×
×
Red Internacional

Aniversario.37 años del SutNotimex: la recuperación de un sindicato y una huelga por ganar

La historia del SutNotimex aunque larga dio un giro cuando fue recuperado por sus trabajadoras y trabajadores previamente a estallar la huelga, para ser una herramienta de defensa de derechos laborales, hoy tienen la tarea de continuar la demoratización y profundizar la lucha que han sostenido para arrancar el triunfo.

Domingo 17 de octubre | 15:51

Este 16 de octubre, el Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SutNotimex) cumple 37 años. Este aniversario se da en el contexto de una huelga que han sostenido por más de 600 días, exigiendo la reinstalación de las y los trabajadores despedidos, el respeto a su Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) y su derecho a la libre sindicalización.

Carta abierta a las y los trabajadores de Sutnotimex a 600 días de huelga

Aunque la historia del SutNotimex es larga, dio un giro y tuvo un renacer a partir de la llegada de Sanjuana Martínez a la Dirección de la Agencia y la aplicación de la llamada política de Austeridad Republicana.

Desde el proceso de campaña presidencial, López Obrador presentó como uno de los ejes centrales de su política la Austeridad Republicana, planteando que se eliminarían privilegios a altos funcionarios, a la par que anunció despidos en el conjunto de dependencias públicas contra los sectores que afirmaba eran "aviadores".

Este discurso generó amplias expectativas entre trabajadores y sectores populares pues la opulencia y derroche de la llamada "clase política" es ampliamente repudiada, en tanto se identifica que se enriquecen defendiendo intereses que perjudican a la mayoría de la población. Sin embargo, esta política pronto mostró sus contradicciones, pues mientras los altos funcionarios -como Sanjuana, aún ilegalmente en el marco de la huelga- continúan cobrando más de 100 mil pesos al mes, las condiciones de las y los trabajadores estatales han continuado deteriorándose.

Desde el inicio del gobierno esta política implico cientos de miles de despidos en el sector estatal, sobre todo a trabajadores en condiciones precarias y sin derechos laborales, además del recorte de salarios, aplicado a trabajadores que ganaban en promedio entre 6 mil y 8 mil pesos al mes. Durante estos años de gobierno han surgido decenas de protestas contra los despidos y los recortes, aunque estás se han dado de forma desarticulada, pues en la mayoría de los casos las y los trabajadores carecen de una organización que les permita defender colectivamente sus derechos.

Una recuperación en un contexto de ataque

Fue en entre estas contradicciones que la lucha de las y los trabajadores de Notimex comenzó. Con 245 despidos injustificados, la mayoría hacia mujeres trabajadoras, recorte ilegal de prestaciones y un acoso laboral generalizado que las y los trabajadores dieron un paso en recuperar su sindicato como herramienta de organización y lucha, pues se encontraron en la indefensión, con una dirigencia sindical completamente burocrática que durante años se había dedicado a usar el sindicato de forma clientelar y con negociaciones con la patronal, a espaldas de los trabajadores, que solo beneficiaba intereses particulares.

El ataque de la patronal y los gobiernos contra los trabajadores en las últimas décadas, nos quiere hacer creer que la sindicalización es un privilegio, transformándola en una realidad cada vez más lejana para la mayoría trabajadora.

Aun cuando la asociación y organización es un derecho laboral elemental, en México solo el 10 % de la Población Económicamente Activa está sindicalizada, según datos del INEGI, es decir, no rebasa los 5 millones de personas. Además, de esos sindicatos son la minoría aquellos que realmente son considerados por sus trabajadores como una instrumento de defensa de sus derechos, pues los sindicatos burocratizados fungen como mecanismos para perseguir, disciplinar y dividir a las y los trabajadores, permitiendo, contrariamente, que los ataques patronales sean impuestos.

Sin embargo, la recuperación del SutNotimex nos demuestra que la batalla por recuperar los sindicatos desde la base trabajadora es urgente y fundamental. No podemos permitir que una herramienta construida para defendernos nos sea expropiada, reconocer la fuerza de la unidad como trabajadores en nuestro propio centro, es el primer paso para reconocer la fuerza de la unidad como clase para tomar el destino en nuestras manos.

Testimonios de una lucha fundamental

Quizá esa es una de las lecciones más importantes que la clase trabajadora debemos extender de esta lucha, en palabras de sus propias trabajadoras:

El atrevernos a dar el primer paso para recuperar nuestro sindicato, es lo más valioso e importante, como agrupación, ya que llevábamos muchos años bajo la opresión e imposición de una persona, que hacía con nosotros lo que quiera, sin que nadie alzara la voz aunque estuviéramos en contra (…) teníamos en nuestras manos la oportunidad de ser libres, de poner fin a todo lo que nos incomoda (…) teníamos claro que lo mejor era rescatar al SutNotimex, en vez de hacer otro sindicato, pero nadie sabía cómo (…) pero ahora aunque existen diferencias y no todos concordamos en cómo llevar la huelga, seguimos firmes en que "esto, no sé acaba, hasta que se acaba. Cristina, trabajadora de Notimex.

El terrorismo laboral y la desconfianza que logró generar la Dirección a cargo de Sanjuana Martínez entre los trabajadores le funcionó los primeros meses para mantenernos dispersos y ajenos el uno del otro, pero al darnos cuenta de que no éramos nuestro propio enemigo y que las violaciones eran contra todos, tuvimos que sacar fuerza del coraje y la impotencia que eso nos provocaba y rescatar la única vía que teníamos para defendernos, la colectividad, el Sindicato. Con el tiempo nos dimos cuenta de que lo que decidimos hacer por defensa personal, por nuestro grupo, era realmente por todos los trabajadores de México, y por las siguientes generaciones: una defensa de derechos humanos y no solo un tema de dignidad. Rosaura, trabajadora de Notimex.

Rescatar el sindicato es rescatar la dignidad; es valorar el trabajo de quienes laboramos en Notimex, personal capacitado, con experiencia y trayectoria. Es dignificar un CCT por el que se ha trabajado décadas y que solo busca el bienestar de los trabajadores, que los derechos laborales y humanos se cumplan a cabalidad y que la clase trabajadora mejore en día a día su bienestar (...) Rescatar al SutNotimex es dignificar mi trayectoria de periodista, es valorar el trabajo de mis compañeros, es rescatar la Agencia de Noticias del Estado Mexicano (Notimex) que NO le pertenece a un gobierno (ni a ninguna fracción parlamentaria) le pertenece a todos los mexicanos (...) Esta batalla es dejarle un ejemplo a mis hermanos, sobrinos, amigos, y seres queridos. Verónica, trabajadora de Notimex.

La huelga, una batalla por ganar

El SutNotimex dio un paso que es indispensable profundizar, lo que implica avanzar a romper toda confianza en las instancias del gobierno federal, que ha demostrado su respaldo a la dirección de Sanjuana Martínez y a su política de despidos y represión.

El triunfo puede darse si las y los trabajadores confían en sus propias fuerzas y buscan fortalecer la unidad efectiva con otros sectores, con espacios comunes de discusión y planes de lucha unitarios, apostando a la movilización en las calles y exigiendo, a su vez, que los sindicatos que se reivindican democráticos - como la Unión Nacional de Trabajadores, a la que el SutNotimex pertenece, la Nueva Central de Trabajadores o la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación- pasen de declaraciones a hechos y discutan el despliegue de la fuerza de la base trabajadora en respaldo a esta lucha.

Apostar al cien por cien en nuestras propias fuerzas, implica al mismo tiempo que el conjunto de la base trabajadora del sindicato se transforme en la protagonista de toda decisión y lleve hasta el final las acciones y medidas discutidas para fortalecer la lucha, sumando a sus familias, amistades y colegas en esta perspectiva. Para ello es indispensable garantizar medidas urgentes que permitan que las y los trabajadores se involucren plenamente, como el fortalecimiento del fondo de lucha para sostener a sus familias.

Una medida concreta es llevar a la base de los sindicatos y organizaciones la propuesta de aportar veinte peso mensuales por trabajador al fondo de lucha, lo que permitiría que la presiones de quebrar la lucha por hambre sea menor.

La huelga, estallada el 21 de febrero 2020, es una lucha que ejemplifica la batalla por defender el derecho como trabajadores a organizarnos, pues la persecución judicial y la represión que el SutNotimex vive por parte de la dirección de la Agencia de Noticias y el gobierno federal busca dejar como lección que las y los trabajadores son castigados por agruparse para defender sus derechos.

Al mismo tiempo, es también una lucha testigo frente a un ataque generalizado contra el sector estatal, un ataque que ha sumado la exposición del regreso inseguro a las labores, por ejemplo, en el sector educativo; o el paso del apartado A al B del artículo 123, que implica la perdida de derechos colectivos fundamentales, además de la continuidad en los despidos y recortes. Por ello, su triunfo es fundamental y requiere de la unidad de la clase trabajadora de conjunto.

"Buenas noches señor Presidente": música por solución a la huelga del SutNotimex




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias