×
×
Red Internacional

CONGRESO SITUAM.44 congreso del SITUAM: Por un regreso seguro para toda la comunidad universitaria

De cara a nuestro 44 Congreso General Ordinario de nuestro sindicato y con la propuesta de vuelta a las aulas, es urgente que del congreso emane un posicionamiento claro de nuestro sindicato frente a esta situación.

Miércoles 19 de mayo | 22:31

Desde el inicio de la pandemia las autoridades educativas han preponderado la continuidad de los ciclos escolares a toda costa, esto se vio reflejado en la imposición de las clases en línea sin ninguna consulta a las comunidades universitarias, dejando de lado las condiciones económicas y sociales derivadas de la pandemia para estudiantes y académicos.

En la Ciudad de México, con el inicio de la vacunación y el relativo decremento de contagios y saturación hospitalaria que dieron paso al semáforo epidemiológico en amarillo, las autoridades universitarias de la ANUIES plantean un regreso de los trabajadores administrativos paulatino mediante el modelo hibrido y posteriormente un inicio de las clases presenciales.

En la UNAM el 30% de los trabajadores administrativos regresan el próximo 24 de mayo, mientras que para educación básica proyectan un regreso el 7 de junio en toda la ciudad.

El regreso a clases presenciales ya ha tenido efectos adversos para docentes y estudiantes, solo en Campeche ya se han cerrado dos escuelas por casos de contagio, mientras se sigue reproduciendo el discurso de que solo con el personal académico vacunado es suficiente. En el cono sur, tanto en Chile como en Argentina el regreso a clases ha tenido consecuencias catastróficas con la muerte de decenas de docentes por Covid-19.

El Comité Ejecutivo de nuestro sindicato publicó un desplegado en el que aseguran que no se volverá a labores administrativas y académicas sino se cumplen ciertos puntos: no se regresa a labores sin el semáforo en verde, sin que se vacunen a estudiantes, docentes y administrativos y la discusión del protocolo de salubridad desde el sindicato.

Estas demandas son progresivas, coincidimos en que para garantizar un regreso seguro es necesario que el conjunto de la comunidad universitaria este vacunada y volvamos hasta que el semáforo epidemiológico este en verde.

Sin embargo hay una serie de cuestiones que la dirección sindical no toma en cuenta. En primer lugar la ANUIES tiene la propuesta del modelo hibrido para la vuelta a clases, es decir que paulatinamente regresen tanto docentes como administrativos a sus funciones. Esto implicaría la continuidad de una violación a nuestro CCT vigente con la imposición del modelo a distancia, el PEER que han implicado que los trabajadores pongamos de nuestro salario para pagar luz, internet e incluso equipos de cómputo.

Por otro lado, las condiciones estructurales y sanitarias para un regreso verdaderamente seguro no están garantizadas. La universidad en sus distintos planteles no cuenta con la infraestructura para garantizar aulas apropiadas para evitar la aglomeración y tras el recorte de 110 millones de pesos al presupuesto de nuestra universidad, las autoridades aseguran que no hay presupuesto ¿De dónde van a salir los insumos básicos para toda la comunidad universitaria como guantes, cubrebocas, caretas, gel desinfectante, materiales para desinfectar, agua, etc?

Las autoridades ya presentaron desde el año pasado un protocolo sanitario que viola el CCT e intenta modificar el manual de puestos, a la par de que busca impedir la organización de la base trabajadora mediante asambleas con la excusa de evitar aglomeraciones, entre otras medidas que golpean duramente a todos los trabajadores de la universidad.

La universidad está próxima a atravesar un debate: virtualidad o clases presenciales. Esta discusión deja de lado las condiciones en las que se encuentran miles de estudiantes que tuvieron que dejar de estudiar para comenzar a trabajar en medio de una profunda crisis económica. ¿Es justificable abrir las escuelas en medio de esta situación?

Pautas para el regreso a clases presenciales

Para un regreso a clases seguro consideramos fundamental que el congreso se pronuncie:

1.- Por un regreso seguro mediante la ratificación de que no volvemos si no hay semáforo en verde y sin que toda la comunidad universitaria este vacunada. Desde la agrupación Contracorriente proponemos recuperar el pliego de firmas que se retomó en el Encuentro Nacional en Defensa de la Educación Pública, convocado por los docentes de la UNAM, la vacunación para todos la tenemos que arrancar para todo el sector educativo. Dejamos el link aquí.

Por la defensa de nuestros derechos laborales y la educación pública:

2.- Basta de la imposición del PEER, que ha dejado a miles de estudiantes sin posibilidades de continuar sus carreras y ha implicado la precarización laboral de miles de docentes en la UAM. Que la universidad se haga cargo de los materiales necesarios para garantizar al docente condiciones óptimas: pago del internet, del equipo de cómputo, sillas ergonómicas, derecho a desconexión etc. No podemos pensar en una regularización del teletrabajo sin que se garantice estos aspectos, pero tampoco puede implicar una modificación permanente al CCT.

3.- Para garantizar insumos necesarios para toda la comunidad universitaria (gel, cubrebocas, caretas, guantes, agua, materiales para desinfectar) y la infraestructura necesaria para la universidad en tiempos de pandemia (construcción de nuevas aulas) exijamos el aumento al presupuesto educativo, que emane del no pago de la deuda externa y de impuestos progresivos a las grandes fortunas.

4.- Frente al protocolo sanitario de las autoridades, proponemos la activación inmediata de todas las comisiones de higiene y seguridad por unidad, que discutan de manera democrática con cada departamento las necesidades específicas para un regreso seguro, recuperando y fortaleciendo desde la base el carácter bilateral de esta comisión. No al protocolo de las autoridades.

5.- Frente a la discusión de presencialidad o virtualidad, consideramos que se deja de lado la situación económica y social que padecen miles de estudiantes. No hay regreso a la normalidad sin nuestros estudiantes. Proponemos becas para evitar la deserción escolar. Frente a la actual situación de crisis económica y pandémica donde la prioridad no es la educación, ni es la salud ni la vida de millones de trabajadores, mujeres y jóvenes, tenemos que cuestionar todo: la pedagogía que apunta a que solo se aprende en el aula, los planes de estudio, los modos de calificación, los tiempos, los espacios dónde se da ese aprendizaje y al servicio de que están hoy las universidades.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias