Política México

Acto Internacional Fracción Trotskista por la Cuarta Internacional

1 de mayo: una puerta a grandes desafíos revolucionarios

Un 1 de mayo en el que en catorce países trabajadoras, trabajadores, jóvenes y mujeres despertamos con la convicción de derribar las fronteras y dar un paso en la construcción de una organización revolucionaria mundial para ponerla al servicio de enfrentar la crisis actual desde su raíz.

Miércoles 6 de mayo | 14:11

El 1 de mayo, día internacional de la clase trabajadora, desde el Movimiento de las y los Trabajadores Socialistas (MTS) participamos junto a organizaciones hermanas de catorce países en el acto internacional de la Fracción Trotskista por la Cuarta Internacional, a la cual orgullosamente pertenecemos. Fuimos miles de conexiones simultaneas y el acto tiene casi 100 mil reproducciones.

Año tras año, la marcha del 1M es un escenario de gran importancia para nuestras organizaciones, la preparamos con gran entusiasmo y con la pasión de recuperar la memoria de los mártires de Chicago, que lucharon utilizando la huelga general por una jornada laboral de 8 horas y cuyo brutal asesinato solo extendió la llama de la lucha de la clase obrera y agudizó el odio de clase.

Pero este año la historia dio un vuelco, transformando el 1M en inédito en todo el mundo, en medio de la pandemia del COVID-19 y una brutal crisis económica las y los trabajadores se han colocado en la primera línea para enfrentar esta situación. Las y los médicos, enfermeras, trabajadoras de la limpieza, de la alimentación y diversos sectores más se muestran esenciales; han develado con claridad quiénes movemos el mundo y quiénes producimos la riqueza.

Al mismo tiempo la lucha de clases se ha extendido ante las terribles condiciones del sector salud, los despidos masivos y las violaciones a los derechos laborales. Los capitalistas protegen sus ganancias sobre la vida de las y los trabajadores, los antagonismos de clase son más evidentes.

En este contexto, las organizaciones que pertenecemos a la Fracción Trotskista por la Cuarta Internacional, estamos en la primera línea del ascenso de la lucha de clases y nos hemos puesto al frente de proponer una salida integral a esta crisis. No podíamos aceptar la pasividad que nos quieren imponer los capitalistas, sus gobiernos y las burocracias sindicales a su servicio, quienes fomentan la fragmentación de nuestras filas y la salida individual a la crisis, explicando su causa como natural y por fuera de la devastación ambiental que han provocado y el ataque a los servicios sociales, que fueron desarmados en las últimas décadas.

En un momento histórico, la respuesta -a pesar de los límites de la salida masiva a las calles- tenía que ser histórica. Así la vivimos quienes nos hicimos parte del acto internacional.

El orgullo de poder ser parte de la muestra del potencial de nuestra clase y del internacionalismo superaba mis nervios y, participación tras participación, la emoción crecía al mostrarse una corriente política que concentra a trabajadoras y trabajadores que han sido parte esencial de luchas actuales. Como lo es Tre Kwon, enfermera de Nueva York y cronista del diario Left Voice que se ha puesto al frente de las demandas por equipamiento del sector salud; a la par siendo parte de luchas que son un hito histórico en la clase obrera.

Como se expresó en la participación de Raúl Godoy, dirigente del PTS (Argentina), diputado y obrero ceramista de la emblemática Zanon, fábrica sin patrones, ocupada y bajo control de sus trabajadores, que hoy se ha puesto al servicio de producir insumos para enfrentar la pandemia.

Y también en otros ejemplos, como el de Gaëtan Gracia, delegado de la CGT en la industria aeronáutica y militante del Nuevo Partido Anticapitalista y Révolution Permanente quien ha participado activamente de las protestas en Francia desde los Chalecos Amarillos hasta en respaldo a la Huelga de transporte que paralizó la capital todavía a principios de este año.

El acto mostró lo acertado que ha sido poner en pie la Red Internacional de la Izquierda Diario, que en este mes llegó a 13 millones de visitas en todo el mundo, gran satisfacción que desde México levantemos este proyecto dando voz a quienes en este sistema siempre se nos quiere acallar y siendo hoy la tribuna de trabajadoras, trabajadores y sectores en lucha en todo el país:

“Izquierda Diario México, parte de la Red Internacional que impulsa la Fracción Trotskista, se ha convertido en una voz de las y los trabajadores que luchan en todo el país, desde las obreras de la maquilas, hasta los y las migrantes, y los pueblos originarios en defensa del territorio.”

Necesitamos un partido revolucionario mundial

Las palabras de cada orador u oradora nunca se alejaron de las penurias y las reivindicaciones de nuestra clase, cada una se sentía propia, cada realidad podía ser nuestra y cada propuesta podía ser real. Manifestándose así, quiénes traspasando las fronteras son nuestras aliadas y aliados y quiénes son enemigos comunes. Señalando el horizonte que ante un sistema económico de explotacíón y depredación mundial también hay una lucha de clases mundial.

El escuchar, ver y vivir el acto hacía que las barreras idiomáticas fueran derrumbadas no solo por la magnífica traducción realizada como parte del trabajo de producción y técnico del acto. Sino también porque la estrategia y el programa nos hicieron una solo voz, reconocimos vívidamente que:

nuestro horizonte de lucha es la construcción de una sociedad sin explotación y opresión, donde desarrollemos una relación armónica con la naturaleza y entre los seres humanos: el comunismo

A ello dedicamos cada esfuerzo haciéndolo carne en la construcción de partidos revolucionarios de la clase trabajadora.

A la vez somos capaces de plantear salidas concretas a lo que vivimos, demostrando que recuperar la tradición del marxismo revolucionario se traduce en armas para enfrentar las miserias de este sistema, que en estos momentos de crisis se traduce en amenazas y golpes constantes a las condiciones de vida de las amplias mayorías.

El internacionalismo del acto no solo se mostró en desplegar acciones o pronunciamientos de solidaridad internacional sino fundamentalmente en centrar como tarea la construcción de un partido mundial de la revolución social, que para nosotres implica la reconstrucción de la IV internacional.

"La invitación que queremos hacer en este acto a los y las miles que se conectaron desde distintos puntos del mundo es que se sumen a construir ese partido internacional y revolucionario de la clase obrera. Esa organización de los esclavos insurrectos que organice la fuerza necesaria para enfrentar los padecimientos y las penurias a las que nos van a querer seguir sometiendo todos los capitalistas.” Raúl Godoy

Levantar el antiimperialismo, tarea clave

La unidad de la clase obrera más allá de las fronteras no solo se escuchaba, se sentía; la lucha contra el imperialismo fue retomada con igual potencia por camaradas que hablamos desde países semicoloniales que por aquellos que viven en naciones imperialistas, quienes también militan cada día enfrentando las políticas racistas y xenófobas contra migrantes y refugiados de todas las latitudes.

La misma reivindicación se escuchó de Venezuela, que hoy vive el criminal bloqueo imperialista que agudiza aún más la crisis sanitaria y económica, que Estados Unidos o Francia, en donde la reivindicación era clara:

“Nuestra política es el internacionalismo y el anti-imperialismo. Es con esta lógica que en Francia luchamos por la construcción de un gran partido revolucionario que agrupe a militantes y corrientes de diversas tradiciones y diversos orígenes.” Gaëtan Gracia

Clase obrera diversa, con las mujeres al frente

La imagen conjunta del acto era hermosa, frente a los Estados que hoy cierran fronteras y refuerzan las políticas reaccionarias contra nuestras hermanas y hermanos migrantes, el acto mostraba una amplia composición multiétnica.

Destacaban también las generaciones variadas de las y los participantes, encarnando el camino entre los hilos de continuidad y las lecciones de lucha y organización con la juventud, llena energía y avidez por transformar su realidad.

Más evidente aún fue la presencia de oradoras mujeres y comunidad sexodiversa, referente de sus organizaciones y sectores, quienes traducen el ascenso del movimiento de mujeres en los últimos años, poniéndose al frente de la lucha contra la violencia patriarcal, la conquista de derechos y al mismo tiempo, haciéndose parte de la lucha de las mujeres trabajadoras contra la precarización y levantando un horizonte revolucionario en clave socialista:

“El trabajo ’feminizado’ está subvalorado en nuestra sociedad. Pero ahora, con la crisis de la salud, se ve que el trabajo social reproductivo es absolutamente esencial. Nosotras, las mujeres trabajadoras, somos esenciales.” Tre Kwon

En México también vamos por más

El acto internacional nos permitió posicionarnos desde México frente al gobierno de López Obrador que aunque se dice progresista y ha implementado programas sociales limitados, que ocupa como paliativos y demagogía, profundiza los ataques a las condiciones de vida.

Ante esta crisis, continúa ampliandose las austeridad contra las y los trabajadores, política que hemos denunciado permanentemente por traducirse en mayor precarización, cientos de miles de despidos injustificados, violación a derechos laborales y continuidad de los ataques a los servicios públicos, como el sector salud.
Además, el gobierno impone con mano dura, utilizando la Guardia Nacional, los megaproyectos que despojan a pueblos originarios de sus territorios.

La lucha contra la austeridad, los despidos y por plenos derechos laborales la hemos protagonizado desde hace más de un año a través de la campaña #QueremosTrabajoDigno, levantando un frente único con otras organizaciones por medio del Foro de Luchas Sociales y logrando la reinstalación de cuatro compañeres que nos convertimos en referentes de esta batalla; al mismo tiempo desde la batalla de profesoras y profesores de asignatura de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) en lucha por plenos derechos laborales y basificación.

Desde el MTS y Pan y Rosas México, frente al desarrollo de la pandemia hemos reforzado la solidaridad y la exigencia de #SoluciónDeConflictos para la UACM, la Escuela de Derecho Ponciano Arriaga (EDPA), las huelgas de más de dos meses el Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Chapingo y del SUTNotimex, que acompañamos cotidianamente; y contra los despidos injustificados de la fábrica de General Motors en Guanajuato.

Al mismo tiempo buscamos dar voz a las obreras y obreros de la industria maquiladora y las y los trabajadores precarios que son obligados a continuar trabajando, así como al sector salud obligado a enfrentar la crisis sanitaria sin insumos.

Además, ponemos en primer lugar la lucha contra las políticas que aumentan la subordinación al imperialismo estadounidense, encarnadas en la Guardia Nacional que actúa como la border patrol yanqui contra nuestros hermanos y hermanas migrantes.

Hemos visto la necesidad de multiplicar y fortalecer las iniciativas de lucha ideológica, con la elaboración del semanario Ideas de Izquierda México y cursos virtuales de marxismo y feminismo socialista, que en clave militante se apueste a integrar a nuevas generaciones de jóvenes, mujeres y trabajadores a la construcción de una organización socialista y revolucionaria.

Pues estamos convencides, como plantea Pablo Oprinari que para “Resolver la crisis humanitaria, económica y social en favor de los trabajadores y el conjunto de los oprimidos, requiere luchar para acabar con el capitalismo. En los momentos actuales es cuando hay que prepararnos políticamente para esa pelea.”

Este 1 de mayo mostró la fuerza de nuestras ideas, convicción y militancia, mostró a la par las posibilidades reales de miles de jóvenes, mujeres y trabajadores en cada país abracen con fuerza las ideas revolucionarias, hagan de la teoría una práctica, se apropien de todas las herramientas existentes para ampliarlas y juntes pongamos nuestra energía en la ambición de construir un mundo sin opresión, explotación y violencia, un mundo para ser disfrutado en plenitud.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO