Juventud

ÉXODO CENTROAMERICANO

Voces de la Agrupación Juvenil Anticapitalista en la Caravana Migrante

Integrantes de la Agrupación Juvenil Anticapitalista cuentan su experiencia con la caravana migrante.

Martes 20 de noviembre de 2018

Durante la estancia de la caravana migrante en Ciudad Deportiva en la Ciudad de México, ceceacheros del plantel sur, integrantes de la Agrupación Juvenil Anticapitalista realizamos acopios dentro de nuestro plantel, juntando ropa, alimentos y medicamentos para posteriormente llevar lo obtenido al estadio Jesús Martínez "Palillo" donde realizamos diversas actividades con migrantes, pudimos oír sus historias, experiencias y también conocer de frente la realidad de la caravana

Como estudiantes sabemos que los migrantes se ven forzados a migrar debido a la violencia, a la pobreza, a la desigualdad, el desempleo y al trabajo precario que hay en sus países, ellos no son criminales ni ladrones, tampoco migran por gusto, ellos solo buscan oportunidades para salir adelante, trabajar y defender su vidas. Esta realidad es culpa del sistema capitalista que mantiene a Centroamérica como una semicolonia de EEUU, donde las vidas nos importan, sino las ganancias que generan las grandes trasnacionales.

Vimos a la gente sonriendo a pesar de todo lo que han vivido y lo que están por vivir, niños y niñas jugando con sus pelotas, jóvenes que nos contaban todas sus experiencias y que fácilmente los consideramos nuestros amigos, niños recién nacidos que simplemente no podían entender que pasaba a su alrededor y veían todo con asombro.

Creemos que es sumamente importante solidarizarse, ya que nuestros compañeros migrantes se enfrentan a problemáticas como el hambre, el clima, la deshidratación y a la cruel realidad de nuestro país, donde se secuestra, se viola, se mata y donde los derechos humanos son inexistentes,no debemos actuar de forma xenofóbica y racista como lo hace Donald Trump y no podemos dejar a nuestros hermanos migrantes solos en una situación tan complicada.

Es por esto que proponemos la solidaridad activa internacional con la caravana migrante, de las mujeres, los trabajadores, migrantes de todo el mundo y trabajadores.

Impresiones de las y los integrantes de la Agrupación

Ximena: “Es impactante ver a tanta gente con un sólo objetivo, llegar a la frontera. Los niños son observadores, se agotan, pero basta con un poco de descanso y vuelven a tener energía, no saben por lo que están pasando, son la inocencia a más no poder, veo a una niña y otra más jugando, le gusta mi arete largo de pluma y se la obsequio.

Los papás se ven desesperados, no saben qué hacer, y lo único que esperan es que los niños tengan una mejor vida, una oportunidad. Se las ha quitado el gobierno, el crimen, coludidos, juntos. Hay tanta gente que no lo ha visto, no lo ha vivido y le importa poco por lo que están pasando. Son niños, son madres, son mujeres, son jóvenes que quieren cambiar la realidad en la que viven, es válido, es un derecho y todos deberíamos apoyar a ese cambio.

La gente que está en esa Caravana sabe que no está bien el mundo en el que vivimos, no es justificable que haya gente en extrema pobreza, que la educación sea una miseria. México no está exenta de la dictadura capitalista, miles de mexicanos cruzamos a diario la frontera hacia aquellos países del primer mundo, que nos explotan, a toda Latinoamérica.

Es momento de levantarnos y apoyarnos, somos hermanos, somos latinoamericanos, contra la xenofobia y el racismo. ¡Porque somos hermanos de todos los pueblos y enemigos de todos los gobiernos!”.

Saúl: Estar con personas de la caravana jóvenes, adultos y niños durante un breve período de tiempo, cambió en gran medida toda mi perspectiva sobre el panorama del mundo, pues dejas a un lado las noticias y el amarillismo y lo que se escucha por ahí, para estrellarte de frente con la realidad, una realidad cruel, monstruosa y terrible donde un niño escribía en uno de los crafts que realizamos "Todos los delincuentes matan a las personas y todas las personas huyen de miedo" respondiendo a la pregunta ¿Por qué migraste?

Es una realidad que recuerda que la precarización de este sistema siempre se cobra con los que menos lo merecen, y aún así, en medio de todo eso, podía encontrar sonrisas como la de Sky o Den que me regresaban a un ambiente agradable. Son personas que, a pesar de estar cara a cara con un país que cada día se torna más clasista, racista y xenófobo, son capaces de brindarte una sonrisa, o en un simple ’Hola’ te hacen sentir bienvenido, a pesar que ellos son los que viajan. Los he visto mostrar más fuerza y humanidad que muchas personas que conozco, en esos días pude comprender con más fuerza lo vital que es pelear y organizarse por cambiar la realidad entera porque es tan fundamental acabar con este sistema de miseria y dolor.

Mis hermanos de la caravana me abrieron un hueco enorme en mi corazón y me mostraron que a pesar de todo lo que están viviendo son capaces de sonreír y darle cara a la vida con muchísima fuerza, en este mundo siempre existirá el odio, el dolor, la oscuridad, pero mientras personas como Denilson o Escarleth sigan sonriendo y mientras exista gente que se organiza y lucha, nada podrá evitar que la victoria sea nuestra.

En mí yace el sentimiento y la convicción por cambiar este mundo junto con todos mis hermanos, gracias a ellos quiero seguir adelante y no pienso detenerme nunca, que nuestras voces sigan gritando hasta que cambie; ¡Nadie en este mundo es ilegal!"

Abril: "Es simple, uno escucha tantos comentarios y noticias negativas que no sabe qué creer. Pero la experiencia termina con cualquier rumor.

Lo que me dejó mi convivencia con las personas migrantes fue una lección, existe un lazo que va más allá de territorios, más allá de prejuicios y sistemas, existe humanidad.

Un niño me regalo un dulce, y sí, un niño sin casa, un niño que dejó todo, él me dio un dulce, encontré más humanidad en un niño migrante que en un sistema adinerado y una población que ’aboga’ en contra de la xenofobia”.

Emilio: "Estar en la caravana migrante fue algo brutal pero maravilloso, el cansancio era físico, pero también emocional, debido a las historias que los migrantes te cuentan, sus historias. También ves a los niños llenos de vida, todavía no entienden porqué dejaron su casa. Todos tienen esperanza de una vida mejor, se van de sus hogares porque tienen miedo de morir si se quedan. También hay padres y madres devastados porque les asesinaron a sus hijos.

Todo eso es cansado emocionalmente, pero mientras más los conoces se fortalece el ímpetu de cambiar su realidad, eso te llena el alma por más cansado que estés, es un sentimiento que te mueve y te plantea que el camino que recorren los migrantes sea más amable y humano. Los escucho y quiero que cumplan sus sueños y tengan una vida digna, la que todos deberíamos tener, la que nos prometió este sistema, pero la realidad es otra, es así cuando entiendes que la vida no es justa porque el sistema capitalista jode y acaba todo.

Los migrantes están haciendo este trayecto, dejaron su vida atrás, con la promesa de conseguir una vida mejor, aunque en el fondo saben que en la tierra prometida el panorama será duro. Saben que realizarán los trabajos que nadie quiere hacer por una paga miserable y que sus vidas estarán rodeados de xenofobia y discriminación, aun así, su vida en EE.UU. será mejor que en su propio país de origen. Por eso urge cambiar el mundo."

Somos esa juventud a la cual le prometieron que el capitalismo funcionaba y si le echamos ganas podemos todo y tendremos dinero. Nuestra juventud creció en la crisis económica del capital, hemos conocido la violencia y la barbarie del capitalismo, es por eso que queremos cambiar el mundo de forma urgente, porque la realidad se nos hace insoportable.

Gritamos bien fuerte:

¡Abajo los muros y las fronteras!

¡Ningún ser humano es ilegal!
¡Libre tránsito y plenos derechos para los migrantes!






Temas relacionados

Caravana migrante   /   Migración   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO