Mundo Obrero México

HUELGA DEL SITUAM

"UAM abierta ya": el castillo de cristal de las autoridades

En muchos medios apareció como una marcha de estudiantes y académicos exigiendo la apertura de la UAM, a pesar de esto, el grueso de la marcha fue por parte del personal de confianza coercionado con perder su trabajo, además de un grupo importante de ex porros de la Prepa 9 de la UNAM.

Alex Osorio

México

Viernes 26 de abril | 18:23

La manifestación convocada presuntamente por profesores y estudiantes, resultó que fue nutrida por miembros del sindicato blanco del SPAUAM, y personal de confianza acompañados por sus familias además de trabajadores precarizados quienes fueron amenazados por investigadores con perder el trabajo si no asistían a la marcha.

Además de comisionados, jefes y supervisores, hubo una minoría estudiantil donde destacó la presencia de ex miembros del grupo porríl de la Escuela Nacional Preparatoria No. 9 Pedro de Alba.

Resulta que para el mismo jueves había agendada una mesa de negociación, la cuál fue cancelada por las autoridades para que el rector Eduardo Abel Peñalosa Castro y el secretario general José Antonio de los Reyes Heredia “sorpresivamente” aparecieron al final de la marcha y tomaron la palabra en el mitin.

La aparición del rector de manera pública por primera vez en 85 días de huelga desató el debate entre la comunidad estudiantil, incluso teniendo el deslinde de estudiantes que de manera honesta asistieron a la marcha preocupados por la extensión del conflicto.

Lamentablemente fueron parte de la política de las autoridades no para hacer de la UAM una universidad más democrática e incluyente, no para solucionar el conflicto, sino para perpetuar sus privilegios y satanizar a las familias trabajadoras que luchan no por privilegios ocultos sino por el derecho a llegar a fin de mes.

Tras la marcha, las autoridades están contentas: han construido un castillo en el que se sienten seguros para enfrentar a los trabajadores en huelga, el problema que Peñalosa y Reyes Heredia no ven es que el castillo tiene paredes de cristal.

La fuerza que ayer lograron concentrar esta soldada con palillos: la represión, la amenaza, la coerción de una gran mayoría de trabajadores de confianza y precarios y su pequeño séquito de jefes supervisores y académicos impulsores del SPAUAM quisieron utilizar la preocupación de miles de estudiantes en torno al conflicto para intentar poner en pie su castillo de cristal.

Esta nueva jugada en el tablero de la huelga, debe ser respondida de manera categórica por los trabajadores y académicos en huelga.

Rompamos el castillo de cristal

Las autoridades utilizan el miedo para tener como aliados a los trabajadores precarios y de confianza, usan el desconcierto de la comunidad estudiantil y ambos campos muestran vacíos de la política del sindicato para con estos sectores.

Es clave que el sindicato tome en sus manos el problema de la precarización laboral que aqueja a las universidades y se expone en la negativa de apertura de plazas para el sindicato y la contratación de trabajadores que cumplen funciones de base pero que se encuentran precarizados.

Mismos que fueron amenazados para asistir a la marcha, la política correcta sería exigir su basificación y sindicalización, así como una campaña activa para con los estudiantes, haciendo ver la enorme antidemocracia que existe, los desvíos millonarios por parte de las autoridades que impactan en las condiciones de estudio y la elitización de la educación que excluye a 8 de cada 10 aspirantes a la UAM.

Esto le quitaría los cimientos al castillo, pero el problema es superior. Como se vio en la mesa de negociación, las autoridades no sólo no están dispuestas a ceder las demandas salariales del 20% y las violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo, sino que quieren que el sindicato sea derrotado y encima quedarse con el 50% de los salarios caídos como aleccionamiento a los trabajadores que luchan, en el tenor en el que están las políticas de continuidad de ataques a los trabajadores con la aprobación de la reforma laboral, la reforma educativa, el T MEC y los megaproyectos.

Es por eso que a la par de fortalecer los lazos de unidad con trabajadores precarios, estudiantes y masificar la huelga desde la base, es clave hacer un llamado a las centrales sindicales que se reclaman democráticas (UNT, NCT y los mineros) a un paro en solidaridad con la huelga el SITUAM, única manera de conseguir las demandas del sindicato.

A la par de llamar a figuras públicas y organizaciones políticas sociales y de derechos humanos a pronunciarse a favor de los trabajadores, esta huelga no está sola, tiene el apoyo de decenas de organizaciones nacionales e internacionales.






Temas relacionados

Huelga del SITUAM   /   SITUAM   /   Mundo Obrero México   /   Universidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO