×
×
Red Internacional

#FUE EL ESTADO.A 11 meses de Ayotzinapa, ¿Cuáles son las tareas de los trabajadores y la juventud?

Han pasado 11 meses de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. La masacre de Iguala en Guerrero, en manos del podrido y asesino estado al mando de Peña Nieto, puso en evidencia que este régimen es irreformable. Las tareas de la izquierda anticapitalista y socialista son muy importantes en un país en el que se siembran cuerpos. Seguimos apoyando las exigencia de los padres de los 43 en que se investigue al Batallón 27 de las Fuerzas Armadas especialistas en desaparición forzada.

Sergio Abraham Méndez MoissenMéxico @SergioMoissens

Jueves 27 de agosto de 2015 | 02:20

Naturalmente una de las tareas del movimiento que exige la presentación con vida al lado de los familiares de los 43 es preparar una multitudinaria movilización a un año de la masacre de Iguala, seguir exigiendo justicia y preparar una fuerte jornada de lucha en septiembre.

La masacre de Iguala y la desaparición de los 43, por el estado mexicano, motivó un histórico rechazo popular que exigía la presentación con vida pero, además, sentenció una fuerte denuncia: #FueElEstado. Este movimiento tuvo el mayor punto de desarrollo en noviembre, el 20, con la multitudinaria manifestación al Zócalo de la Ciudad de México que obligó a Peña Nieto a cambiar la sede del histórico desfile militar en “conmemoración” a la Revolución de 1910.

Este enorme movimiento tuvo eco fuertemente en la juventud que había irrumpido en dos actos en la política nacional: el movimiento anti EPN luego del viernes negro en la Ibero con el #YoSoy132 y la lucha en solidaridad con el magisterio con las multitudinarias asambleas por el paro en la UNAM.

El eco de la lucha de Ayotzinapa también posibilitó la confluencia con sectores de trabajadores: los maestros de la CNTE y algunos sectores de trabajadores de la UNT en especial el gremio telefonista. El 20 de noviembre el sindicato de telefonista realizó un paro parcial.

Lo que no hubo en el movimiento de Ayotzinapa fue una oposición que lograra derrotar al gobierno de Peña Nieto que estaba a la defensiva. Los trabajadores podrían haber encabezado el descontento, sin embargo, los golpes anteriores, como el caso de la desaparición de Luz y Fuerza del Centro y el peso del cooporativismo y charrismo sindical (CTM, CT) impidieron una salida revolucionaria a la crisis de los meses anteriores.

En Egipto y Tunez la caída de las odiadas dictaduras de Ben Alí y Mubarak fueron motivadas, no sólo por la ocupación de las plazas en Tahrir o Sidi Bouzid y la fuerte composición juvenil de las protestas (con gran presencia en redes sociales) con los mártires Khaled Said y Mohamed Boazizi, sino y fundamentalmente por la presencia de las y los textileros del Canal de Suez y la destrucción de la política de la UGTT luego de la rebelión minera en Gaftsa.

Aún con todo el avance de Peña Nieto, luego de la crisis de noviembre, con la aplicación de la reforma educativa, las nuevas represiones, como en Ostula dónde el ejército asesinó a un niño, la nueva represión en Xochicuautla, el asesinato de Rubén Espinosa, la implementación de la reforma energética con la puesta en píe de la ronda 1, el avance de la militarización con el espaldarazo de Estados Unidos, nuevas masacres en Apatzingan en Michoacán el descontento sigue pero no está organizado.

¿Cuales son las tareas de la izquierda?

En medio de este enorme descontento las elecciones no lograron resolver la crisis de la representación política en México. El PRI, el PAN y el PRD no tienen apoyo popular. Las elecciones reflejaron un enorme descontento con los partidos tradicionales del régimen político: la abstención supera a la cantidad de votantes en el país. Las elecciones del 7 de junio también fueron unas de las más violentas de nuestro país.

En medio de esta fuerte descomposición, que se refleja también con la colusión del gobierno con el narco luego de la fuga del capo Gúzman Loera, y de esta fuerte crisis de representación política urge ña construcción de una alternativa política que ponga un freno de emergencia y que ponga blanco sobre negro los problemas del país. Frente al reacomodo de Morena, de Lopez Obrador, como opositor con una fuerte campaña por una austeridad republicana y por el combate a la corrupción urge una izquierda radical, anticapitalista y socialista que aspire a representar políticamente a los sectores que están enfrentando la ofensiva.

En este contexto urge que los trabajadores oncstuyamos un encuentro nacional de todas las luchas. Desde los jornaleros de San Quintín, los trabajadores de Honda de Jalisco, los obreros de Sandak en Tlaxcala, los maquiladores de Foxconn y Eaton en Chihuahua, el magisterio a nivel nacional, en especial los más de 80 mil agremiados de la Sección XXII en Oaxaca y los más de 15 mil trabajadores electricistas del SME junto a la juventud combativa que salieron a luchar en #YoSoy132 y en el movimiento Ayotzinapa y comencemos a discutir un plan nacional de lucha.

Frente a los intelectuales de “izquierda” que nos piden ver como modelo a los frentes amplios electorales, para justificar un posible apoyo a Morena, en Grecia y España debemos ir mirando las experiencias políticas de izquierda anticapitalista exitosas en otras latitudes. En ese caso el Frente de Izquierda y los Trabajadores en Argentina, en el que participa el PTS, es una experiencia exitosa de lucha por la defensa irreconciliables de los intereses de los explotados a nivel nacional.

Desde el MTS de México ponemos al servicio de esta perspectiva el impulso de nuestro diario digital, La Izquierda Diario, una fuerte juventud que fue parte del #YoSoy132, un trabajo en importantes sindicatos como la CNTE y el STUNAM y trabajos en una de las zonas industriales más importantes del país.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias