×
×
Red Internacional

Debido a la crisis económica que atraviesan en sus países, el flujo migratorio de niñas y niños sin acompañamiento ha aumentado y, con ello su detención en las fronteras. Durante el 2021 la cifra de infancias migrantes fue de casi 160,000.

Nancy MéndezLic. en Trabajo Social UBA | Redacción Zona Norte Gran Buenos @NancyMariele

Jueves 6 de enero | Edición del día

“Algunos lloran, sobretodo de noche”

Un niño de 10 años caminaba solo en un día lluvioso en el este de Rio Grande City, una ciudad a 60 kilómetros de McAllen, sobre la frontera entre los Estados de Texas y Tamaulipas (México). “¿Usted me puede ayudar?”, le dijo, con los ojos hinchados de lágrimas al agente migratorio: “Yo tengo miedo y vengo porque no se a donde ir “. Y su video se viralizó por todo el mundo.

Ellos migran sin saber cuándo volverán a abrazar a sus madres y padres, cargan con el dolor y el trauma de convertirse en un “menor migrante” en la meca del capitalismo. Allí donde lo primero que aprenden es el racismo, la xenofobia, la explotación y la criminalización, antes que el idioma.

Pese a que Biden anunció que revertiría las medidas de Trump, la cantidad de infancias que se encuentran privadas de libertad en el límite entre ambos países alcanzó una cifra récord, tal como lo señala el último estudio realizado por el Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Americana en Estados Unidos.

Te puede interesar: Niñez migrante: presa en la frontera de Estados Unidos

Frontera con Estados Unidos

En los últimos años, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos ha registrado un crecimiento en la cantidad de niñas y niños que migran solos a ese país. Dicho informe registra que durante el año 2019 fueron 71.328 los niños y niñas que fueron detenidos en la frontera de México y EE.UU, luego en el marco de la pandemia por covid ese número desciende a 32.686, sin embargo la suma registrada de enero a noviembre de 2021 ascendió a 159.301 de niños menores que migraron sin acompañamiento.

De ellos, el 15% eran de nacionalidad mexicana; la gran mayoría viene del Triángulo Norte de Centroamérica, es decir, de Guatemala, Honduras y El Salvador. De hecho, desde el año 2000, la cantidad de niñas y niños que huyen de estos países sin familiares y sin nadie que los acompañe ha aumentado 15 veces, según refiere el estudio y más del 80% de niñas y niños, de acuerdo con el informe, reportó que esperaban verse con familiares que ya se encontraban en Estados Unidos. Pero eso aun no ocurrió.

Frontera con México

Según los datos de la Unidad de Política Migratoria de México el número de niñas y niños migrantes detenidos en la frontera de México con Guatemala y Belice. Es el siguiente:

Durante el año 2019, fueron 53,509 los niños detenidos, disminuyendo durante la pandemia del 2020 a 11,262. Sin embargo en lo que respecta al 2021 los casos aumentan a 53.969, esta cifra solo cubre hasta noviembre porque todavía no se determina el estatus migratorio de niñas y niños en lo que respecta al mes de diciembre.

De los casi 54,000 niños y niñas que intentaron cruzar por México y que fueron detenidos por policías de migración, el 88% viene justamente de América Central.

Sobre esto, es importante recordar la complicidad que mantiene el Gobierno de López Obrador con esta política, junto con Biden hace semanas presentaron el programa "Remain in Mexico". Un programa ideado por el republicano Donald Trump para frenar la ola migrante a EE.UU y que obliga a quienes buscan asilo a permanecer en el lado mexicano de la frontera.

Te puede interesar: Contra los migrantes: López Obrador y Biden continúan con el programa de Trump “Permanece en México”

Las fotos de un centro de inmigrantes en Dona (frontera con México) que albergaría 1.000 personas, en su mayoría niños- abril 2021

“Por las noches cierro los ojos y siento como las olas golpean”

Son niños que llegan en botes, nadando, caminando, en micros. Tal es la crisis migratoria en esta región que ante el aumento exponencial de infancias y adolescentes que migran no acompañados, hasta la propia directora de UNICEF, Henrietta Fore, tuvo que reconocer que “estos niños y niñas llegan atravesando peligrosos viajes que llegan a durar hasta dos meses, solos, agotados y con miedo. A cada paso corren el riesgo de ser víctimas de la violencia y la explotación, del reclutamiento por parte de las bandas y de la trata, que se ha triplicado en los últimos 15 años”

Así dibujan los niños migrantes los centros de detención de la Patrulla Fronteriza

El derecho a una vida sin miedo

El sistema capitalista es el que obliga a todas estas familias dividirse, a todos estos niños a huir de su lugar de origen, al desarraigo, obligados a cruzar ríos, desiertos, campos, fronteras y muros, con el solo objetivo de sobrevivir a un sistema que no tiene nada para ofrecer en su tierra, más que hambre y desocupación.

Te puede interesar: Biden mantiene a miles de menores migrantes en condiciones inhumanas

La clase trabajadora históricamente ha luchado por conseguir derechos. Hoy la organización de los y las trabajadores y sectores populares de México y Centroamérica, junto a los trabajadores de Estados Unidos, organizados y movilizados podrán poner un alto a las leyes anti inmigrantes así como a los planes imperialistas en la región, es la clase trabajadora una vez más en la historia, la que podrá garantizar mejores condiciones de vida para sus hijos y hijas. Evitando la fragmentación de sus familias, el desarraigo, como así también el real acceso a derechos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias