www.laizquierdadiario.mx / Ver online
La Izquierda Diario
http://www.smn.gov.ar/?mod=pron&id=1 Twitter Faceboock

COVID-19
Clases en línea en la FCPyS: Entre la ineptitud de las autoridades y la incertidumbre del estudiantado
Andrea Vargas
Laura Alemán
Link: http://www.laizquierdadiario.mx/Clases-en-lineas-en-la-FCPyS-Entre-la-ineptitud-de-las-autoridades-y-la-incertidumbre-del

El 19 de marzo del 2020 el Consejo Técnico emitió un comunicado donde dio a conocer las medidas que considera tomar debido a la crisis sanitaria del COVID-19 y la cuarentena derivada que ha causado el cese de actividades.

En dicho comunicado se mencionó el reajuste del calendario escolar, la reanudación de las clases por vía electrónica; las cuales serían, de acuerdo al comunicado, retomadas y evaluadas voluntariamente por lxs alumnxs y maestrxs.

Al mismo tiempo que se daba la “opción” de que aquellos alumnos que así lo desearan podían cancelar materias o el semestre entero, sin dejar de ser alumnos regulares, aunque de esto no hay mayor certeza que “el compromiso de la administración”.

Lo único que sabemos es que en lo que respecta a otros derechos estudiantiles, como la seguridad social, la UNAM se ha negado a atender y aplicar pruebas por COVID19 a alumnos que no son “regulares” por no haber podido resellar sus credenciales debido a las tomas de sus escuelas, como el caso de varios planteles de bachillerato.

Ser alumno regular es condición importante para gran parte de los estudiantes, pues de eso depende el acceso a la mayoría de las becas, el orden en el que se pueden inscribir cada semestre e incluso la oportunidad de ser candidateable como consejero técnico o universitario.

#NoSeLavenLasManos

Estas medidas causaron el desacuerdo de la comunidad, pues claramente es un intento por parte de las autoridades por imponer la normalidad a los miles de estudiantes que forman parte de esta facultad, así como el intento de retomar el control de la facultad, aprovechando la crisis sanitaria que ha implicado el COVID-19 para restaurar las clases, sin dar una salida a las demandas de la comunidad. Una medida que ya intentaron implementar también las autoridades de FFyL, sin éxito.

Las inconformidades de la comunidad incluyen demandas que han dado vida a diversos procesos como las masivas asambleas donde se hablaba de democratización, de la necesidad de un servicio médico de calidad como en el #FueraPorrosdelaUnam y sin duda la que ha tomado más fuerza: el problema de la violencia de género.

Al mismo tiempo, lxs estudiantxs de la facultad nos hemos pronunciado en contra de las medidas que las autoridades y los miembros del consejo técnico decidieron, sin tomar en cuenta a la comunidad. Del mismo modo el 22 de marzo 58 profesorxs de la facultad han sacado un pronunciamiento en el cual expresaron su intención de abrir el diálogo entre la comunidad universitaria respecto a ambas situaciones (COVID-19 y violencia de género), manifestaron su preocupación ante la reanudación de clases, por la “cortina de humo” que se levanta ante la situación de género y su preocupación por las estudiantes organizadas que se quedan expuestas ante la crisis de salud que impera hoy día, con su permanencia en las instalaciones.

En cada uno de los pronunciamientos se denuncia cómo es que las autoridades se han “lavado las manos” respecto a las demandas iniciales de la violencia de género, invisibilizando el problema a través de la crisis sanitaria mundial y las medidas de la universidad respecto a ésta.

¿Quién decide por nosotrxs?

El problema radica en que a diferencia del anuncio de las clases en línea de la Facultad de Filosofía y Letras, emitido desde la dirección, el cual generó el rechazo de la comunidad y tuvo que ser revertido, en la FCPyS se buscó legitimar la decisión mediante una sesión extraordinaria del consejo técnico.

Durante estos días redes sociales se ha vuelto un espacio de discusión entre quienes aseguran que la votación del consejo técnico fue unánime y por tanto los representantes estudiantiles actuaron unilateralmente, y algunos de los consejeros que aseguran que los consejeros estudiantiles votaron en contra- aún con la ausencia de Ciencias de la Comunicación y Administración Pública-, y fueron los representantes académicos quienes controlaron la decisión de clases en línea.

Lo preocupante de la situación dentro de la FCPyS, ahora como en enero que se tomaron las instalaciones por un grupo de mujeres sin ningún proceso organizativo o de discusión previo, es que la gran mayoría de la comunidad quedamos fuera de la toma de decisiones, una medida altamente burocrática que solo beneficia a las autoridades y a la Rectoría, pues debilita la capacidad organizativa del movimiento estudiantil.

Es evidente que no podríamos comparar la toma contra la violencia de género, que a pesar de la antidemocrática forma en la que se efectuó, cuenta hoy con el respaldo de cientos por la legitimidad de sus demandas, a la medida de las autoridades por imponer la normalidad desde nuestras casas, ocupándonos con tareas y trabajos en medio de la pandemia más importante del siglo.

Sin embargo, lo que ocurre dentro de la FCPyS hoy nos obliga a discutir que frenar la violencia de género, luchar por mejores condiciones dentro de la facultad, como atención médica de calidad y condiciones sanitarias óptimas -demandas legendarias del movimiento organizado-, así como poder enfrentar hoy la pandemia, depende en primer lugar de que seamos miles discutiendo el rumbo de nuestra universidad, gestionando como imponemos nuestras demandas y también qué pasa con el semestre que por la vía de los hechos no ha empezado para la FCPyS.

Ante la situación de la facultad, debemos apostarnos a hacer cambios radicales, atacando la raíz de la antidemocracia en nuestra casa de estudios –el antidemocrático gobierno en la UNAM y su legislación universitaria-, pensando en qué universidad queremos y cómo podemos ponerla al servicio del pueblo pobre y trabajador.

Debemos buscar cómo empezar a organizarnos para que cuando esta crisis sanitaria mundial cese, se apunte a crear espacios masivos de discusión y debate político, independientes de las autoridades, mixtos y tripartitas, es decir trabajadorxs, académicxs y alumnxs, donde exista un vuelco de demandas y propuestas por parte de todos y todas para la solución de las demandas que cada año cambian pero que no se resolverán sin un movimiento estudiantil copioso y unido.

Comunicados:

Asamblea separatista

Estudiantxs

Profesorxs

Consejo Técnico

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ izquierdadiariomx
@LaIzqDiarioMX
+525570704442
www.laizquierdadiario.mx