Política

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Académicos de la Universidad Veracruzana exigen cese a la represión a la juventud

Nuestra indignación es profunda. Nuestra rabia inacabable. Nuestro coraje indecible.

Viernes 12 de junio de 2015

La artera, vil, cobarde golpiza a ocho jóvenes universitarios es una agresión a toda la comunidad de la Universidad Veracruzana. Los batazos, machetazos, golpes, patadas e insultos fueron asestados a ocho jóvenes que festejaban un cumpleaños, pero la embestida es contra todos nosotros.

Tres jóvenes continúan hospitalizados con múltiples fracturas, con heridas de arma blanca, con el cuerpo adolorido, sin dientes, y los otros cinco están también lastimados, escondidos y con el estupor de no entender por qué fueron atacados. Estupor compartido por quienes no fuimos heridos, pero sí agredidos.

Esta brutal agresión se da en el contexto de un deterioro social, económico, ambiental, de derechos humanos e institucional, de violencia contra las mujeres, en el estado de Veracruz y en México. La golpiza a nuestros compañeros va a la par de la violencia desatada en Guerrero, en Puebla, en Oaxaca, en la ciudad de México. Imposible separar esta violencia abierta de la lista negra de la SSP de Veracruz que ha circulado en días recientes, en la que figuran los nombres de varios universitarios y de compañeros y compañeras de organizaciones civiles. A todas luces, se trata de criminalizar la protesta social, de amedrentar, de acallar la crítica.

Un comando paramilitar ha atacado a la comunidad de la Universidad Veracruzana, no sólo a ocho jóvenes estudiantes. Hemos sido atacadas todas, hemos sido atacados todos. Lo afirmamos así porque ese es el sentido de construirnos y reivindicarnos como COMUNIDAD: nos construye colectivamente el pensamiento, el arte, la ciencia, la crítica, la palabra. Un comando de bestias con equipo táctico policiaco se ha ensañado golpeando nuestro pensar, nuestro decir, nuestro soñar. Y si por el momento algunos hemos sido silenciados a fuerza de machetes y garrotes, nuestra palabra, nuestro pensar, nuestro soñar, siguen intactos.

El viernes por la madrugada fueron ocho estudiantes atacados con saña y cobardía, pero es claro que pudimos ser cualquiera de nosotros: una profesora al dejar el salón de clases, un trabajador camino a su facultad, un grupo de investigadores rumbo al coloquio, un funcionario universitario al salir de la oficina. Eso también nos construye como comunidad: sabemos que solo contamos con nosotros porque en Veracruz y en México el estado de derecho es inexistente. La impunidad campea: Guardería ABC, Tlatlaya, Ayotzinapa, Regina Martínez, y muchos otros crímenes, así lo confirman.

Las declaraciones de las “autoridades”, específicamente de la Secretaría de Seguridad Pública, deslindándose del ataque son no solo insuficientes sino totalmente cínicas: los policías que acudieron a la casa donde fue la agresión no hicieron nada por ayudar a los jóvenes; al contrario, se retiraron del lugar siguiendo órdenes de unos civiles (los que llegaron en un Pontiac blanco, hay testigos que presenciaron el hecho). Y lo más importante, el nivel de violencia e impunidad en el estado de Veracruz (asesinatos, secuestros, feminicidios, levantones) se ha incrementado de manera alarmante sin que las autoridades den respuesta y resuelvan la situación, lo que sólo puede explicarse por ineficiencia, negligencia o contubernio.

El pronunciamiento de las “autoridades” de la Universidad Veracruzana no sólo es insuficiente sino falaz: sugiere que la comunidad universitaria no está bien informada, cuando han sido estudiantes quienes desde los primeros minutos de la agresión han estado cerca de los jóvenes y sus familias. El exhorto a informarnos “responsablemente” es de una ingenuidad insultante: llaman a informarnos cuando ellos mismos están completamente alejados, y hasta ajenos, a la comunidad que supuestamente representan. ¿Informarnos responsablemente en un estado en el que los periodistas son asesinados y los crímenes permanecen en la impunidad? ¡Por favor!

Exigimos a las autoridades de la UV que se responsabilicen de los gastos médicos, legales y psicológicos de los muchachos agredidos.

Reclamamos de las autoridades universitarias un firme, claro y contundente posicionamiento institucional -acompañado de acciones concretas- a la altura de la comunidad a la que representan y sobre todo, acorde con las gravísimas circunstancias del estado de Veracruz.

Demandamos castigo a los culpables materiales e intelectuales del brutal ataque a los estudiantes.

Reclamamos el cese a la criminalización de la protesta y el activismo social.

Estudiantes, egresados, trabajadores y académicos de la Universidad Veracruzana

Nombre Dependencia/Facultad

1. Dr. Alejandro Saldaña Rosas Fac. de Contaduría y Administración
2. M.C. Mayra Ledesma Arronte Fac. de Sociología
3. Dra. Giovanna Mazzotti Pabello Fac. Antropología/Fac- Contaduría
Dra. María Elena Roca Guzmán Fac. de Antropología
Mtra. Adriana Vicario Chávez Fac. de Idiomas
Dra. Rosío Córdova Plaza Instituto de Inv. Histórico-Sociales
Dr. Hipólito Rodríguez Facultad de Sociología
Dra. Alba H. González Fac. Trabajo Social / Poza-Rica
Lic. Alejandro Moreno Hdz. Fac. Antropología
Dra. Iraís Hdz. Suárez Fac. Antropología
Dra. Xochitl de San Jorge Instituto de Ciencias de la Salud
Dr. Sergio R. Cancino Barffuson Instituto en Educación / Fac. Antropología
Mtro. José Arturo Kavanagh Suárez Fac. de Idiomas
Mtro. Héctor Amezcua Cardiel Fac. Sociología
Mtro. Rodrigo Zárate Moedano Fac. de Ciencias Agrícolas
Dr. Pedro Jiménez Lara Instituto de Inv. Histórico-Sociales
Lic. Germán Pavel Bautista Godinez Egresado Fac. Sociología
Alma Alfaro Egresada Fac. Antropología
Mtra. Eileen Sullivan Fac. Idiomas (jubilada)
Mtro. Pablo Arias Fac. Historia
Arq. Nelly Z. Nuñez Rendón ZMTA-INAH
Mtra. Consuelo Ocampo Cano Fac. Pedagogía (jubilada)
Y decenas de firmas más.






Temas relacionados

Veracruz   /   Denuncias   /   Libertades Democraticas   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO