Mundo Obrero

DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES

Un 1° de Mayo con las banderas rojas y el grito de Baltimore

En el acto del Frente de Izquierda y el sindicalismo combativo, miles de trabajadoras, trabajadores, jóvenes y militantes colmaron ayer la Plaza de Mayo. La crónica y los principales discursos de la jornada.

Lucho Aguilar

@lukoaguilar

Sábado 2 de mayo de 2015

¿Cuántos motivos había para movilizarse por las causas de la clase obrera y los pueblos del mundo? Los miles de trabajadores, estudiantes y militantes de izquierda que marcharon a Plaza de Mayo en el Día Internacional de los Trabajadores estaban convencidos que muchos. Es que esta misma semana se conmovieron con el levantamiento de los jóvenes afroamericanos que en EEUU enfrentan la violencia policial y el racismo. Se estremecieron con el esclavismo del Siglo XXI, que explota hasta la muerte a los trabajadores textiles inmigrantes y sus familias. Se solidarizaron con los piquetes y las guardias obreras de los gráficos de WorldColor que vuelven a levantar la bandera de “Familias en la calle nunca más”. Se movilizaron con los metalúrgicos que rechazan las suspensiones de los pulpos del acero, con las maestras que cortan rutas y llenan de guardapolvos el centro por sus salarios. Se organizaron juntos a los jóvenes metalúrgicos que en Rosario pelean (todavía) por las 8 horas o contra la burocracia sindical como en Liliana. Se sumaron a las peleas del Frente de Izquierda, contra los grandes aparatos de los partidos patronales en las elecciones de la Capital y varias provincias.

¿Cómo no iban a salir a las calles este 1° de Mayo, en la Plaza de Mayo y en otros lugares del país? ¿Cómo no iban a homenajear a los mártires de ayer pero también a enunciar los desafíos de la izquierda y los luchadores de hoy?

El sindicalismo peronista hace rato que “festeja el Día del Trabajo” en coquetos quinchos, lejos de sus representados. O ponen el aparato para lanzar los candidatos de los empresarios, como hicieron los “sindicalistas de los 200 mil pesos” con Sergio Massa. Por eso el acto que hizo ayer el Frente de Izquierda y el sindicalismo combativo cobraba importancia política: se convirtió en una tribuna para levantar las banderas de la clase obrera internacional y de todos los oprimidos, y para fortalecer una alternativa política contra los candidatos del ajuste.

Así, desde las 15 horas, la Plaza de fue llenando con columnas que llegaban por las diagonales y la Avenida de Mayo. Las banderas de las corrientes de izquierda se mezclaban con las de agrupaciones clasistas de decenas de gremios. El Partido Obrero y el Partido de Trabajadores Socialistas aportaban las columnas más numerosas. Esta última se destacaba por los contingentes obreros de distintos gremios: trabajadores de las grandes fábricas de la alimentación de la Zona Norte (Kraft, Pepsico, Mondelez), que llegaron junto a los obreros de Lear y otras autopartistas, de MadyGraf, Fate, Siderca y otras fábricas del corredor de la Panamericana. También trabajadores petroleros, aeronáuticos, ferroviarios del FFCC Roca y de importantes fábricas de la Zona Sur (Coca, Calsa, Cresta Roja); de fábricas jaboneras, de la alimentación y metalúrgicas de la Zona Oeste; de importantes gremios de la Ciudad de Buenos Aires: subte, aeronáuticos, hospitales, telefónicos, bancarios, estatales, gráficos y alimentación; mención aparte merecen las docentes que desde Tigre a Ensenada, están protagonizando conflictos contra el gobierno de Scioli.

También hay que destacar la participación de los ferroviarios del FFCC Sarmiento, los trabajadores de la construcción del SITRAIC, y trabajadores del neumático, gráficos y estatales.

A medida que se acercaba el inicio del acto, se fueron ocupando todas las sillas, los pasillos y el césped. Cuando se alzó la voz desde el escenario, la Plaza estaba colmada.

Las palabras de los dirigentes obreros

La convocatoria al acto denunciaba la tregua de las cúpulas sindicales tras el 31 de marzo, planteaba el apoyo a todas las luchas y la exigencia de un paro activo de 36 horas para continuar la pelea por todos los reclamos obreros.

Los cantos en apoyo a los candidatos del Frente de Izquierda y las luchas en curso atemperaron un clima que no ayudaba. Ese mal tiempo no había alejado a los participantes, pero obligó a concentrar los discursos que estaban previstos. Entre ellos, el de un delegado de MadyGraf, la gráfica bajo gestión obrera, y un referente de Fate. Se leyó el saludo de Carlos “Perro” Santillán, quien no pudo estar en la Plaza pero desde Jujuy saludó el acto señalando que “que la lucha es el único camino para derrotar a los que han traicionando a los trabajadores, y ahora apoyan distintas variantes de los partidos tradicionales. Por todo eso hemos definido apoyar al Frente de Izquierda y fortalecer la lucha de todos los trabajadores”.

El primer discurso correspondió entonces a Raúl Godoy, dirigente del PTS y obrero de la emblemática fábrica recuperada Zanon. Godoy arrancó con un emotivo homenaje a los jóvenes que luchan en las calles de Baltimore: “desde esta Plaza les rendimos un homenaje a nuestros hermanos afroamericanos, que en el corazón del imperialismo yanqui están enfrentando a la policía asesina y racista. Y saludamos también a los trabajadores portuarios de Aukcland, en Estados Unidos también, que han lanzado un paro en apoyo a los manifestantes”. Godoy recorrió las principales luchas que se vienen dando en estas semanas: el paro nacional en Argentina, los mecánicos y los docentes en Brasil, los jornaleros en México. “Todas ellas tienen un gran aliado en estas luchas del pueblo y la clase obrera de EEUU, y en la clase trabajadora de Europa. Porque la clase obrera es una y sin fronteras”.

Esas palabras del diputado obrero se transformaron en un mismo grito de toda la Plaza. La Juventud del PTS decidió que era el momento para desplegar una gran bandera con aquella consigna que muchos están usando en EEUU y en las redes sociales: #BlackLivesMatter (La vida de los negros vale).

Godoy contó que el Frente de Izquierda había conquistado dos bancas en las elecciones el último domingo en Neuquén. “Nuestras bancas se han duplicado porque han sido un ejemplo de lucha, no solo en el parlamento sino también en las calles. Estamos dando una pelea importante para ganar la conciencia política de los trabajadores y trabajadoras, y pelea por construir una verdadera alternativa revolucionaria, un partido que se proponga la toma del poder y acabar con la explotación capitalista en nuestro país y en el mundo”.

Romina del Pla, secretaria general del SUTEBA La Matanza, fue quien tomó luego la palabra. Del Pla señaló que “ayer hicimos un gran paro de la docencia bonaerense, en La Matanza, en La Plata, Ensenada, Escobar, por supuesto en Tigre que inició esta lucha, que enfrentamos a los Scioli, pero también a los Massa y los Macri que tienen la misma política de ajuste”. La referente del PO agregó que “para los clasistas, los que queremos expulsar de nuestros sindicatos a la burocracia, no hay mejor evidencia de ese proceso, de esa fortaleza, que el crecimiento del Frente de Izquierda que se ha verificado en las elecciones”.

Fue el turno entonces de Rubén “Pollo” Sobrero, secretario general de la Unión Ferroviaria (Seccional Haedo). Sobrero criticó a la “burocracia sindical que nuevamente frenó la continuidad del paro de 36 horas”. El dirigente de Izquierda Socialista pidió un paro de 36 horas, por todos los reclamos obreros, “pero también para acompañar a los docentes de Tigre que están dando un ejemplo de lucha”. Sobrero dijo que “los que estamos acá, los que nos vemos todos los días en la calle, tenemos que impulsar de verdad la unidad”.

Carolina López Monja, referente de Pueblo en Marcha, y Norberto Senior de la Corriente Rompiendo Cadenas, plantearon las propuestas de sus agrupaciones para el Frente de Izquierda y los luchadores presentes en la Plaza.

Los desafíos del Frente de Izquierda

El acto siguió con el discurso de referentes políticos del Frente de Izquierda.

Juan Carlos Giordano, de Izquierda Socialista, criticó duramente al kirchnerismo, “que ha consolidado un modelo de pobreza, con doce millones que viven con $5.500, con el 80% de los jubilados que cobran la mínima, con 8 millones de planes sociales también de indigencia, con el 40% del trabajo en negro”. Desde ahí planteó que “la consigna para salir es “Scioli, Massa y Macri son lo mismo”. Todos gobiernan y van a gobernar para los grandes empresarios. Y los únicos que tienen un programa alternativo somos los del Frente de Izquierda”.

Myriam Bregman, dirigente del PTS y candidata a Jefa de Gobierno por el Frente de Izquierda, no subió sola al escenario. La acompañó una “guardia obrera” de lujo. Eran los Indomables de Lear y los obreros sin patrón de MadyGraf. Fue quizás el momento más significativo del acto. Entonces comenzó saludando a las delegaciones de distintos países de América Latina y Europa que estaban participando en una conferencia internacional junto al PTS. Luego destacó la presencia en el acto de importantes delegaciones de mujeres trabajadoras, de los SUTEBA combativos, y de importantes fábricas como Kraft, Pepsico y Madygraf.

“Quiero levantar la voz del sector doblemente explotado, sometidas no solamente a la explotación laboral sino también a la opresión de género. ¡Viva la lucha de la mujer trabajadora!”. El aplauso llegó desde todos los rincones de la Plaza.

Myriam recordó que también se cumplían 40 años de la derrota de Estados Unidos en Vietnam. “Hoy cuando la población afroamericana se levanta contra la brutalidad y el racismo policial en Baltimore, digamos bien fuerte: ¡Abajo el imperialismo!”. Pero ante la situación de crisis del capitalismo, señaló que para “no es con variantes reformistas, al estilo de Syriza y de Podemos, como vamos a derrotar la ofensiva del capital”. También criticó “al populismo latinoamericano, incluyendo a todo el bloque bolivariano”: “gobiernos que tuvieron un discurso antiimperialista, pero fueron incapaces de sacar a nuestros países de la dependencia y el atraso y de integrar política y económicamente a nuestro continente. Por eso, levantamos bien alto las banderas de la lucha antiimperialista y la pelea por gobiernos de trabajadores y la Federación de Repúblicas Socialistas de América Latina”.

La dirigente del PTS, y candidata a Jefa de Gobierno por el Frente de Izquierda, denunció el “giro a la derecha de todo el sistema político. Por eso, lo importante de haber constituido el Frente de Izquierda no es solo que logramos sacar votos o conseguir diputados, sino que nos permite dar batalla en el terreno electoral desde una unidad construida con un programa anticapitalista, antiimperialista y por un gobierno de trabajadores, sosteniendo el camino de la independencia de clase”.

Jorge Altamira, dirigente del Partido Obrero, fue el encargado de cerrar el acto.

Altamira destacó el valor del Frente de Izquierda: “hemos construido una alternativa política de características estratégicas frente a un gobierno que reclama la tradición del peronismo. Hemos ido contra el mito de que el peronismo representa históricamente a la clase trabajadora”.

También destacó la importancia de esta jornada del 1° de Mayo: “hoy también es un día de duelo porque en los talleres esclavistas de la Capital han muerto dos niños de nuestra clase. Hoy es un día internacionalista, que subraya la unidad de la clase obrera de todo el mundo con independencia de religiones, razas y fronteras”.

El dirigente del PO se refirió además a la necesidad de plantear “una agenda de los trabajadores”. “Porque hemos sacado 1.300.000 votos y porque en estas últimas elecciones nos hemos consolidado después de librar batallas durísimas, legislativas y callejeras, contra los gobiernos provinciales y contra el gobierno nacional.

Entonces tenemos una responsabilidad de ver cómo hacemos para imponer una agenda de los trabajadores”.

Finalmente reiteró su decisión de ser pre-candidato presidencial por el Frente de Izquierda y señaló que “no les vamos a dejar a Macri, a Massa y a Scioli el monopolio de la campaña presidencial”. El otro pre-candidato presidencial del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño (PTS), envió un saludo al acto ya que este fin de semana enfrenta la elección a intendente por la capital de Mendoza.

El acto finalizó a las 18:30 horas. En ese momento, subieron al palco nuevamente los oradores, a los que se sumaron los diputados Christian Castillo (PTS-FIT), Marcelo Ramal (PO-FIT) y otros referentes del Frente de Izquierda. Junto con la multitud que había presenciado los discursos, entonaron juntos el himno internacional de los trabajadores, La Internacional. “Arriba los pobres del mundo, de pie los esclavos sin pan”: arrancaban así las últimas palabras de la tarde, entonadas por todos, cuando ya comenzaban a caer unas gotas en la Plaza de Mayo.

Mirá todos los discursos del acto en Plaza de Mayo






Temas relacionados

1º de Mayo   /   FIT   /   Mundo Obrero   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO