Juventud

Universidades del Bienestar: ¿fallas administrativas o más ataques a la educación?

Las Universidades para el Bienestar Benito Juárez García (UBBJG), comenzó siendo un proyecto que despertó las esperanzas de miles de jóvenes en búsqueda de una oportunidad para ingresar al nivel Superior, pero al transcurso del tiempo, se evidenciaron las irregularidades administrativas con las que estas operaban.

Jueves 8 de octubre | 15:58

Un claro ejemplo fue en la Sede Cuauhtémoc, también conocida como Escuela de Derecho Ponciano Arriaga (EDPA), en la cual aconteció un paro estudiantil por la incompetencia administrativa, la precaria situación de estudio y de trabajo de los profesores, despidos injustificados, la incertidumbre respecto a la titulación y el poco interés de las autoridades para darle resolución a las demandas.

Te puede interesar: ¿Por qué está en paro la EDPA? Conoce su pliego de demandas

Después de más de dos meses del levantamiento de este paro, votado de manera masiva y democrática, y la entrega del inmueble que estaba bajo el resguardo de los alumnos, las autoridades no nos han dado respuesta alguna a las demandas que durante el paro no fueron resueltas bajo la excusa de que se requerían las instalaciones para hacerlo. Diversos estudiantes hemos comenzado a ejercer presión para la solución de nuestras dudas, pues ni tan siquiera sabemos cuándo volveremos a clases, pero las respuestas que han recibido no son claras.

Tras una larga espera, por medio de correros electrónicos, se nos hizo saber que debíamos mandar cierta información como respuesta a este correo, para saber si era de nuestro interés seguir en la universidad. Semanas después, por este mismo medio de comunicación, llega un nuevo mensaje el cual decía que el alumnado debía presentarse a la Sede Cuauhtémoc en diversos horarios y debían presentarse con copias fotostáticas del acta de nacimiento, CURP, identificación oficial y certificado de estudios o constancia de estudios, según las autoridades, este último es para certificar si realmente habíamos sido alumnos en esta universidad.

Fernanda, una estudiante de la EDPA, nos cuenta que: “El día de ayer al acudir a la cita por parte de la sede Cuauhtémoc de las UBBJ nos pudimos dar cuenta de que la situación de la universidad aún no está del todo aclarecida, ya que no a todos los estudiantes les llegó el último correo, solicitando copia de los documentos oficiales de cada ciudadano.”

Esto es sumamente incoherente, ya que la administración debe tener tanto física como digital un expediente de su alumnado, una prueba más de la irregularidad con las que operan estas Universidades, que por un lado violan nuevamente nuestro derecho a la educación, pues abre la posibilidad de que estudiantes queden fuera del proceso de reinscripción; y por otro lado permite que hayan represalias políticas contra quienes participamos del paro y las asambleas ya que con la excusa de “fallas administrativas”, las autoridades pueden negarnos el derecho a regresar a clases.

Te puede interesar: Avanzan ataques a estudiantes de la EDPA orquestados por Raquel Sosa

Como muchos y muchas otras estudiantes, Fernanda asistió a la escuela para recibir información, donde “el nuevo coordinador pide el INE o copia de esta para validar en una lista los nombres y ver si en esa lista si se encuentran 6 sino, tienen que mandar un correo con los documentos escaneados y esperar la respuesta del mismo correo, si te encontraban puedes pasar al segundo filtro donde te proporcionan un formato, en el cual debes proporcionar nombre, ciclo en el que te quedaste, si tenías beca o no, etc. Después entras y te indican el orden de los documentos, pasas con una de las personas de dirección o más bien administración y te mencionan si tienes algún otro documentos que avale que has estudiado ahí.

En mi caso no lo llevaba porque eso no lo indicaron en el correo y pues te hacen escribir en el formato “ sin evidencias“ y comentan que probablemente hagan un examen de conocimientos generales a los que no llevamos alguna evidencia.”

Es evidente que, en las UBBJG, no priorizan la educación de los jóvenes como el gobierno garantiza, a pesar de que ya se abrió el proceso de inscripción y reinscripción, las autoridades no dan una respuesta clara de cuándo será el regreso a clases, de igual manera es importante resaltar que no se sabe qué es lo que pasará con los docentes que ya impartían clases en la UBBJG Sede Cuauhtémoc, pues hoy en día ellos tampoco saben qué pasará con su trabajo. Así, la administración a cargo de Raquel Sosa, que forma también parte del gobierno, continúan violando los derechos laborales de nuestros profesores.

Te puede interesar: ¿Qué pasa con las Universidades del Bienestar?

Por esto es importante que los estudiantes de la UBBJG Sede Cuauhtémoc y el resto de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez García se organicen en conjunto para luchar por un proyecto de universidades que esté al servicio de los estudiantes, trabajadores y profesores, en donde se garantice la educación y no se prolongue la precarización de sus docentes. Nuestras universidades deben ser conducidas por nosotros y nosotras, quienes realmente le damos vida a las instituciones, para que democráticamente y de manera independiente a las autoridades, el gobierno y los partidos del régimen, definamos el destino de nuestra educación y la pongamos al servicio de las grandes mayorías.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO