×
×
Red Internacional

Reino Unido. "Abajo la monarquía": varios detenidos por protestar contra el rey Carlos III

"No es mi rey" o "Abolición de la monarquía" son algunos de los mensajes que han causado que varios manifestantes hayan sido detenidos o acosados por la Policía durante los eventos tras la muerte de Isabel II en el Reino Unido.

Martes 13 de septiembre | Edición del día

Varias personas fueron arrestadas en el Reino Unido por protestar contra el rey Carlos III, incluida una mujer acusada de "alteración de la paz" por llevar un cartel que decía: "Abolir la monarquía".

Otra manifestante fue acosada por la Policía por llevar uno que decía "No es mi rey"

La policía del Reino Unido confirmó que al menos 4 personas fueron arrestadas por protestar contra la monarquía y el rey Carlos entre ellos un hombre en Oxford gritó: "¿Quién lo eligió?".

El intento de silenciar las protestas contra una institución como la monarquía que le cuesta millones de dólares a los ciudadanos del Reino Unido, y que mantienen privilegios medievales, lleva a la Policía al borde del ridículo. En redes sociales se viralizó un video donde se ve a un policía interrogando a un hombre que lleva un papel en blanco por si acaso escribe en él algo que "pueda causar ofensa".

Varias encuestas muestrasn que no solo el apoyo a la monarquía ha descendido en los últimos años sino que además hay una gran masa de la población que es indiferente al tema.

Mantener a la institución monarquica le cuesta a los contribuyentes 100 millones de dólares al año. Mientras que todo el operativo que le sigue a la muerte de la reina Isabel II que incluye desde los funerales y los viajes de Carlos III, hasta los cambios en el papel moneda, las estampillas, los uniformes de policías y militares y la letra del himno, le costarpan miles de millones de libras.

Además, Carlos III hereda la fortuna de 500 millones de dólares de la Reina, sin pagar impuestos de sucesiones.

Esto, en el marco de una situación de inflación histórica que podría llegar al 18% anual en los proximos meses, y con una oleada de huelgas en curso por un aumento de salarios que permita evitar la pulverización de sus ingresos, además del malestar que había provocado un aumento impagable de las tarifas energéticas (por lo que la primera ministra tuvo que anunciar un congelamiento de las mismas), no puede más que provocar indignación y malestar en amplios sectores que ven a la monarquía como una rémora del pasado cada vez más alejada de sus realidades.

Te puede interesar: Yates, castillos y autos de lujo: así vive la monarquía británica


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias