo si se busca que las instituciones religiosas participen en el Plan de Desarrollo que pretende implementar López Obrador.

Esta colaboración sería a manera de propuestas para implementar políticas y estrategias que logren alcanzar los objetivos del Gobierno. En dicho plan de trabajo se propone elaborar medidas para generar cambios en la sociedad a través de la modificación del lenguaje y el rescate de valores éticos y morales.

Desde que en 1857, año en que se concretara la separación institucional de la iglesia y el estado en México, no se había contemplado ningún proyecto en el que se diera carta abierta a las religiones a participar de las decisiones del Estado. El ambicioso proyecto político-social tiene por lo menos tres meses discutiéndose oficialmente en la Secretaría de Gobernación.

En marzo pasado, funcionarios de la hoy denominada Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, encabezada por la abogada Daniela Álvarez Maury, comenzaron una serie de reuniones oficiales, de acercamiento y evaluación, con las jerarquías de las distintas iglesias mexicanas, a las cuales invitaron a participar en Mesas Sectoriales de trabajo, encaminadas a incorporar sus opiniones en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

De acuerdo con la versión oficial, hasta el momento han participado representantes de las iglesias Católica, Anglicana, Evangélica, Luz del Mundo y de la Cienciología, además de representantes de las iglesias Luterana, Budista, Musulmana, Sikh y Judía integradas al Consejo Interreligioso de México.

La supuesta intención de que las instituciones religiosas "ayuden" a la reconstrucción del tejido social del país viene del trabajo que algunas de estas realizan en ayuda a sectores vulnerables, tal es el caso de víctimas de violencia y migrantes, sin embargo, en su mayoría, las más grandes religiones, como el caso de la iglesia católica y evangélica han estado envueltas en escándalos de corrupción, colusión con el narcotráfico, redes de trata y abuso infantil.

Esto sin mencionar que, tan solo la iglesia católica a través de sus representantes ha lanzado varios ataques a los derechos de las mujeres como el aborto, a su vez que impulsan el discurso de odio hacia la comunidad LGBT+. Asimismo, las organizaciones evangélicas en repetidas ocasiones se han mostrado en contra de los derechos de las personas sexodiversas.

Con información de Aristegui Noticias






Comentarios

DEJAR COMENTARIO