Política Internacional

PERSECUSIÓN A INMIGRANTES

Trump se prepara para relanzar la separación de familias migrantes

Funcionarios de la Casa Blanca aseguran que “Tolerancia Cero” dio buenos resultados, mientras que Amnistía Internacional denuncia que son más de ocho mil familias las separadas por el gobierno de Trump.

Raúl Dosta

@raul_dosta

Viernes 12 de octubre de 2018 | 20:24

El periódico The Washington Post publicó que, de acuerdo con funcionarios de la administración Trump consultados por este medio, en la Casa blanca se está cocinando un nuevo plan al estilo del Tolerancia Cero lanzado en abril y que separó a miles de familias migrantes que llegaron hasta la frontera estadounidense para solicitar asilo.

Quienes impulsan el relanzamiento de esta medida aseguran que, aunque fue muy polémica, dicha política frenó los cruces de inmigrantes mientras estuvo en operación. Incluso se quejan de que en el mes de agosto pasado la cifra de familias migrantes arrestadas por cruzar ilegalmente la frontera creció en un 38%.

El gobierno estadounidense admite haber separado de sus padres y recluido en campos de concentración a 2,500 menores de edad. Sin embargo, Amnistía Internacional desmintió tal cifra, denunciando que logró obtener la cifra correcta de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza:

Entre el 19 de abril y el 15 de agosto, el programa Tolerancia Cero separó a 6, 022 familias, cantidad a la que hay que sumar las casi dos mil separadas en el 2017.

A estas ocho mil, faltan agregar las separadas en el primer trimestre de este año, dato aún no disponible.

Nueva ofensiva “con más tacto”

El nuevo plan pretende minimizar el escándalo social ocasionado en ambos lado de la frontera, que llevaron a suspender Tolerancia cero. Lo quieren ahora es disfrazar que los padres de familia arrestados tienen la posibilidad de “decidir” qué hacer con sus hijos.

Le llaman “opción binaria” porque tendrían que escoger entre permanecer en los centro de detención (carcelaria) con sus hijos durante el tiempo que dure el juicio para decidir si reciben o no el asilo -lo cual puede durar meses o años-, o aceptar que el gobierno se encargue de ellos; ya sea enviándoles a los campos de concentración que ya conocemos o a los guardianes (familias seleccionadas que pueden solicitar su custodia). Política que nos recuerda a la dictadura argentina que entregaba a los bebés de las prisioneras a familiares de militares y gentes afines al gobierno militar.

Hacinación carcelaria o separación “voluntaria” de la familia, esa es la medida disuasiva que los opresores imperialistas imponen a los migrantes, quienes huyen de las condiciones de miseria y violencia que los gobiernos afines y obedientes a las transnacionales estadounidenses imponen a sus pueblos.

Los trabajadores estadounidenses y los migrantes legalizados, quienes se movilizaron hasta lograr la anulación de Tolerancia Cero saldrán a defender una vez a la mano de obra migrante del sur del río Bravo. Una vez más hay que parar al xenófobo de Trump, sus funcionarios y la migra en unión de los que luchan por defender sus salarios y contratos colectivos, como los maestros, junto a los negros que enfrentan la reaccionaria discriminación racial. Desde el lado sur de la frontera también uniremos fuerzas exigiendo la abolición de las fronteras para la mano de obra de todas las nacionalidades.






Temas relacionados

Persecución a inmigrantes en EE. UU.   /   Política Internacional   /   Donald Trump   /   Inmigrantes   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO