×
×
Red Internacional

Tras la marcha convocada a favor del Instituto Nacional Electoral (INE), el presidente López Obrador convocó a una movilización para el 27/11 y las autoridades de los programas sociales como PILARES anunciaron que es obligatorio que las y los trabajadores, mal llamados “beneficiarios”, se presenten.

Jueves 24 de noviembre | 00:27

La manifestación del 13 de noviembre convocada por la derecha disfrazada de ’sociedad civil’ bajo la consigna “el INE no se toca”, mostró a una base social sobre la que puede apoyarse la oposición neoliberal para fortalecerse, pero también a trabajadores de dependencias gubernamentales que fueron forzados a asistir a la marcha por los alcaldes opositores a la 4T en la CDMX de los partidos de la alianza “Va por México”.

En respuesta, AMLO convocó a una movilización del Ángel al Zócalo, al final de la cual se propone rendir públicamente su cuarto informe de gobierno. Inmediatamente las autoridades a cargo de los programas sociales de la CDMX, como PILARES, Ponte Pila, Cultura Comunitaria, entre otros, nos llamaron a las y los ’beneficiarios’ de éstos (trabajadorxs sin ningún reconocimiento laboral, ni nombramiento como “servidores públicos y/o funcionarios”) a marchar obligatoriamente, sin respetar nuestro derecho al descanso y aprovechándose ilegalmente de dichos programas.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.mx/Mas-alla-de-la-reforma-electoral

Cabe señalar que quienes se niegan a asistir de acarreados a las movilizaciones u actos políticos en favor de los partidos del régimen son hostigados y señalados bajo la amenaza de que probablemente no serán seleccionados en las próximas convocatorias de los programas sociales del año 2023.

Tanto los gobiernos de la oposición neoliberal, como de la 4T, con su actuar muestran que usan las mismas prácticas corporativas y clientelares que primaron en los sexenios del PRI, las cuales han sido repudiadas por amplios sectores de trabajadores y la población en general.

Ambos violentan nuestros derechos e ilegalmente nos exigen marchar, sin importar que la legislación mexicana prohíbe que se realice proselitismo electoral en los centros de trabajo.

Pero, como es costumbre, sus leyes no resguardan a las y los trabajadores y ante estos hechos quedamos desamparados sin muchas opciones, porque las instituciones responden a estos mismos partidos del régimen. Así que algunxs docentes o talleristas rechazarán ser utilizados, con el riesgo de ser despedidos y otros marcharán con la “nariz tapada” ante el temor de perder la continuidad laboral.

Rumbo a la carrera presidencial: las y los trabajadores somos usados como botín electoral

Las alcaldías de la oposición en la CDMX son Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuajimalpa, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo y Tlalpan, donde gobierna la alianza “Va por México”, integrada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que conforman la Unión de las Alcaldías (UNACDMX).

Como denunciamos antes, a las y los trabajadores de los programas sociales les está dando un uso proselitista, lo cual se ha intensificado con la carrera presidencial de 2024, pues unos fueron obligados a asistir ’en defensa del INE’ y otros lo serán a la próxima movilización del 27/11, como si fueran parte de sus actividades.

¿Qué implica no asistir?

Probablemente reprimendas de sus superiores, que pueden consistir en mayor carga laboral o en ir identificando a quien no está alineado al partido que gobierna, rumbo a un nuevo proceso de ’selección’ en los programas.

Esto muestra un problema más complejo, pues para conservar su permanencia en los programas, las y los trabajadores precarizados se ven obligades a simpatizar con el partido en turno. Para trabajadores de los programas sociales significa que deben ser cercanas a alguien del partido o tener su visto bueno, para poder ingresar a las convocatorias, lo que deja muy poca oportunidad a personas independientes que requieren del trabajo, al no haber. Además, en algunos casos, los cargos de coordinación están destinados a personas afiliadas o serviles a estos partidos del régimen.

Es evidente que se utilizan los programas sociales como una vía para mantener dentro de los mismos a una base clientelar de los partidos del régimen, ofreciendo los servicios que se prestan como si fueran de parte del gobierno en turno y de un partido, haciendo parecer que las personas que atienden son parte de ese mismo entramado. Y las y los trabajadores de los programas sociales se enfrentan a diversas actividades a las que son obligades a asistir, que incluso utilizan instalaciones de las alcaldías y presupuesto, así como trabajadores para organizar eventos de sus partidos. O en otros casos implica trasladarse a otros lugares distintos de la alcaldía para asistir a los eventos del partido en cuestión.

Por una verdadera alternativa para las y los trabajadores de los programas sociales

Es importante señalar que, al no contar con derechos laborales, como el reconocimiento de la relación laboral, estabilidad en el empleo, seguridad social, ni un sindicato, no asistir a los actos proselitistas equivale a desobedecer las indicaciones patronales.

Este uso proselitista de los programas sociales da cuenta de que los partidos políticos del régimen pueden usarnos y encima de ello no reconocernos como trabajadorxs, lo que les ha ahorrado una gran cantidad de presupuesto que debería destinarse a garantizar plenos derechos laborales y mayor presupuesto administrado en favor de la comunidad y sus trabajadores, para que no se utilice en candidaturas, consultas o propaganda electoral, ni sea un recurso para desviar por diversos funcionarios.

Nos da mucho coraje que mientras el presidente señala que la marcha también será para conocer si la gente está contenta con la ’cuarta transformación’ y si “van bien”, no le importe que se nos niegue el derecho a descansar, no le importe que tengamos que cuidar enfermos o realizar actividades en nuestras casas para cumplir los demás días de la semana en el trabajo.

Organicémonos como trabajadores de forma independiente para que no seamos instrumentalizados como un ejército de precarizados en favor de los intereses de los partidos políticos del régimen. Te invitamos a asistir a la Asamblea que estamos impulsando para el próximo 2 de diciembre, para exigir plenos derechos y la continuidad de todas las y los beneficiarios de los programas sociales.

¡A organizarnos!

Contáctanos: 5574525325

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.mx/Carta-a-la-comunidad-de-PILARES-232501


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias