PUEBLOS INDÍGENAS

Wixáricas son despojados de lugar sagrado en Nayarit

Manifestantes wixáricas se presentaron frente a la Catedral de Tepic, Nayarit. Acusan que el ex candidato independiente a la gubernatura de Nayarit, Hilario Ramírez Villanueva, “Layín”, les arrebató el lugar sagrado de Tatei Haramara.

Miércoles 19 de julio de 2017 | 12:34

Manifestantes wixáricas se presentaron frente a la Catedral de Tepic, Nayarit. Acusan que el ex candidato independiente a la gubernatura de Nayarit, Hilario Ramírez Villanueva, “Layín”, les arrebató el lugar sagrado de Tatei Haramara.

Hilario Ramírez fue presidente municipal de San Blas en dos diferentes periodos, y ex candidato independiente a la gubernatura de Nayarit del pasado 4 de junio; además, es empresario de una empacadora de mango, quien se ha visto envuelto en diferentes escándalos.

El presidente del movimiento indígena en Nayarit, Braulio Muñoz Hernández, denunció que en el lugar sagrado se han estado criando cerdos, y que de un total de 100 hectáreas, ya se han vendido 97, dejándolos sólo con 3 hectáreas reconocidas como lugar sagrado.

La zona sagrada de los huicholes se encuentra en la Isla del Rey en San Blas, acuden ahí a depositar sus ofrendas y a rendir culto. La denominan Tatei Haramara, la diosa del mar, que abastece de agua al mundo y para sus cultivos; además, se cree que es la puerta de entrada de los dioses.

Desde hace varios años, ese territorio ha sido vendido para empresas turísticas. En el 2011, la SEMARNAT concesionó parte de la Isla a las empresas Desarrollos Turísticos Paraíso del Rey S.A. de C.V. y Desarrollos Turísticos Aramara S.A. de C.V. Posteriormente, en 2012 el gobernador de Nayarit les devolvió 8.3 hectáreas, y en 2013, la directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Nuvia Mayorga, otorgó otras 3.5 hectáreas. Ambas acciones fueron otorgadas en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas pero las hectáreas entregadas no se comparan con las que seguían siendo concesionadas.

Los wixáricas informaron que de no ser atendidos por las autoridades, una comitiva de 100 indígenas saldrá el 23 de julio rumbo a la Ciudad de México para ser escuchados por Enrique Peña Nieto, tardarían dos meses caminado para llegar.

Las organizaciones obreras del país, como la Nueva Central de Trabajadores, la Unión Nacional de Trabajadores y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, junto a organizaciones de derechos humanos y del movimiento estudiantil debemos solidarizarnos con los pueblos indígenas en medio de esta ofensiva de despojo a sus terrotorios sagrados.






Temas relacionados

Wirikuta   /   Pueblos Indígenas   /   Nayarit

Comentarios

DEJAR COMENTARIO