Mundo Obrero México

EDUCACIÓN EN PANDEMIA

Vuelta a clases presenciales y la impaciencia empresarial por imponer “Normalidad”

Causó revuelo el reciente anuncio del secretario de educación Esteban Moctezuma, sobre la posible vuelta a clases para el próximo mes de enero de 2021, tomando en cuenta que ya hay Estados que se encuentran en semáforo verde.

Jueves 10 de diciembre de 2020

En reunión plenaria con autoridades educativas de todo el país, el secretario hizo este anuncio en función de que Estados como Campeche, Veracruz y Chiapas ya se encuentran en semáforo verde, aunque sus condiciones objetivas en términos de infraestructura educativa siguen siendo precarias.

Pese a ello, Moctezuma Barragán señaló también que la responsabilidad de esta vuelta a clases será de cada autoridad local y siguiendo protocolos sanitarios qué se basa prácticamente en que las madres y padres de familia firmen responsivas al momento de mandar a sus niños y niñas a la escuela en las que aseguren que ninguno de sus hijos y/o hijas tenga síntomas.
Es decir, hará responsables a madres y padres de que exista la posibilidad de contagio centro de las escuelas, “echándole la culpa” al primer contagio, cuando la determinación de abrir las escuelas, en primer lugar, es de las autoridades educativas. Esto se enmarca en la actitud que han tomado empresarios como Ricardo Salinas Pliego, quien lleva varios meses agitando alrededor de iniciar clases presenciales.

De la arbitrariedad y la simulación del “combate al rezago educativo”
Desde su cuenta de Twitter el Secretario de Estado declaró que para las entidades que se encuentran en semáforo amarillo se va a implementar una medida llamada Centros Comunitarios de Aprendizaje (CCA), que se instalarán en las escuelas o espacios abiertos donde las y los estudiantes puedan recibir apoyo socioemocional, así como asesoría técnica y pedagógica.

Esta medida que si bien declaró el secretario va a ser “voluntaria”, las y los docentes sabemos que para su ejecución y aplicación las autoridades educativas locales harán todo lo posible para imponerla, como ya lo venían haciendo con el Aprende en Casa II y el uso de internet del cual carecen casi el 44% de la población en México según el INEGI.

La principal contradicción de esta medida tanto en la propuesta como en su aplicación, no sólo está en el hecho mismo de la pandemia y el peligro que representa al exponer a millones de jóvenes, docentes, madres y padres de familia a contagios, sino que, durante estos casi 10 meses, nada se ha hecho para aumentar la matrícula de docentes y especialistas como psicólogos y médicos para que pudiesen atender a las y los estudiantes que presenten estos problemas.

La gran irresponsabilidad del gobierno es plantear la posibilidad de la vuelta a clases a pesar de que no ha disminuido la curva de contagio, de hecho estamos dentro de una tendencia de rebrote y "segunda ola de contagios" a nivel nacional, además de que las escuelas no cuentan con médicos escolares y personal de enfermería, que pueda dar seguimiento a posibles focos de contagio e inclusive identificar casos de portadores asintomáticos, que según estadísticas y estudios este porcentaje se encuentra entre el 30 y 40% de los infectados de Covid.

Se ha convertido en un rasgo distintivo de esta pandemia el hecho de que las autoridades educativas pongan por delante la imposición del inicio de clases a distancia pese a las condiciones en las que se encuentran las y los estudiantes, madres, padres y docentes, lidiando por un lado, con las exigencias de la vuelta al trabajo impuesta por los gobiernos, bajo las órdenes de las cámaras empresariales; y por otro, con las carencias técnicas y pedagógicas que implica el cambio de modelo de enseñanza-aprendizaje que implica el Aprende en Casa II.

Las y los trabajadores de la educación necesitamos una alternativa

Desde que comenzó la pandemia, tanto la “oposición” como la 4t han demostrado su carácter Pro-empresarial, que se materializa en el terreno educativo a través de la imposición del programa Aprende en Casa II a la llamada “Nueva Normalidad”, esto para que trabajadores, docentes y estudiantes nos mantengamos "ocupados y trabajando" sin que podamos pensar qué alternativa podríamos construir ante esta situación.

Pensamos que esta pandemia ha mostrado que las y los trabajadores, estudiantes y docentes padecemos -con distintas formas- el mismo problema: precarización y degradación cada vez más profunda de nuestras condiciones de vida.
Ante esta situación, cobra una gran importancia que exijamos a las direcciones sindicales oponerse a cualquier tipo de medida que afecte la salud e integridad de docentes, estudiantes, madres y padres de familia, llamando a asambleas por escuela para que juntos decidamos cómo plantar cara ante un eventual regreso a clases presenciales en medio del repunte de contagios.

Opinamos que, también la CNTE, como referente del movimiento democrático y organizado del magisterio, debe romper con la pasividad que hasta ahora ha mostrado frente al gobierno de la 4t y poner en marcha grandes jornadas de movilización en oposición al regreso presencial, articulando un plan de lucha unificado, que llame a los sindicatos auto-proclamados como democráticos articular la fuerza necesaria para llevar a cabo una serie de medidas de rescate a la educación y a la salud pública.

Con una fuerza así se puede imponer la suspensión del ciclo escolar hasta que las clases puedan ser presenciales, sin riesgo de contagios, ofreciendo opciones culturales, educativas y recreativas no obligatorias, así como la reapertura de turnos vespertinos y la construcción de escuelas cuando haya condiciones, como parte de un plan de obras públicas que genere trabajo genuino. Este plan puede ser financiado sobre la base del no pago de la deuda externa, que para este año representa un gasto de más de 549 mil millones de pesos. Estos recursos también podrían servir para garantizar una red de internet gratuito para toda la población y dotación gratuita de computadoras para docentes y estudiantes.

Conoce nuestras redes sociales Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase y Pan y Rosas México






Temas relacionados

Educación   /   Pandemia   /   Esteban Moctezuma Barragán   /   Mundo Obrero México   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO