www.laizquierdadiario.mx / Ver online
La Izquierda Diario
10 de abril de 2021 Twitter Faceboock

CONFERENCIA MATUTINA
"El ejército mexicano surge de las entrañas del pueblo": AMLO
La Izquierda Diario México | @LaIzqDiarioMX

En su conferencia matutina, el presidente hizo alusión a la fundación del ejército mexicano y presentó el informe mensual de seguridad.

Link: https://www.laizquierdadiario.mx/El-ejercito-mexicano-surge-de-las-entranas-del-pueblo-AMLO

En compañía del gabinete de seguridad, el presidente expuso hoy el informe mensual que da en temas de materia de seguridad. Antes de dar la palabra a Rosa Icela Rodríguez, coordinadora del gabinete, el presidente dirigió unas palabras a la prensa.

Resaltó que "no somos malos por naturaleza, son las circunstancias", enfatizando que "si cambian las circunstancias, cambiamos nosotros". Es correcta la afirmación, natural si tomamos en cuenta que el presidente tiene formación profesional en las ciencias sociales. Sin embargo, a renglón seguido añadió: "si el Estado está secuestrado y está al servicio de una minoría, no hay movilidad social".

Lejos de las histéricas afirmaciones de la derecha, que en todo momento intentan golpear al gobierno acusándolo de comunista, las declaraciones del presidente muestran que su visión del Estado está alejada de los análisis del marxismo y el socialismo. En la visión marxista, el Estado es un organismo creado para el beneficio de una clase sobre otra; esto lo hemos corroborado en varios de los artículos que desde este medio publicamos, donde siempre hemos señalado la asociación entre políticos y empresarios, con las leyes e instituciones actuando para su beneficio y en detrimento de los trabajadores.

El Estado, para López Obrador, por el contrario, es un organismo neutro que "desgraciadamente" está "secuestrado" por la mafia del poder, que se beneficia a través de la corrupción e impide que el gobierno pueda actuar en beneficio de la ciudadanía.

En el informe de seguridad, Rosa Icela Rodríguez informó que ha habido una disminución del 5.5% en delitos de homicidio con respecto al año pasado en las entidades del centro y norte del país (Guanajuato, Baja California, Jalisco, Michoacán, Chihuahua y el Estado de México). Enfatizó que "el proceso de construcción de la paz inicia en las calles escuchando a la gente". Sin embargo, si algo ha quedado claro a lo largo del sexenio es que "escuchar a la gente" para el gobierno significa tener a la población como un ente consultivo en lugar de fomentar que los trabajadores mismos gestionen la economía —lo cual sería contrario a los planes de los empresarios y su gestión basada en la "mano invisible" del mercado.

Por su parte, el General Alfonso Durazo Montaño, director de la Guardia Nacional, reveló que actualmente hay 98,282 elementos con un 85% desplegado. Señaló también que el reclutamiento de nuevos elementos (a punto de cumplirse la meta de 50 mil reclutas en tres años) se hace por parte de la SEDENA.

Este elemento es esencial si recordamos que al inicio de su mandato el presidente afirmaba que iba a ser un organismo ciudadano, mientras que ahora la incorporación a este nuevo órgano represivo cae por parte del propio ejército. Recalcó que los elementos pasan por cursos de capacitación para la obtención de un "certificado único policial" recibido de centros de capacitación en Santa Lucía, Irapuato, Puebla, Quintana Roo, y otros más. Es decir que las tareas de seguridad son para la Guardia Nacional una mezcla entre tareas marciales y policiales, lo cual es de llamar la atención porque, si bien en teoría podrían ser usados para repeler invasiones (o desalojar migrantes, como ha sido su uso principal), también podrían ser usados para reprimir manifestaciones de las disidencias al gobierno.

Durazo también señaló que hay planes para capacitar a dos batallones de la Guardia Nacional para la seguridad del aeropuerto Felipe Ángeles que actualmente se construye en Santa Lucía. Asimismo, adelantó la construcción de 81 cuarteles avanzados de este organismo.

El general de división André Georges Foullon Van Lissum habló en relevo del secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, quien se encuentra enfermo de COVID-19.

En ese punto, una vez finalizado el informe, López Obrador explicó que "una institución como el ejército es un pilar de el Estado nacional" y que es "garantía de seguridad". A propósito de que es el aniversario de su creación, agregó: "lo que distingue al ejército mexicano de otros ejércitos" es que "nace porque Don Venustiano Carranza, gobernador de Coahuila, se opone a la usurpación de la presidencia cuando Victoriano Huerta encabeza un golpe de Estado contra el presidente legal y legítimo, Francisco I. Madero".

Efectivamente el ejército actual es nada menos que el mismo Ejército Constitucionalista que creara el coahuilense. Pero ya pasó más de un siglo desde aquel acontecimiento; aunque sea cierto que el ejército "no se forma con militares profesionales, sino con gente del pueblo" y que "surge de las entrañas del pueblo. El ejército actual", eso no "lo hace distinto, es pueblo armado", como afirma el primer mandatario.

Ya en otros artículos hemos abordado el tema de las guerras. Según la máxima del general prusiano Carl Von Clausewitz, "la guerra es la continuación de la política por otros medios", los medios violentos. ¿Qué política defendía el Ejército Constitucionalista?

La respuesta esperada de personas adyacentes al liberalismo como lo es López Obrador —cuyo partido por muchos años ostentó el águila juarista— sería que la política del Ejército Constitucionalista era la de defender las instituciones contra la dictadura de Victoriano Huerta. Sin embargo, también es cierto que el constitucionalismo se enfrentó militarmente contra el convencionalismo, los adherentes a la Convención de Aguascalientes (cuyos acuerdos no respetó Carranza), encabezados por Villa y Zapata.

Con sus límites, el convencionalismo expresaba políticamente a un ala más radical de la revolución mexicana, cuya política iba más en el sentido de defender la propiedad comunal, a diferencia de Carranza y Obregón, que defendían la propiedad privada y el derecho de los capitalistas extranjeros a invertir (léase: saquear) el país.

Si ponemos el acento en que más de 100 años han transcurrido desde que se creó el Ejército Constitucionalista, es porque actualmente los elementos de "pueblo armado" que pudo haber tenido han desaparecido. El uso que se ha dado a esta institución ha sido la sistemática cacería de las disidencias sociales (dese Rubén Jaramillo, las masacres en Tlatelolco, Acteal, hasta la participación del Ejército en la desaparición de los 43 normalistas en Iguala), con cursos especializados para unidades de élite, muchas de las cuales incluso han desertado para integrarse a las filas del narcotráfico (como los infames Zetas).

Es en ese sentido que no hay nada rescatable de una institución corrupta que sistemáticamente se ve envuelta en masacres contra el pueblo pobre y trabajador.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ izquierdadiariomx
@LaIzqDiarioMX
+525570704442
www.laizquierdadiario.mx