Cultura

CINE Y PANDEMIA

Tres películas sobre capitalismo y salud

Es un momento oportuno para buscar algunas películas que nos aporten ideas para pensar lo que está pasando.

Violeta Bruck

@Violeta_Bk

Lunes 6 de abril | 12:35

Tres películas sobre capitalismo y salud - YouTube

Con las salas cerradas en todo el mundo y las medidas de aislamiento, crecen los consumos de cine online y las recomendaciones de contenidos.
Es un momento oportuno para buscar algunas películas que nos aporten ideas para pensar lo que está pasando.
Temáticas relacionadas con las políticas de destrucción de la salud, los negocios de grandes laboratorios farmacéuticos, el mercado de las aseguradoras médicas, fueron abordadas en distintas oportunidades.

John Q
Es una película que a través de una historia personal retrata de una forma cruda la realidad de Estados Unidos, en donde no existe un sistema de salud público y el accionar de las aseguradoras médicas se rige por las reglas de mercado, así las enfermedades se curan en función de la capacidad de pago de los pacientes.
El protagonista interpretado por Denzel Washington, es un hombre común que trabaja en una fábrica y se ocupa de su familia. Cuando su hijo cae gravemente enfermo y es preciso someterlo urgentemente a un trasplante de corazón, resulta que su seguro médico no cubre la operación.
John Q decide hacer todo lo que esté a su alcance por salvar la vida de su hijo y empieza una carrera contra el tiempo que lo llevará hasta la toma con rehenes de la clínica. Un hombre solo que se enfrenta a todo un sistema y se gana así el apoyo popular.
Dirigida por Nick Cassavetes y estrenada en 2002, la película muestra una realidad de lamentable vigencia en estos días donde la pandemia avanza en los Estados Unidos. El país más rico del mundo rescata a sus empresas y abandona los sectores populares.

El jardinero fiel
Esta película se mete con los grandes negociados de los laboratorios farmacéuticos, con la complicidad de los gobiernos imperialistas, en este caso Gran Bretaña, para realizar experimentos en sus colonias. Está basada en la novela de John le Carré que a su vez se basa en hechos reales, ensayos ilegales llevados a cabo en niños nigerianos por empresas farmacéuticas en 1996.
Justin Quayle es un diplomático británico destinado en Kenia. Su esposa Tessa, una periodista interpretada por Rachel Weisz, es asesinada junto a un médico activista en derechos humanos mientras investigan y preparan una denuncia a un gran laboratorio farmacéutico. La compañía “Tres abejas” realiza ensayos en África que llevan a la muerte a muchas personas. La prensa y el gobierno buscan presentar el caso como un crimen pasional, pero Justin comenzará a investigar y reconstruir los hilos de la denuncia pendiente. En el camino será puesta en evidencia la complicidad político – empresarial.
Dirigida por Fernando Meirelles y estrenada en 2005, la película desnuda los verdaderos intereses de quienes ante desastres o pandemias apuestan a los negocios y lucrar con la salud.

Yo, Daniel Blake
La película relata todas las trabas burocráticas del estado para ayudar a trabajadores enfermos o con accidentes laborales, en este caso en Gran Bretaña.
Daniel Blake, es un carpintero que a los 59 años se le presentan problemas cardíacos y se ve obligado a recurrir a la asistencia social. Sin embargo, a pesar de que el médico le prohíbe trabajar, la administración le obliga a buscar un empleo para no ser sancionado. En la oficina estatal, Daniel se cruza con Katie, una madre soltera con dos hijos. Juntos, atascados en la maraña administrativa y el desprecio del gobierno, intentarán ayudarse mutuamente.
Dirigida por el gran cineasta Ken Loach y estrenada en 2016, la película desnuda el desprecio con que los estados capitalistas tratan a los trabajadores enfermos y adultos mayores.






Temas relacionados

Arte y Cultura   /   cine   /   Pandemia   /   Cine   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO